Sociedad  /  Sucesos 27/05/2022

Rescatados la madre y el hermano pequeño de las dos chicas asesinadas en Pakistán

La mujer, a quien habían amenazado de muerte, y su hijo de 9 años volverán a Catalunya los próximos días

4 min
Un familiar y un vecino de Gujrat ruegan ante la tumba de las dos hermanas de Terrassa asesinadas en el Pakistán.

BarcelonaHace una semana y un día Arooj y Anisa Abbas, dos hermanas de Terrassa, llegaron a Pakistán en avión. Fueron a una casa de la familia en Gujrat, en Punjab, donde también estaba su madre, sus hermanos y su tío paterno –y padre de los hombres con quienes las habían comprometido–. Cenaron todos juntos y al día siguiente algunos de los familiares las asesinaron porque querían divorciarse de los maridos. La madre intentó parar los crímenes, pero no lo consiguió: vio como disparaban delante suyo en la cabeza a Anisa, de 21 años, y después encerraron a la mujer en la habitación del lado mientras mataban a Arooj, de 24 años. Amenazaron de muerte a la madre diciéndole que también le dispararían a ella, pero los vecinos, cuando escucharon los primeros disparos, avisaron a la policía paquistaní, que al cabo de pocos minutos ya estaba en la casa.

La policía, que detuvo a seis familiares –entre los cuales dos hermanos de las chicas y el tío–, se llevó a la madre a comisaría . De allí, la mujer fue a un hotel de Islamabad, pero este jueves, cuando habló con los Mossos d'Esquadra –que investigan si algunos familiares residentes en Catalunya están implicados en el doble asesinato–, avisó que temía por su integridad. El cónsul de Pakistán en Barcelona, Mirza Salman Baig, recibió la misma alerta: “Sentía que su vida corría peligro. Corría el mismo peligro que las chicas”. La madre tampoco podía marcharse del país porque tenía el pasaporte en la casa de Gujrat. Por eso, Salman Baig contactó con la policía paquistaní para que le pusieran vigilancia y también buscaran a su hijo de 9 años, a quien la mujer había perdido la pista desde los crímenes y sospechaba que algunos familiares lo podían retener. Según Salman Baig, encontraron al niño con la familia paterna.

Ahora, después de este dispositivo policial “con las fuerzas de élite”, el consulado prepara el retorno de la madre y el hijo a Catalunya: “Están bien”, custodiados por seis agentes y han recuperado el pasaporte de los dos, según el cónsul. Se prevé que los dos o tres días próximos madre e hijo cojan un avión con destino a Barcelona. Cuando estén aquí, Salman Baig asegura que la Generalitat ha ofrecido un piso de protección para la mujer y el niño así como trabajo para la madre. Los dos estaban en Pakistán antes de que llegaran las dos hermanas y ella no esperaba verlas allí: la cogió por sorpresa . El cónsul explica que las chicas viajaron engañadas con dos mentiras: uno de sus hermanos les dijo que se casaba en Pakistán y el tío, que la madre estaba enferma.

Tres de los seis detenidos por el doble asesinato en un calabozo de Pakistán.
La madre, custodiada por la policía, en el momento que se reencuentra con su hijo

Nada era verdad. Solo era una trampa para que se desplazaran y poder ejecutar el plan de asesinarlas. Según la investigación de la policía paquistaní, las hermanas habían hecho el ritual para acordar el matrimonio, pero no se había celebrado la ceremonia. Un primer paso que empezó hace mucho tiempo en Pakistán, donde las chicas llegaron a convivir con los hombres con quienes se tenían que casar, pero volvieron a Catalunya y se negaron a llevar a los futuros maridos porque aquí ya tenían pareja. A raíz del conflicto, Anisa hacía más de un año que había dejado de vivir en el domicilio familiar de Terrassa y Arooj había seguido los mismos pasos desde hacía menos de medio año. Se sospecha que las dos jóvenes se habrían marchado de Terrassa a otro municipio, con los novios de aquí.

El tío, “arquitecto” y “orquestador”

El hecho de que las chicas quisieran divorciarse de los hombres con quienes se habían comprometido en Pakistán para estar con unos chicos que habían conocido en Catalunya derivó en un enfrentamiento familiar con dos de sus hermanos. El mayor llegó a apuñalar a un chico paquistaní que salía con una de ellas. La policía de Pakistán atribuye a este hermano, Shehryar Abbas, y al tío y padre de los maridos, Muhammed Hanif, la autoría del plan, pero Salman Baig precisa que la investigación apunta a que el tío es “arquitecto” y “orquestador” de los asesinatos en una familia que no tenía antecedentes criminales. Aparte de los seis familiares detenidos, la policía busca a una séptima persona implicada en el mal llamado crimen de honor, una forma de violencia machista que la familia comete porque considera que una mujer ha causado una deshonra.

Las hermanas fueron víctimas de unos matrimonios forzados de los cuales en Catalunya nadie tenía constancia: ni los Mossos d'Esquadra, ni entidades especializadas, ni el Ayuntamiento de Terrassa ni los servicios sociales. Desde 2009, los Mossos han detectado 198 matrimonios forzosos con víctimas jóvenes, pero es una violencia muy invisibilizada que afecta a más mujeres.

stats