Sociedad 16/03/2021

La Fiscalía da ahora por buena la condena de abusos por la violación de Manresa

Pide que los tres autores que no están fugados entren en la prisión a la espera del Supremo

2 min
Imagen de archivo de la 'Mandada' de Manresa

BarcelonaA pesar de que la Fiscalía, al final del juicio, elevó de abusos a agresión sexual la petición por la violación por turnos de una menor en Manresa, la Audiencia de Barcelona condenó los hechos por un delito de abusos. El ministerio público recurrió la decisión y hace pocas semanas el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) mantuvo el mismo criterio pero con un voto particular de uno de los tres jueces, que defendía la condena por agresión. Ahora, después del revés del TSJC, la Fiscalía ha descartado llevarlo al Tribunal Supremo y ha dado por buena la sentencia por abusos, según informa Efe, como también ha hecho la acusación particular que representa a la víctima. En cambio, la defensa de los condenados ha presentado un recurso al Supremo para rebajar la pena.

Lo que ha pedido la Fiscalía es que los tres autores que no están fugados entren en la prisión a la espera del pronunciamiento del Supremo. Dos condenados hace más de un año que tienen una orden de busca y captura que hasta ahora no ha dado resultados. Los dos fugados ya no asistieron a la vista que hizo la Audiencia de Barcelona a finales del 2019, una vez dictada la sentencia, para decidir si los enviaba a la prisión mientras se resolvían los recursos. Desde entonces no consta que se haya localizado a los dos chicos. La Audiencia impuso a los cinco una condena de entre 10 y 12 años de prisión por abusos y no por agresión sexual, a pesar de que en el relato de los hechos veía acreditado que los hombres habían forzado a la menor por turnos en una nave abandonada.

Sin seguir al Supremo

Pero los jueces de la Audiencia consideraron que no había habido ni violencia ni intimidación, porque la adolescente había bebido y no se resistió. Y así argumentaron la sentencia por abusos. El TSJC aceptó esta justificación, pero el único magistrado hombre del tribunal emitió un voto particular para desmarcarse de sus dos compañeras: valoró que había habido intimidación y que se trataba, por lo tanto, de una agresión sexual. Tanto la Audiencia como el TSJC no han seguido el criterio que marcó el Supremo cuando elevó de abusos a agresión la condena por la violación en grupo a una chica durante los Sanfermines del 2016, el caso conocido como el de la Manada.

stats