Sociedad 28/09/2021

Òmnium propone una "fábrica de contenidos audiovisuales" para desencorsetar el uso del catalán

Cuixart denuncia el intento "desenfrenado" de invisibilización de la lengua catalana por parte del Estado

G.G.G.
4 min
Imagen del catálogo de series y películas de la plataforma Netflix

BarcelonaEl catalán tiene que ser una lengua útil para estudiar y trabajar, pero también para socializarse y pasar el rato. Una de cada tres personas que viven en Catalunya (36%) la usa habitualmente, pero Òmnium avisa de que su uso social en el ámbito del ocio quedará arrinconado mientras la oferta de películas en catalán en el cine o en plataformas como Netflix y la HBO siga estancada en el 2% o mientras la mayoría de compañías de dispositivos electrónicos sigan eligiendo preferentemente otras lenguas para desarrollar asistentes de voz. Lo ha denunciado este martes el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que ha presentado en la Filmoteca las nuevas acciones que prepara la entidad para seguir defendiendo el papel "cohesionador y vertebrador" del catalán, entre las cuales destaca el fortalecimiento de la presencia del catalán en los formatos audiovisuales.

Òmnium se encomienda al sector audiovisual para desencorsetar el catalán de los espacios más formales, como la escuela y la administración, e incentivarlo como lengua de ocio. Por eso propone crear una "fábrica audiovisual" que permita duplicar la oferta de contenidos en catalán, sobre todo infantiles, en el cine mediante la red de sedes de Òmnium en el territorio y la relación que mantienen con las salas de proyección y los productores audiovisuales. A pesar de que la entidad no ha querido dar detalles de cómo van las conversaciones con el sector, Cuixart ha asegurado que el objetivo es poner de acuerdo a entidades, empresas y administraciones para "generar contenidos de muy buena calidad en catalán con el gran abanico de creadores y artistas de los Països Catalans", como ya se hace con la literatura.

"Es urgente hacer atractiva la lengua, garantizar los derechos de los catalanoparlantes, sobre todo en niños y jóvenes, y facilitar su conocimiento a personas que la quieren conocer", ha afirmado la sociolingüista Marina Massaguer. En otras palabras: hay que generar contenidos y espacios que permitan conocer, aprender, utilizar y disfrutar del catalán en contextos reales. Un proceso que pasa también por la normalización de su uso en las redes sociales. "Una lengua está viva siempre que sus hablantes la usen y ahora en Catalunya no se puede vivir plenamente en catalán. Por eso hacemos un llamamiento a hacer nuestro el catalán y a hacer frente a todos los ataques que recibe la lengua", ha denunciado Cuixart. 

En la estrategia de Òmnium, el mundo audiovisual tiene un peso importante por dos motivos: porque son las nuevas herramientas de comunicación y porque la oferta de contenidos respecto al castellano es claramente desequilibrada. "Esta poca oferta implica poco consumo y esto puede generar la falsa idea de que el catalán no es apto para un contexto de ocio, lo que se conoce como diglosia digital", resume Massaguer. Por este motivo, la entidad cultural propone la creación de un "gran banco de voces" con la ayuda de los 190.000 socios de todo el país, con la diversidad dialectal que esto conlleva, para que los grandes productores y compañías "no tengan excusas", ha dicho Cuixart. Con este banco, Òmnium pretende poner recursos a disposición de las empresas audiovisuales, pero también electrónicas, para que apuesten por el catalán en sus productos. Por ejemplo, los asistentes de voz o los doblajes de películas.

Incentivar el catalán entre los jóvenes

El presidente de Òmnium ha destacado que los jóvenes son el principal activo para la defensa del catalán: "Son los que tienen la capacidad de transformar el futuro y la realidad lingüística del país". Y los datos de uso del catalán lo reflejan. La franja de 15 a 29 años tiene una proporción algo más elevada de hablantes (35,2%) que la media global (31%) con la excepción de la ciudad de Barcelona (28%). La entidad igualmente alerta del riesgo que supone la tendencia a cambiar siempre al castellano cuando uno de los interlocutores no habla habitualmente en castellano. Massagué ha insistido en que para garantizar un buen futuro de la lengua se tienen que sumar a más personas catalanohablantes y una de las nuevas herramientas que Òmnium quiere poner en marcha es el proyecto Tàndem Cultural, una iniciativa de parejas lingüísticas entre catalanoparlantes y personas que viven desde hace poco en Catalunya, ideada conjuntamente con el Consorci de Normalització Lingüística y la entidad de inclusión social Apropa Cultura.

Cuixart ha denunciado que el "retroceso" de los últimos años en el uso social del catalán está influido por "el intento de invisibilización" de la lengua por parte de los estados español y francés, que "impiden el desarrollo del catalán" de una manera "desacomplejada y desenfrenada" con más de 500 disposiciones legales. "Ante un estado uniformizador que ha decidido renunciar a la diversidad cultural y lingüística, nos toca actuar con determinación, responsabilidad y ambición", ha defendido Cuixart, que ha añadido que, por ejemplo, las próximas semanas se organizará un gran acto de rechazo contra la futura ley audiovisual que "condena el catalán a ser un reducto" y que ha comparado con la ley Wert de educación, por el ataque frontal que supone contra la cultura y la lengua catalanas. 

En este sentido, ha asegurado que Òmnium presionará para hundir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que obliga a hacer un 25% de las clases en catalán. "La ministra de Educación dice sin tapujos y sin complejos que el castellano tendría que ser mucho más importante que el catalán, pero de hecho tendría que velar por la protección de la cooficialidad de las lenguas", ha añadido Cuixart, que ha dicho que estas palabras "interpelan a no desfallecer en la defensa del modelo de escuela catalana".

stats