Sociedad 20/10/2021

La Guardia Civil da por desarticulada la cúpula de la banda criminal Blood en España

Se han detenido a 13 personas en Barcelona, Madrid y varias localidades del País Vasco

Ara
3 min
Armes y material interceptado a la banda criminal

BarcelonaLa Guardia Civil ha detenido a 13 personas de la banda criminal latina Blood en varias localidades del País Vasco, Madrid y Barcelona. Entre los arrestados están los dirigentes a escala estatal de la banda, que estaban localizados en la capital catalana, según una nota del cuerpo militar recogida por la ACN. Los detenidos están siendo investigados por los delitos de pertenencia a organización criminal, asesinato en grado de tentativa, varios delitos contra las personas, contra la salud pública y por tenencia ilícita de armas prohibidas, entre otros. Once de los detenidos han ingresado en prisión. Además, otro integrante, que cumplía pena en la prisión de Soto del Real, está siendo investigado por delitos graves. La investigación empezó después de detectar el asentamiento de un bloque, término con que denominan a sus grupos territoriales, en Vitoria. La banda aspira a controlar determinados espacios geográficos estableciéndose en varias regiones del país mediante la formación de grupos y la realización de varias actividades delictivas en su zona de influencia.

La Guardia Civil entrando en uno de los domicilios de la banda.

Durante la investigación se constató la existencia de varios bloques en Madrid y Barcelona, con más peso en la organización que los anteriores. Se comprobó que el liderazgo de toda la organización lo tenían miembros del bloque establecido en Barcelona, del cual el líder dirigía la estrategia y las actividades de la banda criminal a escala estatal. Se acreditó también la relación de la banda con la delincuencia común, haciendo uso de métodos muy violentos como el robo con violencia y agresiones muy graves, incluso intentos de asesinato. Por ejemplo, se comprobaron enfrentamientos violentos contra miembros de otras bandas rivales en las zonas geográficas, con el fin de vengar peleas anteriores y por el control territorial. En estos enfrentamientos, que se producían en parques urbanos y áreas de uso público, se usaban machetes de grandes dimensiones con el resultado de graves lesiones. Participaba un gran número de personas. En la mayoría de estos grupos, muchos componentes son captados entre menores de edad, que acostumbran a tener una posición jerárquica de menos peso y son inducidos por los miembros de más rango a abandonar sus domicilios familiares y cometer actividades ilícitas como vía de financiación y para lograr un estatus de poder en la banda.

A punto de cometer un asesinato

La explotación de la investigación se ha dividido en cuatro fases, diferenciadas según los bloques. La investigación se tuvo que precipitar, puesto que los investigadores recibieron información sobre el inminente asesinato encargado desde la dirección de la banda a varios miembros ubicados en Madrid. Por eso, se montó un dispositivo para proteger a la presunta víctima y localizar a los presuntos agresores, que fueron detenidos. Se han llevado a cabo varios cacheos en Madrid, Barcelona, Álava y Guipúzcoa, durante los cuales se han intervenido documentación, armas simuladas, armas blancas, una importante cantidad de sustancias estupefacientes y numerosos dispositivos electrónicos de almacenamiento de información.

En esta operación ha habido cooperación internacional entre la Guardia Civil y la policía nacional francesa, que tuvo su reflejo con la detención en agosto de un miembro del bloque norte de Blood en Saint-Jean-de-Luz, como presunto autor de un homicidio en grado de tentativa. La operación Laya ha durado más de 10 meses y ha sido coordinada y dirigida por el juzgado de instrucción 1 de Vitoria.

stats