Coronavirus
Sociedad 05/01/2022

Voluntario de la vacuna Hipra: “Si no lo hace nadie, la ciencia no avanzará”

Lluís Esclassans recibió la nueva solución de la farmacéutica de Girona el pasado 9 de diciembre

3 min
Un investigador en el interior de la farmacéutica Hipra, en una imagen de archivo

GironaEl enólogo Lluís Esclassans oyó por la radio que la farmacéutica Hipra buscaba voluntarios para los ensayos clínicos de la nueva vacuna contra el covid que está investigando. Buscó información por internet y no se lo pensó dos veces: llamó al Hospital Clínic -que colabora en la investigación- y se ofreció como voluntario. “Si no lo hace nadie, la ciencia no avanzará. Tenemos que facilitar y ayudar en todos los esfuerzos que están haciendo los científicos”, defiende el vecino de Vilafranca del Penedès.

Esclassans es uno de los 1.075 voluntarios que participan en la fase 2b del ensayo clínico, el objetivo del cual es comprobar si la vacuna de Hipra es efectiva y segura como dosis de recuerdo, después de recibir otros sueros. “Buscaban personas que hubieran recibido la vacuna de Pfizer y, cuando hizo 6 meses de la segunda vacuna, me llamaron que ya podía ir a recibir la nueva”. Primero un médico le hizo una revisión y analítica muy completa y, una vez tuvieron los resultados y todo estaba correcto, el 9 de diciembre, le inyectaron la nueva solución. “Te dan un papel y cada día tienes que apuntar si has notado molestias. El primer día tuve un poco de dolor de cabeza y dolor en el brazo, el segundo un poco de dolor en el brazo y, a partir del tercer día, nada de nada”, indica Esclassans, que añade que también le regalaron una chocolatina de la Casa Cacau de Jordi Roca como agradecimiento. 

Al cabo de una semana de la vacuna, los médicos lo llamaron para saber cómo estaba. Al cabo de 15 días, volvió a ir de visita al médico por otra analítica, un trámite que tendrá que repetir a los 6 y a los 12 meses de recibir la vacuna experimental. Antes, sin embargo, ha tenido que firmar una serie de documentos que detallan en qué consiste su participación en el ensayo clínico: qué riesgos hay, qué visitas y pruebas se tendrá que hacer; además de especificar que hay un seguro que compensará cualquier afectación que sufra su salud. 

Llamamiento a participar en la investigación

El enólogo asegura que en ningún momento ha tenido miedo ni dudas. “El primer día sí que fui pensando a ver cómo irá, pero enseguida me quedé tranquilo porque me lo explicaron muy bien" - recuerda- "Además, ya se había hecho la fase 1 y me dijeron que no había surgido ningún problema; por lo tanto la fase 2 era más segura y no me lo pensé ni tuve dudas”, admite. El ensayo es ciego, lo que significa que ni los pacientes ni los médicos saben si ha recibido la vacuna de Hipra o una tercera dosis de Pfizer.  

En cuanto a la compensación económica que recibirá como voluntario, el enólogo puntualiza que es "un acto altruista", pero que les darán una cantidad de dinero por los gastos de desplazamiento para ir a las visitas médicas. “Cubren los costes que te supone participar en el estudio para que no te cueste dinero ser voluntario, pero nada más”, recalca. 

Hipra empezó en agosto de 2020 la primera fase de los ensayos clínicos y, en noviembre, recibió la autorización para iniciar la fase 2b. Si los resultados lo avalan y la vacuna recibe el visto bueno de las autoridades sanitarias, precisamente a mediados de este mes, la farmacéutica tiene previsto empezar la fase 3; que implicará a un mayor número de voluntarios: 3.000 personas.

Después de su experiencia, Esclassans anima a todo el mundo a apuntarse: “Tanto las enfermeras como los médicos son gente encantadora, que te lo ponen muy fácil, porque son conscientes de que trabajamos, e intentan ir rápido y no hacerte esperar. Recomiendo a todo el mundo participar, porque si no ayudamos a los científicos, no saldremos nunca de la pandemia”, reitera convencido. 

stats