Crònica
Sociedad 12/01/2021

La odisea de volver al epicentro del 'Filomena'

El AVE ha sufrido retrasos debido a las temperaturas de hasta -17,4 grados en Aragón y Castilla-La Mancha

Mariona Ferrer I Fornells
2 min
L'odissea de tornar a l'epicentre del 'Filomena'

Girona / BarcelonaSon las 6.30 y recibo un sí rotundo cuando pregunto al personal de Renfe de la estación de trenes de alta velocidad de Girona si el AVE de las 6.46 h llegará a Madrid. Hace tres días, cuando teníamos que salir a las 8.11 h, justo después de la noche más dura del temporal Filomena, una mujer nos paró por los pelos cuando ya pasábamos los controles y nos anunció que no se podía pasar de Zaragoza. Menos mal. De no ser por la persona de atención al cliente que corrió a avisar a personas con maletas (y un cochecito, en nuestro caso), nos habríamos quedado retenidos en Aragón. Ningún mensaje: ni por SMS, ni en la web de Renfe, ni por megafonía, ni siquiera al teléfono de atención al cliente, al que había llamado media hora antes y me aseguraron que el servicio funcionaba.

La información no es el punto fuerte de Renfe. A las 7 h ya circulaba por las redes que habían suspendido el AVE Barcelona-Madrid por una avería pasado Zaragoza, la zona más afectada por el temporal Filomena, y la información no ha llegado hasta más de media hora después al tren al que ya habíamos subido. De hecho, hemos sido los usuarios los que hemos informado al personal de Renfe. El caos se ha extendido por Sants. Más de un centenar de personas retenidas preparadas para volver a Madrid después del anuncio a bombo y platillo del ministro de Transportes, Jose Luis Ábalos, de que se había restablecido la conexión. Todos con la incertidumbre de si la avería en la catenaria no comunicada hasta casi las 8 h se resolvería en algún momento.

Estampida en Sants

La estampida ha sido atronadora cuando por megafonía se ha informado del restablecimiento del tren con teórica salida a las 7.40 h. Renfe ha recogido a todas las personas en Sants con destino Madrid, incluso las que habían decidido comprar el billete vía Valencia para asegurarse la jugada. "Yo no sé por qué anuncian que se puede viajar cuando las vías no están a punto", lamenta un operario. El tren tenía que llegar a las 10.10 h, pero, saliendo a las 8.43 h y con las restricciones de velocidad pasado Zaragoza, seguramente no lo hará hasta hacia las 12.30 h, apunta este trabajador.

El tren va atestado de viajeros abastecidos con botas para poder salir de la estación madrileña de Atocha. La mascarilla y el silencio son el único vestigio de la era covid. Los cambios de última hora han provocado colas para coger cualquier asiento libre. Ahora, a esperar que no haya nuevas sorpresas antes de llegar a la pista de hielo de Madrid.

stats