Sociedad  /  Sucesos 10/06/2022

Se buscan más implicados en el secuestro de un hombre en un hotel de Barcelona

Los Mossos investigan por dónde huyeron los demás participantes y la motivación de los hechos

3 min
Los Mossos liberan un secuestrar en un Hotel de Barcelona

BarcelonaDespués de una noche movida en el Hotel Acta Actrium Palace de Barcelona, donde a partir de las nueve de la noche los huéspedes se encontraron por sorpresa con que Mossos de escuadra armados entraban en sus habitaciones, el caso todavía no está cerrado. A pesar de que antes de medianoche el establecimiento volvió a la normalidad, los Mossos buscan más implicados en el secuestro del hombre que estaba retenido en una de las habitaciones y que liberaron después de haberlo localizado amordazado y atado de manos. En la habitación también estaba uno de los presuntos secuestradores, un hombre de 32 años, armado, que detuvieron las dos primeras patrullas que llegaron al hotel.

Pero los Mossos investigan por dónde escaparon los otros participantes que formaban parte de la banda. Se sospecha que habría tres secuestradores más que se fueron del hotel antes de que la policía entrara o que esquivaron a los agentes. La policía revisa las cámaras de seguridad del establecimiento y de la zona para intentar identificar a los cómplices y encontrarlos. También buscan posibles testigos que pudieran ver la fuga del resto de los implicados entre los trabajadores del hotel, los clientes y otras personas que podían estar en la zona.

En cuanto al único detenido hasta ahora, cuando los Mossos accedieron a la habitación donde se estaba produciendo el secuestro, estaba vigilando a la víctima en el interior del cuarto. Ahora el hombre arrestado está pendiente de pasar a disposición judicial mientras se continúa trabajando en la investigación para localizar al resto de los miembros del grupo. Otro interrogante que también se tiene que aclarar es la motivación: la Unidad de Secuestros de los Mossos trabaja para averiguar qué escondía la retención de la víctima.

Inspección habitación por habitación

La primera alerta que recibió la policía fue a las ocho y media de la tarde con una llamada al 112 que avisaba de que podía haber un hombre retenido en el hotel. Después de que las primeras patrullas encontraran a uno de los secuestradores y a la víctima, los Mossos ordenaron el desalojo del establecimiento y montaron un dispositivo para inspeccionar cada una de las habitaciones para asegurarse de que no se hubieran ocultado los otros implicados.

En un vídeo que ha difundido Tv3, se puede ver cómo fue una de las entradas de los agentes en las habitaciones de los clientes: “Manso arriba. ¿Hay alguien más en la habitación? ¿Solo vosotros dos? No os preocupéis, tranquilos. Policía”, se puede oír en los primeros minutos del vídeo que grabaron unos turistas. Los Mossos hablan desde detrás la puerta y a continuación tres agentes armados entran dentro de la habitación para “comprobar” que efectivamente nadie más se esconde en el interior.

Antes de las once de la noche, la policía anunció que los clientes podían volver a sus habitaciones. Los turistas han manifestado miedo y perplejidad por la intervención de los Mossos: algunos lo vivieron con angustia porque no entendían los gritos que oían de los agentes y cuando la policía accedía a la habitación registraba todos los rincones, incluso debajo de la cama. Los Mossos desplegaron un amplio dispositivo con efectivos de seguridad ciudadana, la Brimo y el ARRO en la zona del hotel, ubicado en la Gran Vía, entre Pau Claris y Roger de Llúria.

stats