Sociedad 12/10/2021

Un mes buscando a Vadym: desaparece un hombre de 36 años

Tenía que coger un vuelo de Barcelona a Kiev y no se ha sabido nada más

3 min
Passatgers al aeropuerto del Prado en una imagen de archivo.

BarcelonaVadym había dicho que el 3 de septiembre cogería un vuelo en el aeropuerto de El Prat para ir a Kiev, en Ucrania, a visitar a su madre y un amigo. Aquel fue el último día que tuvieron noticias de él. Desde entonces sus amigos no saben dónde está y por eso denunciaron su desaparición el 5 de septiembre a los Mossos d'Esquadra, que dicen que la investigación continúa abierta. Pero los amigos de Vadym, de 36 años, echan de menos que en un mes no les hayan aclarado casi nada. Una de las pocas cosas que han conocido es que el hombre no cogió el vuelo que le tenía que llevar de Barcelona a Kiev.

“Sabemos que no quería desaparecer”, asegura James al ARA . Él es uno de los amigos de Vadym que le busca y que no entiende que se haya esfumado. Según James, le “encanta” Barcelona, donde vive desde hace más de seis años, tenía un buen trabajo –había empezado a trabajar en Apple–, no había expresado “ningún problema emocional” y ya había organizado la vuelta del viaje de Ucrania. Lo argumenta por el hecho que había aprovechado unos días de vacaciones para irse y que había previsto la compra de comida para cuando volviera, motivos por los que cree que el hombre no quería escapar. Vadym, ingeniero de formación, habla varios idiomas, uno de los cuales el catalán.

El amigo que esperaba a Vadym en Kiev sospechó que el viaje se había torcido porque el 3 de septiembre no llegó a su país natal. Fue él quién alertó a sus amigos de Barcelona, que se sumaron a la desazón para intentar encontrarle. Desde el día que tenía que coger el avión han visto que su móvil no ha vuelto a conectarse: “El teléfono está apagado. Tampoco utilizaba mucho las redes, ni Instagram ni Facebook”, explica James. El billete del vuelo de Ryanair lo había comprado el día anterior. No tienen constancia de que haya contactado con ningún amigo ni con su pareja de hecho ni con su madre, que desde Ucrania está “desesperada”.

Preguntados por esta desaparición, los Mossos explican al ARA que, tras recibir la denuncia el 5 de septiembre, abrieron una investigación que aseguran que todavía se mantiene en marcha. También dicen que hacen llegar toda la información que recopilan al juzgado de instrucción que lleva el caso. Sobre el hecho que no hayan difundido su imagen para ayudar a buscarle, responden que, como es un adulto, tiene derecho a poder irse. De hecho, una hipótesis de los Mossos es que pueda ser una desaparición voluntaria. Pero los amigos descartan esta idea y piden a la policía, la Fiscalía y el juzgado que hagan una búsqueda más amplia.

Queja en el juzgado por la actuación

Los amigos querrían, por ejemplo, que la investigación revisara qué hizo Vadym las horas antes de tener que embarcar en el aeropuerto de El Prat. “Nos gustaría que miraran las cámaras para saber dónde fue”, expone James. También querrían que se pidiera a la compañía telefónica la triangulación del móvil –para conocer a qué antenas se conectó y poder trazar el recorrido–. Por eso han hecho una campaña en Change.org que reivindica “que no pare la investigación” hasta que encuentren a Vadym. En paralelo, el abogado que representa a la familia y amigos por esta desaparición presentará una queja este miércoles en el juzgado por la actuación policial.

El abogado considera al ARA que hasta ahora se ha hecho una investigación “muy deficiente”. También explica que los Mossos han llamado a la pareja de Vadym –que acostumbra a estar en Francia– para que firme un documento el próximo lunes sobre las pertenencias del hombre. El letrado sospecha que es una autorización para retirar los objetos del hombre de la habitación que tenía alquilada en un piso de Poble-sec, que la policía había precintado. Cree que esto incumple la inviolabilidad del domicilio y solo es para que el propietario pueda volver a alquilar la vivienda. El abogado añade que han pedido actuar en nombre de Vadym –como representantes de él– pero que la Fiscalía lo rechaza porque quiere esperar un año. Por eso cree que o los Mossos o la Fiscalía “saben algo que no quieren decir o hay una mala praxis”.

stats