Sociedad  /  Sucesos 16/06/2022

Bomberos moviliza todos los operativos para parar media docena de incendios simultáneos

El incendio más importante, en Artesa de Segre, amenaza 20.000 hectáreas de la sierra del Montsec

5 min
Las llamas del incendio de Baldomar, a tocar de los camiones de los Bomberos.

BarcelonaPor la mañana se presentaba la campaña de incendios forestales, advirtiendo que sería "difícil y larga", a mediodía empezaban los primeros incendios y por la tarde la situación ya estaba tan desbordada que se tuvo que activar la fase M2 de emergencia y movilizar a todo el personal operativo libre de servicio. En pocas horas se ha podido comprobar la dureza que vendrá las próximas semanas: Catalunya ha tenido media docena de incendios simultáneos por culpa de una tormenta con rayos pero sin lluvia. El de más envergadura, el de Artesa de Segre, había quemado más de 500 hectáreas de la entidad municipal de Baldomar a las 20.30 y preocupa a los bomberos, que han tenido que recomendar el confinamiento de tres cascos urbanos y evacuar un camping y una casa de colonias. Un cambio en la meteorología ha complicado las tareas de extinción y ha impedido que los bomberos controlaran el flanco izquierdo, que ahora amenaza las 20.000 hectáreas del Montsec, según ha advertido el delegado de la Generalitat en Lleida, Bernat Soler.

Diversos incendios activos en un día
15 de junio de 2022

Rabós d’Empordà

Guixers

Castellar de la Ribera

Artesa de Segre

Foradada

La Morera

de Montsant

Corbera

d'Ebre

Situació meteorològica de perill molt alt

Situació meteorològica de perill

Rabós

d’Empordà

Guixers

Castellar de la Ribera

Artesa de Segre

Foradada

La Morera

de Montsant

Corbera

d'Ebre

Situació meteorològica

de perill molt alt

Situació meteorològica

de perill

Rabós

d’Empordà

Guixers

Castellar de la Ribera

Artesa de Segre

Foradada

La Morera

de Montsant

Situació meteorològica

de perill molt alt

Corbera

d'Ebre

Situació meteorològica

de perill

Los bomberos no han podido destinar todos sus esfuerzos a este fuego porque una crema agrícola en la Foradada, muy cerca de Artesa, ha provocado otro pequeño incendio, que este anochecer ya estaba estabilizado. "Este es el primero de cinco días de una situación de extrema sequía", ha recordado Soler, que ha pedido "extremar las precauciones". Algo más al sur, en Corbera d'Ebre, se ha declarado otro incendio, que por la tarde ya había consumido unas 300 hectáreas (y amenazaba 8.000 más) y, a medida que avanzaba una tormenta seca proveniente de Aragón que ha dejado rayos, pero no lluvia, se iban encendiendo otros focos. "Hemos pasado de una situación de alerta a una de emergencia", ha advertido Soler. Los bomberos activaron, por estos dos incendios, la fase de emergencia 2. Los otros fuegos forestales que ha habido esta tarde son el de Guixers, en el Solsonès, que ya está estabilizado; el de Castellar de la Ribera, en la misma comarca, que ha obligado a cortar la carretera C-26; el de Morera de Montsant, en el Priorat, que está estabilizado, y el de Rabós d'Empordà, que está extinguido.

Ante esta situación, los bomberos han activado el nivel 2, que obliga al personal operativo libre de servicio a presentarse en su parque siempre que haya vehículos disponibles. Soler ha explicado en una atención a los medios a medianoche que también se está trabajando porque dos secciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) apoyen a los bomberos. “La prioridad pasa por disponer del máximo defectivos: todo lo que pueda sumar para apagar los fuegos lo antes posible será bienvenido”, ha afirmado.

Vídeo del incendio de Baldomar

Lo que más preocupa es el incendio forestal de Baldomar, en Artesa de Segre. Hasta 60 dotaciones de los Bomberos, cuatro de las cuales aéreas -han llegado a ser nueve-, trabajan desde el mediodía para estabilizarlo. Los esfuerzos se concentraban en los dos flancos del fuego, que han generado una densa columna de humo, para evitar que se abran en el valle del Segre y están pendientes de la evolución del viento, que ha dirigido las llamas hacia la montaña. El incendio ha empezado en una carretera entre el núcleo de la Clua y Baldomar. Según los Bomberos, ningún núcleo habitado está amenazado y una veintena de vecinos de la Clua se han marchado “por propia voluntad”. Otros se han quedado en casa y en la iglesia se han confinado cuatro personas. Los bomberos, sin embargo, han hecho tres evacuaciones preventivas en una casa de colonias, donde había 40 niños; en un camping y en Os de Balaguer.

En Corbera d'Ebre, en cambio, son 46 las dotaciones de los Bomberos, seis de las cuales aéreas, que intentan estabilizar el incendio de terreno forestal que quema desde la tarde. Han desplegado una estrategia para anclar las llamas y evitar que se acerquen a las carreteras. El flanco se ha dirigido a unos cultivos a pie de la TV-7333, donde se prevé parar el adelanto. El fuego ha obligado a cortar esta carretera entre la Fatarella y Vilalba dels Arcs. El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha asegurado que sigue la evolución de los fuegos de Artesa de Segre y Corbera d'Ebre, que ha descrito de “preocupantes”.

Tuit del consejero de Interior

Antes que se declararan los incendios, Elena había presentado la campaña de verano y había advertido que se afronta “una de las campañas más duras de los últimos años”. Elena ha alertado que la persistencia de las altas temperaturas y de la sequedad por la carencia de lluvia hace “evidente” el peligro. El conseller lo ha argumentado con los datos de los servicios que ya han hecho este año los Bomberos de la Generalitat por incendios de vegetación: llevan 2.748. Es el récord desde el 2019, porque desde el 1 de enero hasta el 12 de junio del año pasado hicieron 2.272 servicios por fuegos de vegetación, el 2020 –el primer año del covid – fueron 1.207 y el 2019 sumaron 2.343. Los incendios de vegetación incluyen los urbanos, los agrícolas y los forestales.

Si solo se tienen en cuenta los forestales, este año ya se han producido 285 fuegos de este tipo en Catalunya que han quemado 607 hectáreas en menos de medio año, el registro más alto desde el 2012 en el mismo periodo. El récord se debe al hecho que en febrero un incendio arrasó casi 400 hectáreas en Roses. Aun así, Elena ha añadido que nueve de cada diez fuegos no queman más de 10 hectáreas. “No tendríamos que hablar de campaña de verano, porque el riesgo de incendios, a consecuencia del cambio climático, está todo el año ”, ha dicho el conseller.

Un hombre observando el incendio de Baldomar, en Artesa del Segre
Efectivos de los bomberos trabajando para extinguir el fuego

Bosques “más estresados que nunca”

El jefe de los Bomberos, el inspector David Borrell, ha avisado que los últimos años se ha acumulado más masa forestal y los bosques sufren el cambio climático: “Están más estresados que nunca”. Esto, según Borrell, hace que los incendios “tengan un comportamiento más rápido y violento”, con “mucha velocidad y carga de fuego”. Los Bomberos los afrontan de dos maneras. La primera es con una estrategia defensiva, que ya se aplica desde hace una década, en que la actuación “no siempre es ir a atacar el fuego porque a veces es ir a esperarlo”, ha apuntado Borrell. La segunda es la mejora en la organización del mando operativo: cuando los incendios tienen cierta envergadura “siempre se establece un plan de acción”.

El conseller ha explicado que la campaña de incendios de este verano contará con más de 5.000 “servidores públicos”. Según Elena, aparte de las nuevas promociones de bomberos y agentes rurales, se han incorporado unos 500 profesionales más “para afrontar con más garantías” los fuegos. También participarán una cuarentena de medios aéreos de los varios cuerpos de seguridad. “Nos jugamos mucho. Viene una campaña dura y hemos puesto todos los medios posibles”, ha concluido Elena, que ha recordado que el verano del año pasado ya fue complicado por los incendios. El fuego forestal más importante fue el de la Conca de Barberà y L'Anoia, que quemó unas 1.700 hectáreas.

stats