Coronavirus
Sociedad 21/05/2021

Los turistas británicos podrán entrar en España a partir del lunes sin PCR

También lo podrán hacer los de China, Singapur, Australia, Israel, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Japón y Tailandia

3 min
Pedro Sánchez a Fitur durante la presentación del certificado digital verde europeo.

MadridEspaña empieza a poner la alfombra roja al turismo, al que el gobierno español fía el inicio de la recuperación este verano. A partir del lunes los turistas británicos ya no tendrán que hacerse una prueba PCR para venir al Estado. Tampoco se la tendrán que hacer los de China, Singapur, Australia, Israel, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Japón y Tailandia, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE) y como ha anunciado el presidente español, Pedro Sánchez, desde la feria de turismo Fitur, donde también ha presentado el certificado verde digital europeo, aprobado el jueves en Bruselas. "Desde el lunes España estará encantada de acoger a todos los turistas británicos que quieran venir sin restricciones", ha dicho.

Pero no todo el monte es orégano. Los turistas británicos, que antes de la pandemia eran la gran mayoría de llegadas al Estado, todavía tendrán que hacerse una PCR y cumplir cuarentena al volver de España, porque está catalogada en naranja en el semáforo pandémico del gobierno británico –en cambio Portugal, por ejemplo, está en verde–. El ministerio de Industria y Turismo presiona a Londres para que cambie el color del semáforo y para que territorialize el mapa de España por comunidades, para que el País Valenciano y las Baleares, por ejemplo, no paguen por el alta incidencia del coronavirus que todavía hay en la Comunidad de Madrid.

La otra pieza fundamental para la remontada del turismo, con una previsión de llegadas de turistas internacionales del 30% al 40% este verano, y que podría llegar al 60% o 70% a finales de año, según los cálculos que ha anunciado Sánchez, es la entrada en vigor del certificado digital europeo. España será también de los países que pondrán menos requisitos al resto de estados europeos: los que vengan de un país con el semáforo en verde –en este caso, según las autoridades europeas– podrán entrar sin ningún tipo de restricción, y el resto podrán hacerlo a partir del 1 de julio sin PCR si están vacunados o bien certifican que han pasado el covid-19 y se han recuperado. El certificado de vacunación será gratuito y se tendrá que pedir a las comunidades autónomas.

Recuperación económica

Sánchez, que lo fía todo a la llegada del turismo este verano, ha pronosticado que con el certificado digital "España recuperará todas las actividades económicas de manera segura, así como la movilidad dentro de la Unión Europea este mismo verano". Desde mediados de mayo que ya está en vigor una prueba piloto del pasaporte covid, pero no empezará a funcionar hasta el 1 de julio y no servirá para viajar entre estados hasta el día 7. Pero a pesar de la alfombra roja de España al turismo, no significa que el resto de estados europeos actúen de manera recíproca: un turista podrá encontrarse con cuarentenas o la obligatoriedad de hacerse PCR en el retorno en el país de origen.

Al final, el certificado verde es un facilitador que lo que busca es hacer más rápidos los controles y el intercambio de información entre estados. España se ha salido con la suya en el hecho de que las PCR no sean gratuitas, puesto que supondría un fuerte impacto económico para las arcas del Estado. Pero no ha conseguido, en cambio, que el resto de estados no pongan tantas restricciones.

El presidente español hace días que ha iniciado una cuenta atrás para proclamar el fin de la pandemia con la inmunización de grupo de la población el 18 de agosto, cuando un 70% de la población esté vacunada. Cree que esto será el pasaporte para que la crisis del coronavirus dure solo tres años, frente a los 8 que duró la último crisis económica, y considera que esto solo ha sido posible gracias a la "capacidad de respuesta de la Unión Europea ante una calamidad".

stats