Sociedad 08/07/2021

Madrid se encomienda a El Corte Inglés para intentar salir de la cola en vacunación

Ayuso profundiza en la privatización de la sanidad con la incorporación también de sedes del Santander y Acciona

2 min
El centro de vacunación covid -19 del Corte Inglés a la calle Arapiles de Madrid.

MadridMientras que en la mayoría del territorio español la campaña de vacunación contra el coronavirus va como un cohete, hay una comunidad en la que no acaba de levantar la cabeza: la de Madrid. La capital española está en la cola en todos los indicadores. Es la que tiene un stock más importante de dosis sin administrar, más de 1,3 millones, cosa que representa el 21,4% de las almacenadas en el Estado. Pero a pesar de tener una importante concentración de recursos sanitarios por metro cuadrado, es también en la que menos personas han recibido al menos una dosis entre la población de más de 40 años: un 85,7%, mientras que la media española es del 88,8% y la catalana del 86,4%. Más acusado está en la franja de la treintena, en la que Madrid está también a la cola con solo un 24,7% de dosis administradas, mientras que Catalunya casi llega al 45%, según el último informe del ministerio de Sanidad .

¿A qué se deben estos malos resultados? La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, lo atribuyó primero a los problemas de suministro de dosis, después a las dudas con AstraZeneca y últimamente al hecho de tener a una población más joven que otras comunidades, a pesar de que en estas últimas no ha ido más lenta la vacunación de la tercera edad. Para los sindicatos, sanitarios y la oposición, en cambio, es fruto de la privatización de la campaña de vacunación. Pero, lejos de huir de este método al que Ayuso se abrazó a principios de año, el gobierno del PP no ha hecho más que intensificarlo.

Desde este miércoles todos los mayores de 30 años pueden vacunarse tanto en un local de El Corte Inglés en el centro de Madrid como en la ciudad financiera del Santander en Boadilla del Monte (a las afueras de la capital) y en una sede de Acciona en Alcobendas –en la mayoría de casos hay que ir en coche y están concentrados al norte de la capital, la zona más rica–. Ayuso ha decidido encomendarse a la ayuda de las empresas para impulsar la vacunación entre los más jóvenes y que sean sanitarios de estas compañías quienes la lleven a cabo. A diferencia de Catalunya, en Madrid prácticamente no se está vacunando en centros de salud y, de hecho, se cerrarán 41 este verano.

Protestas de los sindicatos

Tanto UGT como CCOO, y sindicatos sanitarios como Mats o el Sermas, han convocado para este jueves concentraciones ante el centro de vacunación de El Corte Inglés. A principios de año ya denunciaron un contrato a dedo con la Cruz Roja –que también lleva las donaciones de sangre, a pesar de que tendrían que ser públicas– para la vacunación en el Zendal, que ahora es 24 horas al día, y en espacios privados como el WiZink Center o el estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano.

stats