Movilidad
Sociedad  /  Movilidad 11/05/2022

Primer día del "no quiero pagar" contra Renfe

La operadora afirma que el seguimiento es "mínimo" y los organizadores dicen que la huelga de pago es "un éxito"

3 min
Torns precintados a la salida de la estación de Renfe de Paseo de Gràcia

BarcelonaPrimer día del llamamiento del colectivo de jóvenes Batec para hacer una huelga masiva de pagos a Renfe. Los organizadores propusieron dejar de pagar los billetes a partir de este miércoles para denunciar el déficit de inversiones que vive el servicio de Cercanías. De momento el seguimiento es incierto: la operadora ferroviaria dice que es "mínimo" y los organizadores lo califican de "éxito".

A primera hora de la mañana, miembros de este nuevo movimiento juvenil han precintado los turnos de acceso a las vías de varias estaciones de Catalunya. "Las puertas de muchas estaciones han sido abiertas y creemos que mucha gente ha podido acceder sin pagar, que era nuestro objetivo", ha destacado Antònia Maria Dols, portavoz de Batec en una atención a los medios en la estación de Passeig de Gràcia de Barcelona, una de las que tiene más barreras de las validadoras abiertas. Dols ha valorado "muy positivamente" la primera convocatoria del colectivo, que la semana pasada se presentó en sociedad con una acción parecida a la estación de Arc de Triomf. El colectivo también ha explicado que, además de Passeig de Gràcia, ha abierto las estaciones de Vilassar de Mar, Granollers, la Garriga, Bellvitge, Sant Feliu de Llobregat, Garraf, Girona, Vilafranca del Penedès, Martorell y Catellbisbal. Además, han encartelado las estaciones de Cervera, Bellpuig, Tàrrega y Castellnou de Seana, donde no hay puertas.

Renfe, en cambio, asegura que solo han detectado una decena de tornos precintados y que, aún así, los pasajeros "han continuado validando su billete con normalidad". Por eso calcula que el número de personas que han entrado sin pagar es "mínimo". En las estaciones algunos pasajeros han expresado sorpresa cuando han visto los turnos abiertos y han asegurado que no tenían noticia de la convocatoria de Batec y el llamamiento a "no pagar". Además, muchos usuarios habituales viajan con abono y, por lo tanto, no pueden hacer la acción de dejar de comprar el billete, un aspecto que los integrantes del movimiento valorarán a lo largo de la jornada, ha indicado Dols. 

Sea como fuere, los impulsores del llamamiento destacan que la red del movimiento ha crecido "en solo una semana", desde que se presentaron el pasado miércoles. También han avisado que el número de validadoras bloqueadas podría continuar aumentando durante la jornada de hoy.

Posibles sanciones

La operadora ha recordado que Cercanías de Catalunya es un servicio público y que "si alguien se cuela, está cometiendo fraude contra todos los catalanes y catalanas". Y ha advertido que denunciará, a través del procedimiento administrativo y sancionador pertinente, a los usuarios que entren sin pagar. "Entendemos que los viajeros puedan protestar y reclamar mejoras en el servicio, por eso disponen de multitud de canales", han aclarado los portavoces de la compañía, que también han explicado que los Mossos enviarán un agente al centro de control de seguridad de Renfe del Clot-Aragó "para determinar las acciones que haya que hacer en cada momento".

Por su parte, la Generalitat recuerda que en el supuesto de que alguien viaje sin billete los interventores de Renfe tienen que reclamar al usuario el pago de la "percepción mínima", 50 euros en el momento, y, si no lo pueden pagar, tienen que entregarle un boletín para hacer el pago de 50 euros en 48 horas o de 100 euros en treinta días. Si no se abona la percepción mínima, Renfe lo comunica al servicio territorial de transportes de Barcelona de la Generalitat para que pueda incoar el expediente sancionador.

La operadora, además, añade que el llamamiento a no pagar se hace, precisamente, en un momento "de importante esfuerzo de inversión" para mejorar el servicio en el Corredor Mediterráneo, la Sagrera, Sant Andreu Condal, Molins de Rei y Mollet Sant Fost, entre más lugares. De hecho, estas obras simultáneas están en marcha desde el fin de semana de Sant Jordi y ya han obligado a la Generalitat a replantear los servicios alternativos y algunos horarios para paliar los efectos sobre los pasajeros.

Nueva convocatoria para el 25 de mayo

La de este miércoles no será una protesta aislada. Batec ya ha hecho un nuevo llamamiento a "entidades, organizaciones y sindicatos" a otra convocatoria el 25 mayo para dejar de pagar el servicio de Cercanías. El movimiento Batec se presenta como "un nuevo espacio movilizador", impulsado por jóvenes del tejido asociativo catalán, para reaccionar a las "dificultades" del Estado, como las carencias del transporte público, en el acceso a la vivienda o a un trabajo en buenas condiciones, explicaron el pasado miércoles. 

stats