Seguridad alimentaria
Sociedad 01/07/2021

Nestlé retira de los supermercados helados con sustancias cancerígenas

Los aditivos de los productos contienen más óxido de etileno del que está permitido

3 min
Imagen de archivo de un supermercado

ParísNestlé ha tenido que retirar de los congeladores de los supermercados helados que contenían más óxido de etileno —un compuesto químico cancerígeno— del que está permitido. Concretamente, según han asegurado al ARA fuentes de los servicios de calidad de diferentes cadenas de supermercados, han tenido que retirar del punto de venta conos Extreme de nata y fresa, y de vainilla y caramelo. "Queremos comentarles una alerta que hemos recibido por presencia de óxido de etileno en el estabilizante procedente de Turquía lygomme FM 4605 en helados. Su empresa es al listado de distribución", dice el mensaje que envió Nestlé a los supermercados después de que Francia anunciara que retiraba diferentes marcas de helados del mercado.

De hecho, la alerta sobre el exceso de óxido de etileno en algunos productos —panes, bollería, pasteles, platos preparados, quesos, etc.— viene de lejos. El primer país en detectarlo fue Bélgica en noviembre del 2020. Catalunya también se vio afectada y diferentes empresas tuvieron que retirar productos de los supermercados. Desde entonces, la Unión Europea ha intensificado los controles, pero hace unos quince días Francia se dio cuenta que aditivos de helados también contenían demasiado óxido de etileno. El diario francés Le Figaro publicó que desde el inicio de la alerta en Francia se habían retirado más de 7.000 productos.

El óxido de etileno se usa para desinfectar especias y semillas como el sésamo, el psyllium y la harina de algarroba, que se utiliza como estabilizante y espesador para helados. A pesar de que la Unión Europea lo prohibió en 2011, cuando se descubrió que a largo plazo provocaba cáncer y mutaciones genéticas, todavía hay países, como India o Turquía, que utilizan.

Poca transparencia

Francia, a diferencia de España y Catalunya, que no han dicho ningún nombre de marca afectada, informa de manera transparente qué productos y lotes están contaminados a través de una web y de las redes sociales. En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) solicitó al ministerio de Consumo español que hiciera lo mismo, "y más cuando se trata de un producto alimentario ampliamente consumido por la población infantil, especialmente en estas fechas veraniegas". "Además, puesto que los estabilizantes utilizados en la fabricación de helados suelen utilizarse en otros tipos de alimentos, como los postres lácteos y las salsas, la OCU considera que se tendría que comprobar si ha podido llegar a otros productos", concluye el comunicado.

En la misma línea que las instituciones, Nestlé no ha querido decir al ARA si ha tenido que retirar productos que ya estaban a los puntos de venta o que todavía se encontraban en almacenes de distribución. Tampoco ha querido concretar qué helados se ven afectados. Simplemente, ha confirmado que "todos los productos potencialmente afectados han sido bloqueados y retirados". Solo en el supuesto de que el producto provocara intoxicaciones inmediatas, como pasa con la listeria o la salmonela, estaría la empresa obligada a informar a sus clientes.

Por otro lado, según explican fuentes de los servicios de calidad de los supermercados, las empresas afectadas todavía no han tirado la comida que retuvieron en los almacenes de distribución y están intentando demostrar que la cantidad de óxido de etileno que contienen sus productos no supera los límites establecidos por la Unión Europea o que —como los helados no son un alimento de consumo diario como lo podría ser la carne, el pescado o el pan— no acumularían suficiente óxido de etileno en el cuerpo humano como para ser perjudiciales.

stats