Barça
Deportes  /  Barça 14/06/2022

Piqué y el callejón sin salida con los contratos de los capitanes del Barça

Mientras el club quiere reducir la mochila de los diferimientos, el central ya sabe que no tendrá el mismo protagonismo con Xavi

3 min
Gerard Piqué y Xavi durante el partido contra el Mallorca en el Camp Nou

BarcelonaDesde su llegada al banquillo azulgrana que Xavi Hernández quiso dejar claro que en su equipo nadie jugaría por decreto. Que los capitanes, con quienes ya había compartido vestuario durante su etapa como jugador del Barça, se tendrían que ganar, como el resto de jugadores, su lugar en el once. En este sentido, el rendimiento a corto plazo, las urgencias y la carencia de relevos de garantías han permitido a Gerard Piqué, Jordi Alba y Sergio Busquets mantener un estatus de titulares casi indiscutibles durante los primeros meses del entrenador egarense en el banquillo. Solo los reiterados problemas con las lesiones han apartado al central barcelonés del once, mientras que el lateral del Hospitalet y el centrocampista de Badia no tienen competencia en su posición. Cuando Alba no ha podido jugar por lesión o por sanción, Xavi ha reciclado a Dest a la izquierda o ha apostado por una defensa con tres centrales. Y en las pocas ocasiones en que Busquets no ha estado disponible, ni Nico ni tampoco el transferible Frenkie de Jong han convencido al técnico azulgrana como relevo.

Los tres capitanes azulgranas cuentan con suficientes argumentos futbolísticos a corto plazo para aferrarse a su lugar en el equipo, pero Xavi, a pesar de las urgencias competitivas después de una temporada convulsa y que ha acabado con el equipo en fuera de juego en todas las competiciones, intenta edificar un proyecto a medio y largo plazo. Es por eso que el entrenador egarense ha mantenido una conversación con Gerard Piqué para manifestarle que, con 35 años y los problemas físicos que ha tenido, no puede seguir contando con un rol protagonista en su equipo. El periodista Marçal Llorente había publicado en las redes sociales este lunes que el egarense no cuenta con él, pero, según ha podido confirmar el ARA, lo que le ha transmitido Xavi es que dejará de tener un rol destacado porque su apuesta pasa por dar más protagonismo a Ronald Araujo, renovado hace poco, Eric Garcia y el central danés de 26 años Andreas Christensen, que llegará libre procedente del Chelsea (a pesar de que ahora mismo no hay margen para inscribirlo ).

Además, el club sigue sondeando el mercado para reforzar la defensa, y el central de origen senegalés del Nápoles Kalidou Koulibaly y el defensor del Athletic Club Íñigo Martínez son dos opciones que están encima de la mesa. Los reiterados problemas con las lesiones (y las dudas que se derivan de esto), sumados a su agitada vida extradeportiva, son handicaps que también hacen que Piqué se vea abocado a perder su rol de pilar de la defensa. Desde el entorno al capitán aseguran al ARA que lo que le ha transmitido Xavi es que lo quiere "comprometido al 100%" y que "el Barça tiene que ser su prioridad". Unos objetivos que Piqué ha aceptado. El defensa de la Bonanova considera que todavía no ha llegado el momento de apartarse y que su rendimiento, cuando las lesiones no se lo han impedido, ha continuado siendo bueno.

Otra cuestión es pactar una rebaja del sueldo y de las cantidades millonarias que todavía tiene que percibir Piqué, que superan los 50 millones de euros a pagar en las dos próximas temporadas. A pesar de que el técnico, en cierto modo, le haya abierto la puerta de salida, desde los despachos nobles azulgranas ven muy complicado que el central dé un paso al lado y admiten que los gajes que tiene pactados –y, en buena parte, diferidos– dibujan un escenario en que Piqué seguirá siendo jugador del Barça. Los representantes del jugador –que son los mismos que los de Xavi– se tienen que reunir próximamente con el club para abordar esta cuestión.

Los diferimientos, un quebradero de cabeza

Seguir difiriendo pagos millonarios (y generar deuda) ya no se considera como una solución válida y, de hecho, el vicepresidente económico Eduard Romeu ha expresado en una entrevista en el portal Goal que quieren "matar los diferimientos". El esfuerzo que el club quiere pedir a los capitanes pasa por que acepten perdonar una parte del dinero que les deben. Una comunicación, sin embargo, que todavía no se les ha transmitido oficialmente. Últimamente, tanto Busquets como Alba han manifestado públicamente que, si esto es así, preferirían saberlo directamente por el club y no enterarse por la prensa. Tal como ha podido saber este diario, el club se ha reunido hoy mismo con los representantes de Busquets (que también tienen en cartera a otros jugadores del Barça), pero no se ha abordado el tema de una rebaja salarial. Desde el entorno a Alba prefieren no pronunciarse.

El caso del cuarto capitán, Sergi Roberto, es un capítulo aparte. Ha aceptado renovar una temporada por menos de la mitad de lo que cobraba, impulsado por el hecho de que sabe que Xavi cuenta con él para desarrollar un rol como lateral derecho similar al que ha tenido Dani Alves.

stats