Salud
Sociedad  /  Salud 17/01/2022

Catalunya vuelve a superar la barrera de los 1.000 trasplantes después de la caída por la pandemia

Aumentan, sin embargo, las negativas de los familiares a las donaciones, un hecho que se atribuye a las dificultades de comunicación entre las familias y los hospitales

4 min
Jordi Soriano es el primer paciente pos-covid  del Estado  que recibe un trasplante del pulmón

El 2016 fue el primer año en el que Catalunya superó la barrera del millar de trasplantes anuales, una cifra que se mantuvo, e incluso superó –se batieron récords en 2019, con 1.296–, hasta que llegó la pandemia. Durante el 2020 se paró temporalmente la actividad durante unos meses y solo se mantuvieron los trasplantes pediátricos y los que eran de urgencia vital, y el año del covid se cerró con 999 trasplantes . La actividad, sin embargo, empieza a recuperarse y durante el 2021 se ha superado la barrera del millar de trasplantes. Se han hecho 1.063, un 6,4% más que en 2020. "Recuperamos un poco la caída de cerca del 25% del 2020, el primer año del covid, y sobrepasamos la barrera de los mil trasplantes, que pocos territorios pueden explicar. Este es el cuarto mejor año", destaca Jaume Tort, director de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT). Este volumen de actividad de los centros catalanes, con una media de casi tres trasplantes al día (2,9), ha permitido aumentar la tasa de nuevo: 137 trasplantes por millón de población, una de las más altas del mundo. "Son unos números extraordinarios y es la previsión que teníamos porque en el escenario covid se trabaja con un exceso de prudencia, puesto que son enfermos frágiles", añade Tort. De cara a este año, las previsiones son continuar creciendo. "Si hacemos un 5% o un 6% más de trasplantes ya será un éxito del sistema, no esperamos recuperar las cifras del 2019", admite el director del OCATT.

Por tipos de órganos, se han hecho 743 trasplantes renales, 156 de hígado, 54 de corazón, 85 pulmonares y 25 de páncreas. El aumento ha sido prácticamente generalizado pero suben, especialmente, los trasplantes cardíacos (50%) –que sufrieron una bajada importante durante el 2020– y bajan un 17% los trasplantes hepáticos. "Pero lo consideramos normal y no nos preocupa excesivamente porque la lista de espera está en buena situación", apunta Tort. Estos resultados sitúan Catalunya en el cuarto mejor año en número de trasplantes de órganos y en el quinto en número de donantes cadáver reales.

Trasplantes en Catalunya

Más negativas de familiares

En cuanto a la lista de espera, 1.218 personas esperan un órgano, una cifra similar a los años prepandemia, y ha subido, especialmente, la lista de trasplantes de pulmón, que los profesionales desvinculan, sin embargo, de los efectos del covid y lo atribuyen a otras patologías como son los enfisemas, enfermedades genéticas o el hábito tabáquico. Por tipo de donante, los de muerte encefálica (cerebral) aumentan un 14,9%, mientras que los de muerto en asistolia (cardíaca) se mantienen igual que el año pasado. El perfil de donante cadáver es el de un hombre de 59 años, en muerte encefálica, del grupo sanguíneo A y que muere debido a un accidente cerebrovascular.

No obstante, el porcentaje de negativas de familiares a la donación es el más alto de las últimas décadas (23,6%) y el motivo esgrimido por los familiares es, en la mayoría de los casos, la negativa previa del posible donante o de la familia. Los responsables de trasplantes del departamento de Salud lo atribuyen, en parte, a la dificultad de comunicación en los hospitales en medio de la pandemia en unos momentos tan complicados como la muerte de un ser querido. "No se han podido hacer entrevistas con calma y la comunicación con las familias ha sido difícil y creemos que esto explica el incremento de las negativas", dice Tort. En 2021 la donación en vida aumentó un 28,3% respecto al año 2020, con 145 donantes vivos de riñón. Los donantes vivos renales gestionados en los hospitales catalanes representan entre el 40% y el 45% del total del Estado.

Hitos logrados

En 2021 también se hicieron 40 trasplantes pediátricos y se lograron varios hitos que los responsables del OCATT y el departamento de Salud han querido poner en valor. Se han hecho diez trasplantes renales cruzados y uno de ellos ha sido una cadena con intercambio internacional. También se ha hecho el primer trasplante de pulmón a un paciente pos-covid . Se trata de Jordi Soriano, de 51 años, que es la primera persona del Estado a quien le han hecho un trasplante pulmonar después de que el covid, que contrajo en la tercera oleada, le dejara los pulmones inservibles. Se trata de una operación muy compleja y, en estos momentos, el de Soriano es un caso único en el Estado. "El Hospital Vall d'Hebron ha valorado tres casos más de pacientes pos-covid pero ninguno cumplía los criterios para un trasplante pulmonar", ha explicado Tort. Para optar al trasplante hay que cumplir unos requisitos, como por ejemplo que el resto de órganos tienen que funcionar correctamente, no puede haber infección activa de covid y el paciente tiene que estar consciente y dar su consentimiento informado al trasplante.

Por centros, el Hospital Valle d'Hebron ha liderado, con 277 intervenciones, el ranking de centros con más trasplantes realizados, seguido por el Hospital de Bellvitge (259) y por el Hospital Clínic (239). Además, 14.088 pacientes se han beneficiado, en 2021, de los tejidos distribuidos por el Banc de Sang i Teixits de Catalunya, obtenidos previamente gracias a la donación.

stats