Barça
Deportes 24/09/2021

Sin ningún recambio a punto, Koeman seguirá en el banquillo

Robert Martínez no puede llegar antes del 10 de octubre, hecho que condiciona la toma de decisiones en el Barça

4 min
Ronald Koeman, al banquillo de Cádiz

BarcelonaRonald Koeman charlaba por teléfono, medio risueño, mientras esperaba a los jugadores para dejar el campo del Cádiz. Y Joan Laporta, por una vez, prefirió salir del estadio evitando a la prensa. El tercer partido consecutivo sin ganar dejó todavía más tocado el proyecto del técnico neerlandés en el Barça, pero de momento su reinado se alarga como mínimo hasta este domingo, cuando el Levante visitará el estadio. Koeman no estará en el banquillo, puesto que fue expulsado en Cádiz por protestar una decisión en los últimos minutos. Una expulsión muy injusta, según lo que se desprende del acta del partido, puesto que solo le dijo al cuarto árbitro "Quien tiene que silbar es el árbitro, ¡hostia!". No le sale bien nada al técnico neerlandés.

Koeman no se sentará en el banquillo del Camp Nou, pues. Queda liberado por lo tanto del juicio de una afición que va perdiendo la paciencia, tras ver solo un gol azulgrana en 330 minutos de juego. Después de comprobar que no se pueden derrotar rivales como el Granada y el Cádiz. Y después de ver al Barça convertido en un juguete en manos del Bayern, de nuevo, en un partido donde por primera vez en su historia reciente, el equipo de su corazón no chutó entre los tres palos en la Champions. Actuaciones que han acabado con la paciencia de la directiva, donde esta semana se ha hablado con normalidad de la búsqueda de un relevo para el banquillo. Ahora, si después del partido contra el Granada se daba por hecho que sería cuestión de días ver caer al entrenador, después del empate en Cádiz se pedía prudencia. ¿La razón? Dentro del club todavía no se ha encontrado ningún relevo. Y se duda sobre cuál es el mejor momento del calendario para cambiar de entrenador. Koeman, pues, alarga su reinado consciente de que no se confía en él. Sin embargo, a la vez, sabe que si consigue ganar los próximos partidos y recupera a un goleador como Ansu Fati quizás se saldrá con la suya.

Con todo, pocos confían en que sea así dentro de la directiva. Laporta, después de ver cómo algunos directivos se sublevaban pidiendo destituir a Koeman la semana después de la derrota contra el Bayern, ordenó acelerar para encontrar un relevo al banquillo, pero la incorporación del nombre que generó más consenso, Robert Martínez, es muy complicada. El técnico de Balaguer difícilmente abandonará el banquillo de la selección belga a las puertas de la fase final de la Copa de Naciones de la UEFA. El 7 de octubre Bélgica juega las semifinales de la segunda edición de este torneo contra Francia en Milán, con la posible final el día 10. Además, Bélgica está justo en la fase de clasificación para el Mundial de 2022 en Qatar, torneo donde los diablos rojos lideran su grupo de clasificación. La buena amistad de Martínez con Jordi Cruyff lo ha situado como el nombre que generaba más consenso, pero dentro del Barça saben que será muy difícil traerlo al Camp Nou antes del 10 de octubre. En el entorno de Laporta, pues, se han creado dos tendencias. Una intenta convencer al presidente de que habría que intentar fichar a Xavi Hernández. En el contrato del vallesano con el Al-Sadd catarí no hay ninguna cláusula de rescisión de contrato si recibe una oferta del Barça. Laporta no acaba de ver clara esta opción, en parte porque Xavi no le apoyó en las elecciones, en parte porque el exjugador solo tiene una experiencia como técnico hasta ahora, la catarí. Pero los últimos días el presidente ha ido suavizando su posición respecto a Xavi. La segunda tendencia aboga por aguantar con Koeman hasta octubre, esperando a Martínez. Pero implica un peligro: quedar medio eliminado de la Champions y más tocado en la Liga, puesto que en los próximos días hay que afrontar desplazamientos clave como el del Benfica en Europa y el del Wanda Metropolitano en la Liga.

El calendario de Robert Martínez

Koeman, pues, seguirá en el banquillo unos cuántos días más. Un pinchazo contra el Levante en casa podría ser definitivo, y dejaría al técnico sin volver a Lisboa miércoles, donde se reencontraría con uno de los clubes donde ha entrenado, el Benfica. La idea de la directiva es seguir con el neerlandés mientras no haya consenso total y se tenga cerrado su relevo. Pero una nueva derrota podría acelerarlo todo. Y el calendario hace subida. Después de recibir a un Levante que llegará con bajas y en un mal momento de juego, el Barça se jugará mucho contra el Benfica, el Atlético de Madrid y el Valencia. El partido contra los valencianos, otro de los clubes donde Koeman ha trabajado, ya sería después de la parada de selecciones de inicios de octubre. La cita en que Robert Martínez buscará ser el primer entrenador capaz de ganar un título con la selección de Bélgica. El técnico de Balaguer se ha comprometido a estar en el banquillo de esta fase final, pero después una oferta del Barça podría cambiarlo todo. El ARA se ha puesto en contacto con el entorno de Martínez, que ha confirmado que no dejará la selección en los próximos días, justo antes de un torneo que lleva meses preparando. Sobre una posible oferta del Barça, el discurso es no comentar nada, pero admiten contactos no oficiales entre las dos partes.

Pero si los calendarios del de Balaguer y del Barça no coinciden, las puertas de Xavi, cerradas hasta hace poco, se irían abriendo. Todo, eso sí, condicionado por los resultados: una nueva derrota podría hacer insostenible la situación. Koeman se aferra a Ansu Fati, que tendría que volver pronto, para tener refuerzos. Pedri también tendría que volver en los próximos días, pero los otros lesionados no volverán hasta noviembre, cuando parece muy difícil que el neerlandés siga en el banquillo.

stats