Caso Hasél
Sociedad 22/02/2021

La séptima manifestación por Hasél se disuelve con menos disturbios

Algunos manifestantes lanzan objetos contra la comisaría de Vía Laietana, en una acción que ha durado pocos minutos

3 min
Los manifestantes pasando por la Vía Laietana, en la séptima noche de protestas en solidaridad con Hasél
Disponible en:

BarcelonaCentenares de personas se han concentrado ante el Arc de Triomf de Barcelona en la séptima noche de protestas en contra del encarcelamiento de Pablo Hasél, en la convocatoria, de momento, con menos asistencia de las que ha habido la última semana. La lluvia desluce la concentración y los asistentes, mayoritariamente jóvenes, se han acurrucado bajo el monumento, han improvisado canciones de rap y se han dirigido hacia la calle Marqués de l'Argentera en medio de un ambiente festivo en el que se oían cánticos a favor de la república y en contra de la monarquía.

Cuando han llegado a la Vía Laietana, grupos aislados han lanzado objetos contra la comisaría de la Policía Nacional, que está cerrada pero cuenta con menos presencia de policías que en anteriores ocasiones. Pero en ningún momento la tensión ha subido de intensidad ni se han producido las carrerillas ni los disturbios de noches anteriores.

La convocatoria de este anochecer la han hecho diferentes CDR a través de las redes y, en un mensaje compartido por el canal La partida final de Telegram, las entidades se desmarcan del pillaje de "pequeñas tiendas" que ha habido en algunas de las manifestaciones anteriores.

Por la mañana, la Plataforma Llibertat Pablo Hasél ha hecho un llamamiento "a la acción combativa" de las personas que acuden a las manifestaciones para pedir la libertad del cantante y rapero. En este sentido, piden que se asista a las asambleas y convocatorias que habrá en los próximos días para "organizar la rabia", puesto que consideran que no se les puede recluir en casa y que la inacción los condene ante lo que hace "el Estado criminal".

"No trabajará gratis en la prisión"

En una rueda de prensa delante del Centro Penitenciario Ponent, donde está preso Hasél, su abogada ha explicado que el rapero leridano se niega a participar de las tareas de limpieza de la prisión como gesto de protesta en favor de los derechos de los reclusos a vivir con buenas condiciones. "Vivir dos personas sin intimidad en celdas minúsculas no es digno y, si lo obligan, se podría negar a entrar", ha afirmado Alejandra Matamoros.

El reglamento penitenciario deja estas tareas de limpieza de duchas, servicio de comedor o reparto de mantas, a voluntad de los reclusos para conseguir algún beneficio, como la concesión del tercer grado. Según la defensa, Hasél, que todavía no tiene asignado un módulo definitivo, no quiere colaborar gratis. "Si la prisión no tiene funcionarios suficientes, que contraten a más gente, pero ellos no lo harán gratis ni de ninguna forma, porque la prisión no es un lugar para que el Estado te siga explotando", ha subrayado la letrada, que ha integrado el rapero en un supuesto "grupo de presos políticos, antifascistas y comunistas".

Matamoros ha lamentado también la campaña de desprestigio contra el rapero después de su detención de hace una semana. Ha recordado que la condena por agredir a un policía local de Lleida no es firme y ha asegurado que su entrada en prisión sí que se debe a los delitos de opinión por las letras de sus canciones y no por otras penas que, ha dicho, todavía no son firmes. Para Matamoros, esta campaña se debe al hecho de que el Estado quiere desviar el foco mediático de la libertad de expresión, por la cual se están manifestando "miles de personas cada día".

Según la plataforma de apoyo a Pablo Hasél, las manifestaciones de los últimos días para pedir la libertad del rapero han obligado al Estado a mostrar su "auténtica cara", la más "terrorista y violenta", a través de los aparatos policiales y mediáticos. Aseguran que están dispuestos a mostrar al mundo entero que son capaces "de ahogar cualquier convocatoria democrática y crítica".

stats