Sociedad 10/06/2021

¿Es más sana la comida ecológica?

La alimentación ecológica también puede evitar la exposición a sustancias derivadas del petróleo

3 min
Un tractor labrando un campo

BarcelonaMucha gente se ha preguntado alguna vez si la comida ecológica es más sana y si es mejor para el medio ambiente. En la mesa redonda "Alimentación ecológica", celebrada esta tarde en la Bienal Ciudad y Ciencia y enmarcada en la capitalidad de la alimentación sostenible 2021 que acoge Barcelona, se ha tratado de darles respuesta.

"Hasta ahora se ha hecho un gran trabajo de divulgación sobre qué alimentos son sanos, es decir, cuáles tenemos que comer, y ahora hay que incidir en cómo tienen que ser estos alimentos", explica Lola Raigon, catedrática de química agrícola en la Universitat Politècnica de València. Ella lo tiene claro: tienen que ser ecológicos. Según Raigon, "la producción ecológica mejora la salud del medio ambiente, de los consumidores y de los productores". "Los alimentos proteicos de origen animal tienen más densidad de proteína y menos grasa, porque los animales se alimentan de una manera más saludable y hacen más ejercicio", asegura. En cuanto a los alimentos vegetales, "los cereales y las legumbres tienen concentraciones más altas de proteína, y las verduras, más concentración de vitamina C, minerales y sustancias antioxidantes", dice. A pesar de esto, hay otros científicos que no tienen claro que los alimentos ecológicos sean más nutritivos que los convencionales.

Nicolás Olea, médico y catedrático de radiología y medicina física de la Universidad de Granada, también es contundente: "Todos los niños de España orinan monómeros del plástico cada día". Según Olea, "estamos expuestos a productos que podemos evitar". A su entender, como ahora los derivados del petróleo se utilizan casi en todas partes (fertilizantes, materiales textiles, cosméticos, combustibles...), la exposición a estos productos es mucho mayor hoy que hace unas décadas. El problema es que todavía no se sabe qué efectos pueden tener a largo plazo estas exposiciones en la salud de los niños. Olea pone el ejemplo de dos sustancias que se han prohibido hace poco: el clorpirifos, un insecticida que actúa sobre el sistema nervioso de los insectos y que en España se prohibió en 2020, y el bisfenol A, que se usa para hacer recipientes de plástico como botellas de agua y biberones y que se prohibió en 2019. Para reducir la exposición a estas y otras sustancias, Olea piensa que "la alimentación ecológica es una buena solución". Pero no basta con eso: "Tenemos que reducir el consumo, reutilizar más y pedir a los políticos que apliquen más el conocimiento científico a la regulación", reclama.

Invitado como ciudadano no consumidor de alimentos ecológicos, el geólogo Guillermo Tamburini confiesa que se cuestiona el modelo de consumo actual y que comparte el discurso del consumo ecológico, pero que no lo lleva a la práctica. ¿Por qué? "Es difícil cambiar de hábitos: consumimos productos de supermercado igual que compramos la ropa en ciertas tiendas y usamos teléfonos móviles", explica. "Y todos estos productos forman parte de un modelo que degrada el medio ambiente", añade. Tamburini considera que hay dificultades para dar el paso hacia los productos ecológicos: "No son tan accesibles y son más caros". Además, también argumenta que "es engañoso pensar que con un cambio de conducta individual cambiaremos el sistema de producción de alimentos u otros productos, como también lo es pensar que podemos cambiar completamente de conducta dentro del sistema". "Hace falta un cambio social", reivindica.

¿Qué tipo de cambio? Laura Sánchez, técnica dietista y consumidora habitual de productos ecológicos, explica que una manera de impulsar este cambio es "entrar en grupos de consumo que compran directamente a productores ecológicos locales que venden productos de temporada". De este modo, dice, "no se utilizan envases, los productos se transportan poca distancia, no se cosechan verdes ni se almacenan en cámaras de refrigeración, por lo que saben mejor, y se evita que se tire comida por no cumplir los estándares de medida o de aspecto de los supermercados".

stats