Sociedad 06/10/2021

Los mayores de 70 años recibirán la tercera dosis a finales de octubre

La vacuna se podrá administrar seis meses después de la segunda dosis

3 min
Josefa Pérez, de 90 años, fue la primera persona vacunada en Cataluña con la tercera dosis.

Madrid / BarcelonaLas personas mayores de 70 años podrán recibir la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a finales de este mes de octubre. Así lo han acordado este martes los miembros de la Comisión de Salud Pública, formada por los representantes de las comunidades autónomas y el ministerio de Sanidad, y que han decidido que la dosis adicional se pueda administrar a aquellas personas que han recibido la pauta completa de vacunación (dos dosis) y siempre que hayan pasado seis meses desde la segunda.

Según ha informado el gobierno español, la idea es que se pueda administrar junto con la vacuna de la gripe, tal como establece la guía del ministerio de Sanidad, a pesar de que dependerá de cada comunidad la organización de la campaña. Por ejemplo, las comunidades pueden decidir hacer vacunaciones oportunistas, es decir, aprovechar la misma cita para poner las dos vacunas.

La administración de la tercera dosis en esta franja de edad ha contado con el apoyo de 12 gobiernos autonómicos, entre los cuales Catalunya, que ha confirmado que ha votado a favor de la tercera dosis en esta franja de edad, una de las más susceptibles de sufrir complicaciones en caso de contagio. En cambio, y según informan fuentes gubernamentales a Efe, cinco autonomías se han abstenido y 2 han votado en contra, Madrid y Galicia.

La recomendación del gobierno español ha acabado siendo más prudente de lo que se esperaba, puesto que el debate que había encima de la mesa era que la dosis adicional se pudiera administrar a las personas de más de 65 años. Sea como sea, lo cierto es que con esta medida el ministerio amplía el abanico de personas que podrán recibir un refuerzo de la vacuna, y la lógica lleva a pensar que el siguiente grupo candidato a recibir la tercera dosis será la franja de los sesenta.

El ejecutivo que preside Pedro Sánchez ya acordó a mediados de septiembre que los residentes en geriátricos recibieran esta dosis de refuerzo ya en el mes de septiembre. Unos días antes, la comisión de Salud Pública también aprobó administrarla a personas en una situación de inmunodepresión grave, si bien en este caso las autoridades no hablan de tercera dosis sino de inyección extra, puesto que es necesaria para completar la vacunación de personas con un sistema inmunitario débil y estimularlo al mismo nivel que el de la población general.

Paralelamente, el ministerio de Sanidad ha anunciado también este martes que contará con 3,8 millones de dosis de Pfizer más para aumentar la vacunación de la población de 12 a 29 años. Las vacunas servirán para encarar futuras fases de la campaña, como la vacunación de niños, el refuerzo para inmunodeprimidos y, también, para las terceras dosis de los colectivos más vulnerables.

La edad, el factor clave

La comunidad científica defiende que la administración de terceras dosis se tiene que circunscribir únicamente a las franjas de edad elevadas, como máximo a personas a partir de los 50 o 60 años -a pesar de que siempre dependiendo del estado de salud- y que no es necesario, de momento, aplicarla de forma masiva a toda la población. Sanidad también ha insistido en su comunicado en que el objetivo de una tercera dosis es "augmentar la protección de las personas más vulnerables" y que según ha demostrado la evidencia científica, la edad es el factor de riesgo principal.

La propia Agencia Europea de Medicamentos (EMA en sus siglas en inglés) dice que es "seguro" administrar la tercera dosis de Pfizer a la población de más de 18 años, pero descarta haber hecho "recomendaciones en este momento" a los países para que la pongan de manera masiva. El jefe de vacunas del organismo, Marco Cavalieri, ha asegurado este martes que los datos muestran que una dosis de refuerzo incrementa los anticuerpos, pero ha apuntado que se trata de una "recomendación preliminar" y que son las autoridades correspondientes, estatales, regionales o locales, las que tienen que tomar esta decisión.

Según Cavalieri, el balance riesgos-beneficios es "positivo", pero ha dicho que es "difícil" decir ahora cuándo se tiene que administrar y a qué personas. En cambio, la EMA sí ha avalado la tercera inyección de Pfizer y Moderna a personas con el sistema inmunitario "severament debilitado" al menos 28 días después de la segunda dosis.

stats