Caso Alves
Sociedad  /  Sucesos 25/01/2023

El abogado Cristóbal Martell se suma a la defensa de Alves en medio de una disputa familiar

El nuevo integrante del equipo del futbolista había representado a Leo Messi y a la familia Pujol

3 min
L'advocat Cristóbal Martell, entrando en  la Audiencia  Nacional / PACO CAMPOS / EFE

BarcelonaEl entorno del futbolista Dani Alves hacía horas que meditaba la decisión de cambiar de abogado después de que su estrategia de defensa hiciera aguas el viernes y acabara con el deportista brasileño recluido en la prisión de Brians 2 por una presunta agresión sexual. En los últimos días ha habido contactos constantes entre familiares y representantes de Alves con bufetes de abogados catalanes. De momento solo hay una cosa en firme: el abogado Cristóbal Martell –que ha representado, entre otros, a Leo Messi, a la familia Pujol y a Gerard Piqué y Shakira por temas fiscales– se suma a la defensa de Alves. Así lo confirma la actual abogada del futbolista, Miraida Puente Wilson, en un comunicado. A partir de ahora, trabajarán juntos. Según ha podido saber este diario, están preparando un recurso para intentar que Alves salga de la prisión de forma provisional. Fuentes del entorno de Alves apuntan que se presentará en las próximas horas, antes de que el jueves por la mañana acabe el plazo.

El motivo de la incorporación de Martell, según el comunicado, es para "reforzar" su defensa con un especialista en derecho penal. El objetivo de la defensa, según afirma la abogada del futbolista, es "restablecer el honor y la dignidad" de Alves y "demostrar su inocencia de los hechos que le son imputados".

No está claro, sin embargo, que Martell y Wilson acaben defendiendo a Alves durante todo el proceso. Dependerá del criterio que se imponga. De momento prevalece, según fuentes consultadas por el ARA, el de la representante y ex mujer del deportista brasileño, Dinorah Santana. Otros sectores de la familia, no obstante, van por otro lado. Hay algunas personas que han contactado con otros abogados, como Andrés Maluenda, que había representado a Sandro Rosell, e intentan que también entren en el caso.

Plazos

Mientras tanto, el tiempo pasa y quedan 48 horas para que los abogados del futbolista presenten una impugnación a la resolución de la juez dentro del plazo establecido. En los próximos días, la magistrada que instruye el caso también tendrá que decidir si acepta que la patronal del ocio nocturno de Catalunya Fecasarm y la estatal Spain Nigthlife entren como acusación popular en la causa. La presunta violación tuvo lugar en la discoteca Sutton de Barcelona el 30 de diciembre del año pasado. La víctima, de 23 años, asegura que Alves la encerró en el lavabo de un reservado, le obligó a hacerle una felación y la penetró hasta la eyaculación mientras le daba bofetadas.

Alves dio hasta tres versiones de los hechos ante la juez y en ningún momento aceptó la agresión. Sí que pasó de afirmar que no conocía a la víctima a aceptar que se la encontró en el lavabo. Unas contradicciones con las pruebas aportadas por los Mossos d'Esquadra que instaron a la juez a dictaminar la prisión provisional. También tuvo peso en la decisión el riesgo de fuga: Alves tiene dinero y la doble nacionalidad brasileña y española, y con Brasil no hay convenio de extradición. Ahora, la defensa de Alves intentará revertir estos argumentos.

El caso Alves también ha sido protagonista de la rueda de prensa del Govern. La portavoz, Patrícia Plaja, ha dicho que su causa "demuestra que la impunidad con la que actúa la gente con poder se ha acabado". "Sea quien sea el presunto agresor no queda impune. [...] El miedo está cambiando de bando", ha dicho en rueda de prensa después del consejo ejecutivo. Alves este lunes fue trasladado de la prisión de Brians 1 a Brians 2 por cuestiones de seguridad, y Plaja ha insistido en que no hay un "trato de favor": "La decisión de trasladarlo se ha tomado desde la secretaría de medidas penales para garantizar la seguridad y la normal convivencia. Tendrá lo mismo que se dispensa al resto", ha concluido.

stats