Danza
Cultura  /  Danza 05/05/2022

Por qué TikTok ha revolucionado el mundo de la danza

La aplicación china se ha convertido en el gran escenario donde interpretar bailes populares, divertidos y directos

4 min
Capturas de pantalla de varios Tiktokers

BarcelonaTikTok no tiene manías ni hace distinciones: tan válido es un baile en el comedor de casa como sobre el puente de Brooklyn o ante la Torre Eiffel. La aplicación china creada el 2016 es conocida sobre todo por los vídeos que publican millones de usuarios de todo el mundo en que bailan. La mayoría son coreografías sencillas y directas que se hacen virales. Todo el mundo es bienvenido a participar porque impera la filosofía de que no se hace burla del ridículo y que cualquiera se puede sumar a las tendencias, sea cual sea la edad, el físico y las habilidades motrices del protagonista. Mientras la danza profesional sigue luchando por ganar público y romper con el estigma de una disciplina minoritaria dentro de las artes escénicas, TikTok ha conseguido captar la atención de los usuarios con coreografías de 10 segundos y movimientos sincopados. ¿Es la solución a los males del sector?

"Es la nueva danza folclórica, el baile en la plaza del pueblo, sin que ya no esté ligado a un lugar, una cultura o una nación", afirma la coreógrafa y bailarina Núria Guiu, que ha dedicado los últimos años a analizar los contenidos de la aplicación para convertir sus reflexiones en un espectáculo. Después de inspirarse en los "Me gusta" en Likes y cuestionar las políticas de control sobre la imagen en Spiritual boyfriends, Guiu quería crear una pieza de grupo basada en el impacto de TikTok en la sociedad. El resultado, Cyberexorcisme, se representa hasta el domingo en el Mercat de les Flors.

@maurocyan Ser yo no es nada fácil😩 #parati #foryou #fyp ♬ whos that chick - <3
@rochimusic17 Cual es su artista fav del @lollapaloozaar ? #lollaar #degiracontiktok @TikTok en español ♬ Prende la Cámara RMX - FMK & Tiago PZK & Mau y Ricky

Un lenguaje gestual hecho a medida

A través de los millones de bailes publicados en TikTok, los usuarios han construido un lenguaje gestual muy concreto que define las publicaciones. Son danzas fragmentadas en espacios reducidos, porque la aplicación solo muestra aquello que queda dentro de la pantalla del móvil. "Hay muchos solos en primer plano o coreografías en grupo con una persona en primer plano y el resto al fondo. Son movimientos sensuales propios de la danza urbana, latina o afro fusionados con la cultura de los emojis, gestos con las manos, los dedos y la lengua. Los códigos parecen aleatorios, pero no son nada improvisados. Cada vídeo está pensado y todo está compuesto, también aquellos en los que al fondo se ve a alguien almorzando o doblando la ropa mientras la otra persona baila", dice Guiu.

"Hay algo de los pasos y los movimientos que son adictivos. Los ves y los quieres hacer, no son nada difíciles y produce cierto placer", explica Carlos G. Corchia, uno de los intérpretes de Cyberexorcisme. Él es el único del reparto que no tiene perfil propio en TikTok, pero ha participado en los vídeos que publicaba su entorno. "Quedas con las amigas y, en vez de ir a hacer un café, haces el baile nuevo que acaba de salir", señala Corchia. En Cyberexorcisme ha trabajado con Mau Cyan, la más viral del reparto: tiene casi 300.000 seguidores en la aplicación. "Empecé por Navidad del año pasado grabándome en casa, de forma nada profesional. De golpe viví un boom de seguidores y desde entonces dedico más tiempo a la aplicación. Se ha convertido en mi trabajo", relata Cyan, que además del espectáculo también hace colaboraciones patrocinadas en la red social.

El humor y la representación de uno mismo son elementos fundamentales en el ecosistema de TikTok. "Hago trends, la versión de la versión de la versión de un baile, y los hago a mi manera. Mezclo el humor con el baile en vídeos en los cuales cualquier lugar de casa puede ser un escenario", dice Cyan. "Es una coreografía que se va traspasando de un cuerpo al otro. Juega un papel el mimetismo, muy relacionado con la niñez, pero también la idea que haces el movimiento del otro aportando tu identidad", añade Guiu.

Un espacio donde la autoría se difumina

En el ámbito artístico, TikTok se diferencia de Instagram porque no se hace un uso tan profesional. "Instagram se utiliza como un dosier, un escaparate para los proyectos creativos. TikTok es más efímero", explica la bailarina y coreógrafa Mabel Olea. Entre sus trabajos más recientes hay la participación en el videoclip Ay, mamá y en las actuaciones de Rigoberta Bandini, como también una serie de performances en la exposición Active, activism, act en el Ideal Barcelona, donde aborda la dicotomía amor/odio que le generan las redes. Olea entiende TikTok como "una gran biblioteca de coreografías de donde se pueden extraer referentes".

El hecho de que la autoría de los bailes desaparezca –la viralidad dificulta saber cuál fue el primer vídeo de una danza– no le preocupa. "Pasa como con los memes, que son cuadros sin autores. No lo veo mal, al final son vídeos infinitos que quedan en el subconsciente y que, como creadora, es inevitable que me vengan a la mente", explica Olea, que el 21 de mayo estrenará Japan en el Sant Andreu Teatre. La coreógrafa también subraya que TikTok tiene un papel activo en las creaciones de los artistas y pone de ejemplo Chicken Teriyaki de Rosalía: "Los movimientos de la estrofa principal están pensados como un vídeo corto de TikTok para que todo el mundo los reproduzca".

@mmunniaa gràcies mama roc pels pijames @rrrrroocky ♬ Dance with Me Tonight - Olly Murs

La mirada más crítica de los artistas sobre TikTok cuestiona la interferencia de las grandes empresas y de la publicidad sobre los usuarios. "Los perfiles más virales acaban absorbidos por las grandes marcas. Su contenido se acaba mercantilizando", dice Guiu. Las compañías de danza profesional todavía mantienen distancia con TikTok y no lo utilizan para buscar intérpretes, pero Olea defiende que la aplicación es un escaparate creativo: "Si aceptas las reglas de su juego, puede ser beneficioso y extraer contactos. Esto no quita, sin embargo, que la danza se acabe articulando desde las firmas más comerciales".

stats