Vehículos eléctricos
Sociedad  /  Medio Ambiente 02/04/2022

¿Qué es más barato, trabajar con una furgoneta eléctrica o con una diésel?

Un estudio europeo de Transporte&Enviroment desvela que en global las furgonetas eléctricas ya son más económicas que las diésel

2 min
Una e-NV200 cargando su batería

Con el precio de los carburantes en máximos históricos y en el centro del punto de mira de las instituciones y administraciones debido a sus emisiones, los coches con mecánicas diésel pierden importancia y cuota de mercado en todo el continente europeo, pero el crecimiento de las furgonetas y vehículos industriales eléctricos de cero emisiones está siendo inferior al de los turismos y todoterrenos en toda Europa. El mercado español es precisamente uno de los que han registrado menos penetración de furgonetas y vehículos industriales eléctricos los últimos meses, debido a la escasa autonomía que todavía ofrecen estos vehículos y de la dificultad de poderlos recargar de manera rápida y efectiva. 

Aun así, el precio de las furgonetas eléctricas (un poco inferior al de las diésel) y un coste de mantenimiento más bajo podrían hacer incrementar la presencia en el mercado español los próximos años, según lo que se desprende de un estudio de Transporte&Enviroment , una entidad europea que incluye varias organizaciones y que está especializada en impulsar medidas ambientalmente responsables y estudiar el impacto de las zonas de bajas emisiones (ZBE) que se han aprobado en las principales capitales europeas.

Este estudio apunta que el coste por kilómetro recorrido es de media un 25% inferior en un vehículo eléctrico que en un diésel, después de analizar una encuesta hecha a 745 empresas de reparto y logística que operan en diferentes países europeos. Para hacer estos cálculos, Transporte&Enviroment suma el coste total de propiedad del vehículo, que incluye el precio del vehículo, el precio de la energía que consume, la depreciación del vehículo, el valor del vehículo en el mercado de segunda mano, los costes de mantenimiento y los gastos por seguro e impuestos relacionados con su propiedad y circulación.

Además, según recogen datos de la encuesta, el 36% de las empresas encuestadas ya disponen de una o más furgonetas eléctricas y un 32% más tienen pensado adquirir alguna a lo largo de los próximos doce meses. Para favorecer la transición hacia furgonetas eléctricas de cero emisiones, los responsables de Transporte&Enviroment proponen en la Unión Europea que endurezca los objetivos de emisiones y que obligue a los fabricantes a aumentar su oferta de vehículos eléctricos, especialmente en cuanto a furgonetas pequeñas y medianas.

El estudio concluye que un millón de nuevas furgonetas eléctricas que sustituyan a las actuales que funcionan con motores diésel supondrían un ahorro de 5,6 toneladas de dióxido de carbono anuales y una reducción de 14 millones de barriles de petróleo en 2027. Con todas estas cifras, Transporte&Enviroment espera poder incidir en los objetivos finales que tienen que aprobar el Parlamento Europeo y la Comisión Europea a través de los ministros de Medio ambiente de los estados miembros y que se tienen que fijar antes de acabar este mismo verano. Si lo consiguiera, no sería la primera vez que Transporte&Enviroment influye en la Comisión Europea, puesto que sus estudios y conclusiones fueron decisivos para la entrada en vigor del nuevo sistema de homologación de consumo y emisiones WTLP, más realista y exigente, y que tiene que imposibilitar nuevos fraudes en las homologaciones de emisiones de gases contaminantes como los del Dieselgate.

stats