BARÇA
Deportes 13/01/2021

Tusquets mandará hasta que se pueda votar

En caso de suspender los comicios, la gestora dirigirá el Barça pero mantendrá limitadas las funciones

Martí Molina
2 min
Carles Tusquets

BarcelonaEn el supuesto de que se acaben suspendiendo las elecciones a la presidencia del Barça, el club seguirá en manos de la junta gestora hasta que se puedan celebrar los comicios. Según los expertos en derecho deportivo, Carles Tusquets mantendría sus atribuciones como presidente interino, a pesar de que seguiría teniendo muy limitadas las funciones como mandatario. De este modo, el proceso quedaría parado y se retomaría cuando las condiciones sanitarias lo permitieran, con los mismos candidatos que hubieran pasado el corte de firmas y con el mismo censo electoral. “Sería como poner la pausa al vídeo”, explica Xavier Albert Canal, abogado en derecho deportivo.

En los Estatutos del Barça no se recoge la suspensión del proceso electoral porque no se había previsto un escenario con pandemia como el actual. Según detalla Canal, la junta electoral del club “no tiene potestad para suspender las elecciones” y, por lo tanto, tendría que recurrir al amparo legal que le diera una instancia superior: la secretaría general del Deporte y el Procicat.

Ahora bien, suspender unos comicios solo se puede hacer “a causa de fuerza mayor”, y “un estado de alarma o un confinamiento ya lo son”, pone de ejemplos. Aún así, Canal, que no entra a valorar los riesgos sanitarios, opina que con las restricciones actuales se podría ir a votar, siempre que se permitiera la movilidad de los socios que no viven en el municipio donde hay un punto de votación.

El proceso no empezaría de cero

El lunes, el día que las precandidaturas entregaban los boletines al club, desde algunos equipos de campaña especulaban con la posibilidad de que, si se interrumpía el proceso, se tendría que volver a empezar de cero, incluso con la recogida de firmas. Esto, según el abogado, “solo pasaría si se anularan las elecciones”. Una situación que tan solo se puede dar “si se observa algún tipo de fraude o irregularidad en el proceso”. Pero este no es el escenario actual. Por lo tanto, “se mantendrían las mismas reglas del juego, incluido el censo, y lo único que cambiaría sería la fecha de las elecciones”.

Mientras tanto, sin embargo, ¿quién gobernaría el Barça? Pues el mismo que lo está haciendo actualmente, el presidente de la comisión gestora, Carles Tusquets. Si bien en los Estatutos se especifica que la gestora no puede estar más de tres meses en el cargo, tratándose de un caso de fuerza mayor prorrogaría su mandato hasta que se pudiera votar. “Lo que no cambiaría son sus limitaciones. Seguiría sin poder fichar, comprometer gasto futuro...”

Canal explica que, como en los Estatutos no se incluye esta posibilidad, hay que fijarse en la ley del deporte catalana. Pero tampoco hay ninguna especificación sobre la cuestión. Así, conviene revisar la normativa de ámbito estatal, que prevé que estos presidentes interinos alarguen el mandato hasta que se escoja a un nuevo presidente.

stats