Juegos Olímpicos
Deportes 31/07/2021

Los olímpicos que se dispararon balas entre ellos

2 min
Concurso de tiro con balas de cera durante los Juegos Olímpicos del 1908

BarcelonaLa revista londinense The Sketch informaba en julio de 1908 de "una de las pruebas más curiosas de los Juegos Olímpicos", un "duelo de pistola sin sangre". Publicaban una fotografía en la que se veían dos personas, con un tipo de armadura y una máscara similar a la de los participantes en los concursos de esgrima, apuntándose con una pistola. La capital británica vivía los cuartos Juegos Olímpicos de la historia moderna. Y algunos de sus deportistas estaban a punto para dispararse entre ellos con pistolas.

Todo había empezado unos años antes, en 1901. El médico francés Paul Devillers, harto de ver como algún amigo suyo acababa en las puertas de la muerte después de batirse en duelo con enemigos, ya fuera por cuestiones de política, amor u honor, inventó unas pistolas que permitían organizar duelos en que no se corría el riesgo de morir. Las balas eran de cera y las pistolas disparaban a una velocidad perfecta para no perforar unas cotas de malla de protección. La idea gustó tanto que el mismo Devillers creó una sociedad dedicada a organizar duelos con estas pistolas en los Campos Elisios. El político Casimir Perier, que fue presidente francés, se hizo socio de una sociedad que fue atravesando fronteras gracias a personajes como el británico Sir Cosmo Duff-Gordon o Walter Winans, un norteamericano que ganó medallas olímpicas en concursos de tiro. Era un tipo de deporte que fue creando sus reglas, con puntuación en función de cuántos impactos en el cuerpo del rival conseguías. La bala hacía daño, pero no sangre. Solo un morado en la parte donde la bala de cera acababa chafada sobre la protección, y los jueces sumaban los puntos. "¡Te permite experimentar la sensación de recibir un disparo!", explicaba emocionado Winans.

Y fue Winans quien decidió promocionar aquella práctica organizando un concurso internacional en julio de 1908. Ahora bien, no fue una prueba olímpica. La exhibición formaba parte de los actos de una feria anglo-francesa, pero Winans invitó a atletas olímpicos que estaban en Londres para competir en los concursos de esgrima y tiro a participar en su torneo, hecho que llevó a parte de la prensa a pensar que el concurso de duelos con balas de cera formaba parte del programa olímpico. No fue así, a pesar de que olímpicos como Cosmo Duff-Gordon, Jacques Rouvcanachi, Joseph Marais y el mismo Walter Winans participaron. El duelo con balas de cera no tuvo recorrido como deporte, pero sirvió para inspirar, unos años más tarde, el paintball

stats