SALUD
Sociedad 24/06/2021

España también retira helados que contienen sustancias cancerígenas

El Estado no aclara qué marcas se ven afectadas ni si los productos han llegado a las tiendas

3 min
Las autoridades obligan a retirar    los productos pero no han hecho pública  la lista.

ParísDespués de que Francia retirara del mercado hasta 90 marcas diferentes de helados porque contenían más óxido de etileno del permitido, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) emitió martes por la noche un comunicado en que anunciaba que en el estado español también hay productos contaminados por este compuesto. A pesar de que la Unión Europea prohibió en 2011 el uso del dióxido de etileno, hay países como India que todavía lo usan. “El óxido de etileno se utilizaba para desinfectar especies y entonces se descubrió que, entre otras cosas, era cancerígeno”, dice Lluís Riera, director de la consultora alimentaria SAIA, que añade que empresas de todo el mundo compran productos alimentarios en India.

La AESAN recuerda en un comunicado de prensa que, “en cumplimiento de la legislación alimentaria”, las empresas “tienen que retirar de la cadena de comercialización los productos elaborados con este aditivo”, que se usa como estabilizante para helados. Aún así, no aclara en el comunicado ni al ARA si estos productos han llegado a los estantes de los supermercados o, simplemente, se han retirado en almacenes de distribución. En el supuesto de que estos helados contaminados hubieran llegado a los congeladores de los ciudadanos, las empresas tienen la obligación de contactar por todas las vías posibles con los consumidores afectados y también hacer difusión a través de las redes sociales y de los medios de comunicación. También, claro, tienen que devolverles el dinero y no pueden enviar los lotes de comida a otros países donde no esté prohibido el óxido de etileno. La AESAN no tiene constancia de que ninguna empresa que lo haya hecho.

Sin nombres de marcas

A pesar de que la AESAN ha anunciado que ya se están retirando del mercado todos los lotes de productos afectados, asegura al ARA que no sabe cuáles ni qué número de marcas están afectadas. En todo caso, señala que son las comunidades autónomas las encargadas de controlar que las empresas retiren estos productos y que, por lo tanto, tienen que saber qué marcas se ven afectadas.

El ARA ha preguntado a Salut si tenían conocimiento de ello, y se han limitado a responder que, efectivamente, “las empresas implicadas están procediendo a la retirada de productos del mercado por el principio de precaución” y que “a medida que se va identificando la utilización del aditivo en la elaboración de diferentes productos se podrá decidir sobre cada caso”. La AESAN también asegura que a medida que se vaya “recopilando toda la información, se hará pública”.

Normalmente, cuando se detecta un producto contaminado, se registra un aviso en la Red de Alertes Europeas (RASFF, en las siglas en inglés) y, de este modo, todos los países (y los consumidores) se enteran. En este caso, sin embargo, no se ha hecho así. España no ha registrado ninguno alerta en el RASFF como tampoco lo hizo Francia, donde ya se han retirado 90 tipo de helados. Según fuentes de la AESAN, los estados afectados decidieron coordinarse expresamente para este caso y no hacerlo a través del RASFF, porque se “congestionaría el sistema de alarmas”.

En otros casos, como en la última alerta de la AESAN, se informa del producto y la marca concreta, incluido el lote, del alimento afectado. Y así lo ha hecho Francia, que incluso ha abierto una web y varias cuentas en las redes sociales para mantener informados a los consumidores sobre todo tipo de alertas, con los nombres de las marcas, incluidas las afectadas por contaminación de óxido de etileno.

El caso de los productos que contienen más óxido de etileno de lo que marcan las autoridades europeas viene de lejos. Primero se detectó en Bélgica, en noviembre , y ya se encendieron todas las alarmas. “Automáticamente, cuando pasa esto, todos los países de la UE quedan avisados y se retiran los lotes de productos afectados”, asegura Riera. Francia ha sido uno de los países que más productos ha retirado, hasta más de 7.000 según el diario francés Le Figaro, pero en noviembre Catalunya también se vio afectada. “Muchas empresas y cadenas tuvieron que retirar productos”, añade Riera.

El óxido de etileno se usa para desinfectar especies y semillas como el sésamo, el psyllium (una planta que solo crece en India) y harina de algarroba -que se utiliza como estabilizante y espesante para helados-, por ejemplo. Estos ingredientes forman parte de la receta de muchos productos, por eso la cifra de alimentos contaminados en Francia es tan elevada.

Desde entonces la Unión ha estado mucho más alerta y ha establecido condiciones especiales para la importación de este tipo de semillas: todas las partidas de sésamo tienen que ir acompañadas de un certificado oficial que indique que han sido objeto de muestreo y análisis, según la normativa, y se ha aumentado la frecuencia de los controles.

stats