Movilidad
Sociedad  /  Movilidad 13/09/2022

Tres meses de cortes en Rodalies por las obras de la Sagrera

Las actuaciones empiezan el viernes, afectan a más de 70.000 usuarios e interrumpirán las líneas R2 Nord, R1 y R11

4 min
Obres en la Sagrera

Barcelona"Son 12 semanas de cortes en Rodalies absolutamente imprescindibles para acabar el soterramiento de la Sagrera". Este es el mensaje de consenso que se han esforzado en remarcar este lunes por la mañana fuentes tanto del gobierno español y de Adif como de la Generalitat, que han detallado cuáles son las obras que llevarán a cabo este otoño en la Sagrera. Las actuaciones obligarán a hacer cortes e interrupciones al servicio durante prácticamente tres meses. Se iniciarán este mismo fin de semana, el 17 de septiembre, y se alargarán hasta el puente de diciembre. Es una de las afectaciones más grandes que se recuerdan en la red de Cercanías desde que se construyó la estación de Sants. En conjunto servirá para poner en marcha –a finales de año– el trazado sepultado definitivo de la línea Barcelona-Granollers-Girona y la nueva estación de Sant Andreu.

Según los cálculos de la operadora española, los cortes afectarán a unos 73.000 usuarios los días laborables y más de 50.000 los fines de semana, lo cual representa el 19% de los usuarios de toda la red. Las interrupciones, además, coinciden con el periodo de gratuidad de los billetes de Renfe fijada por el ejecutivo de Pedro Sánchez, por eso el mismo billete bonificado servirá para acceder a todos los transportes alternativos que Renfe ya ha planificado para paliar el efecto sobre los pasajeros.

Calendario de obras y afectaciones

Fuentes de Adif han explicado que el grueso de las afectaciones será en la R2 Nord, a pesar de que también habrá cambios en la R11 y la R1. Las obras se dividen temporalmente en tres fases: este primer fin de semana; el periodo del 19 de septiembre al 3 de diciembre, y, finalmente, del 4 al 11 de diciembre. El corte más importante es el primero, que provocará que no puedan circular trenes entre El Clot y Montcada i Reixac para hacer actuaciones a Sant Andreu, adaptar la catenaria y preparar todas las señales. En segundo lugar, entre el 19 de septiembre y el 3 de diciembre los trenes pararán en la estación de Sant Andreu Comtal, y a partir de aquí los usuarios tendrán que buscar alternativas para ir hasta el centro de la ciudad o enlazar con otros municipios. También hay dos fines de semana más (el del 29-30 de octubre y el 12-13 de noviembre) en los que la R1 finalizará en Badalona. En la tercera fase, del 3 al 11 de diciembre, se volverán a cortar todos los trenes en Montcada para poder restablecer y unir el nuevo trazado y poner en marcha la nueva estación.

Adif ha remarcado que se trata del punto más delicado de las ya históricas obras en la Sagrera, donde participan más de 30 contratos diferentes y 600 trabajadores. "Hemos avanzado todo lo que hemos podido hasta llegar a este punto para cuadrarlo a pesar de hacer cortes durante el mínimo tiempo posible –aseguran fuentes de la empresa pública–. El 2022 acabará con las vías conectadas, sepultadas y con la nueva estación en servicio".

La alternativa para los usuarios

Para minimizar el caos entre los usuarios, Renfe –conjuntamente con el gobierno español y la Generalitat– ha rediseñado la oferta de trenes y los horarios. "Le hemos dedicado muchísimas horas y hemos puesto el mejor de nosotros", apuntan fuentes de la compañía. Para empezar, Renfe destaca que muchas de las actuaciones coincidirán en fines de semana y festivos para alterar la circulación el mínimo posible.

Durante la primera fase de las obras, se recomienda a los pasajeros de la R1, que acabará en Badalona, que hagan transbordo a la L2 del metro (la línea lila). A los usuarios de la R2 Nord y la R11, que se quedarán en Montcada i Reixac, les tocará andar hasta la estación de Montcada i Reixac-Manresa, donde podrán acceder a la R7, la R4 y la R12. También habrá un servicio de bus cada 15 minutos.

Entre el 19 de septiembre y el 3 de diciembre (la segunda fase de las obras), Rodalies ha reestructurado los horarios de la R11, que pasará de ser un tren de media distancia a un tren convencional de Rodalies entre Granollers y Sant-Andreu que parará en todas las estaciones, hecho que obviamente alargará la duración del trayecto desde Granollers a Barcelona. En las horas punta también se ha planificado un servicio de autobús. Una vez lleguen a Sant Andreu, estos pasajeros podrán elegir entre cambiar al metro (a la L1, la roja) o utilizar el bus lanzadora que Renfe ha preparado para ayudar a absorber todos los usuarios en las horas punta. Todo apunta, pues, que, a consecuencia de estos cambios, a partir de lunes la L1 del metro, que ya es la línea más saturada de Barcelona, vaya todavía más llena.

Finalmente, en diciembre se volverá al escenario inicial, con transbordos en las otras líneas de Rodalies y un bus alternativo.

Avalancha de obras en Rodalies

Las obras en la Sagrera no son las únicas que alteran los servicios de Rodalies este otoño. De hecho, actualmente y hasta febrero del 2023, hay programadas una avalancha de obras de mejora que afectan los horarios habituales de prácticamente todas las líneas : la R1, la R2, la R4, la R8 y la R11, y, de rebote, también hay cambios en la R3, la R7 y la R12. Se trata de obras que forman parte de planes ya conocidos y anunciados, pero que ahora obligan a la operadora a alterar el servicio para poderlas sacar adelante. Así, además de los cambios en la Sagrera, las otras grandes obras son el soterramiento del túnel de Sant Feliu de Llobregat, varios cambios y adaptaciones de las vías del Corredor del Mediterráneo entre Castellbisbal y Vila-seca (para mejorar el transporte de mercancías) y las obras que Renfe está haciendo en la estación de Molins de Rei para hacerla más accesible y reestructurar las vías y los andenes.

stats