Sociedad 29/11/2021

Vilasanjuan: "Centraría más nuestros esfuerzos en vacunar a todo el mundo que en reforzarnos aquí"

El pasado octubre, Antoni Bassas entrevistó a Rafael Vilasanjuan, director del Departamento de Análisis y Desarrollo del ISGlobal. Vilasanjuan ya apuntaba que la sexta ola dependería de si la vacunación llegaba a todos los países.

‘Adiós a la quinta ola’. Esto es un fenómeno local, catalán, español, europeo... ¿O es así en todas partes?

— Es un fenómeno occidental básicamente, de países que están con un porcentaje de vacunación elevado, con toda la pauta completa, pero no es un fenómeno global y, por lo tanto, está claro que puede llegar una sexta ola. ¿Qué pasaría con esta sexta ola? Recordemos que ahora mismo hay aproximadamente unos 40 países que están por debajo del 1% de vacunación, África sobre todo, tenemos algunos países también en Asia y tenemos países con muy baja vacunación en América Latina. Por lo tanto, tenemos lo que llamamos un desequilibrio de equidad. La gente vacunada entrará mucho menos en los hospitales y en cambio la gente no vacunada entrará más, pero lo que pasará es que esta sexta ola podría tener lugar en los países que no están vacunados y aquí es donde está un poco la clave de la pandemia mundial en estos momentos, porque crear nuevas resistencias, generar nuevas variantes... lo que haría es que incluso aumentara el riesgo aquí. Esto es lo que intentamos evitar. Y de hecho esta semana hemos tenido la reunión mundial del consejo del comité de dirección de la vacuna, y una de las pautas que tenemos es hacer llegar como sea antes de final de año 1.500 millones de dosis a los 92 países de renta baja del mundo, de momento solo han llegado 300 millones.

Y, como diría Josep Pla, ¿esto quién lo paga?

— Esto lo están pagando los países occidentales. Tenemos hasta 2.000 millones de dosis pagadas de momento o dadas; el gobierno de España ha dado más de lo que ha pagado. Básicamente son Estados Unidos, Reino Unido y Unión Europea, que han dado más de 7.000 millones de los 10.000 que se han recaudado para pagar estas dosis. Esto se paga así. Pero no es fácil, aún así, porque los productores no tienen ningún interés en vender vacunas digamos a un precio más reducido. Si estamos todavía hablando aquí de una tercera dosis y, por lo tanto, aquí tenemos este desequilibrio otra vez, que nos podría hacer pensar que estamos protegiendo más a la gente aquí poniendo la tercera dosis que llevando la vacuna ahí para incrementar el porcentaje de vacunación. Se ha pensado que estábamos más protegidos aquí con una tercera dosis que vacunando a todo el mundo en el mundo.

Hombre, la gente de aquí estará más protegida con la tercera dosis, ¿no?

— No. De esto no hay ninguna evidencia, es decir, no tenemos constancia de protección, tendríamos constancia en todo caso de que tendríamos más anticuerpos. Pero la memoria del virus, con la inmunidad que tenemos, de momento no está demostrado que con una tercera dosis se incremente y, por lo tanto, lo que tendríamos que ser es muy prudentes, es decir, las vacunas son básicamente herramientas de protección comunitaria, también individual. Por lo tanto, lo que digo es: sí a acabar de vacunar, sí a seguir vacunando a aquellos que tenemos todavía dosis para hacerlo. Yo pondría muchísimas reservas en estos momentos a una tercera dosis por supuesto de manera general e incluso de manera inmediata a los mayores de 65 años.

Y centrarías más tus esfuerzos en los países que no están vacunados.

— Absolutamente. Aquí estamos en la tercera fase y ahí todavía están en la primera. Aquí hacen falta campañas de comunicación y llegar a esta gente que ya no son colectivos, son gente dispersa y por lo tanto, es más difícil encontrarla. Y en cambio lo que hace falta es que empecemos a desarrollar una responsabilidad global, pero ya no es una responsabilidad como decíamos antes de la cooperación, el buenismo o la solidaridad; no, oye, es que tiene una devolución, es que pragmáticamente a nosotros nos interesa que no haya pandemia ya, porque si no volverá aquí.

stats