Barça
Deportes 17/03/2021

La Liga da luz verde al aval de Joan Laporta para ser presidente del Barça

Jaume Roures se añade a la aportación de José Elías para garantizar la fianza de 124,6 millones de euros

Xavi Hernández Navarro i Martí Molina
4 min
Joan Laporta con su candidatura la noche electoral

BarcelonaNueve días después de haber ganado las elecciones del Barça, Joan Laporta ha podido cerrar finalmente el aval de 124,6 millones de euros para tomar posesión del cargo. La entrada en escena de José Elías, el presidente de Audax Renovables, avanzada el domingo por el ARA, permitió desencallar un punto clave que ha puesto en riesgo incluso la investidura del presidente electo. Finalmente se ha llegado a tiempo. El martes por la tarde se pudo formalizar el aval y, durante el anochecer, se rubricó todo el papeleo. El último paso ya se ha completado. Después de analizar la documentación, la Liga ya ha dado el visto bueno para que Laporta sea investido este miércoles en el Camp Nou.

La fotografía de Joan Laporta y José Elías, hecha en el despacho profesional del presidente electo del Barça, alejaba los fantasmas que hablaban de una repetición electoral. No ha sido fácil porque, a pesar de un pacto inicial, las negociaciones entre los dos se habían roto. Finalmente se recondujeron a tiempo. Elías, que pondrá el dinero para avalar -más de 40 millones-, no estará en la junta puesto que no tiene la antigüedad necesaria de cinco años. Pero en su lugar sí entrará Eduard Romeu, que ocupará la plaza que dejó vacante Jaume Giró cuando, como informó el ARA, renunció por sorpresa a entrar en la junta, seis días después de las elecciones. A la espera de confirmación, Romeu será vicepresidente segundo, encargado de la parcela económica. La vicepresidencia primera será para Rafael Yuste, hombre de la máxima confianza de Laporta.

Quien también ha sido decisivo para el aval es Jaume Roures. El socio y cofundador del grupo Mediapro habría aportado unos 30 millones para ayudar a Laporta a ser investido. La noticia, avanzada por Expansión y confirmada por el ARA, es clave para que Tebas, el presidente de la Liga, dé luz verde a la estructura del aval, a pesar de que fuentes cercanas a Roures aseguran que su aportación es inferior a los 30 millones. También matizan que la suma se hace desde una sociedad llamada Orpheus Media.

Último día de infarto

Las últimas horas han sido frenéticas. La nueva directiva se ha puesto en contacto con muchos empresarios para intentar entrar en el club a cambio de contribuir al aval -también algunos, conociendo la situación, se han puesto en contacto con el equipo de Laporta para ofrecerse a ello-. Pocas conversaciones han fructificado, pero suficientes para conseguir el objetivo de la nueva junta. Además de Romeu, se prevé que también forme parte de la directiva Joan Soler, presidente del CF Vilafranca, y dos "o tres" directivos más. Los nombres se confirmarán el miércoles durante la toma de posesión. A nivel legal, los miembros de la junta que no formaban parte de la lista electoral podrán ejercer su cargo sin problemas pero tendrán que ser ratificados en la próxima asamblea.

Durante la tarde de martes, los nuevos miembros de la directiva recibían el visto bueno del Banco Sabadell, la entidad bancaria que ha acabado preparando el aval. Pero se agotaba el plazo y había que correr. Los avaladores se apresuraban a hacer llegar toda la documentación a la notaría, que trabajaron hasta muy entrada la noche para tenerlo todo preparado. A las ocho del anochecer, Laporta salía de su despacho para ir a firmar. Y posteriormente lo hacían los otros miembros del equipo. También había empresarios que habrían ayudado a completar el aval –en un porcentaje minoritario– sin entrar en la directiva, y que a cambio recibirían una compensación económica. El último en hacerlo era Elías, que acababa completando el aval con el dinero necesario. Todo ello se alargaba hasta pasada la medianoche. Tanto es así que, de la notaría donde se firmaron los documentos, los directivos y representantes legales salieron alrededor de las tres de la madrugada. Antes, y una vez rubricada la documentación, Laporta y los suyos gritaron a pleno pulmón el himno del Barça para celebrar que habían obtenido a tiempo los avales necesarios.

Fue una lucha contrarreloj. Laporta había pedido, tanto a Carles Tusquets -presidente de la junta gestora del Barça- como a la Liga, una prórroga para poder tener más tiempo para preparar el aval, una propuesta que fue denegada por ambas partes. El caso es que, según la normativa, la Liga necesita 24 horas para validar un aval y el plazo para tomar posesión -según los Estatutos- expira este miércoles. El hecho de que se haya cerrado el aval a última hora tiene un riesgo añadido: que haya algún defecto de forma en alguno de los documentos. En cualquier caso, desde la junta electa están convencidos de que "no habrá sorpresas" y podrán tomar posesión. "Soy optimista, mañana lo veréis. Estamos dentro de los plazos", decía Laporta al atardecer, cuando se dirigía a la notaría.

Más problemas de la cuenta

Los problemas para conseguir el aval se acentúan con la salida inesperada de Jaume Giró, solo seis días después de las elecciones -oficialmente "por motivos laborales"-. El gran obstáculo es que el Banco Sabadell ha sido extremadamente prudente teniendo en cuenta la situación económica del Barça. Esto, y que los directivos que inicialmente formaban parte del proyecto tan solo podían reunir 50 millones en patrimonio personal. Además, y según El Confidencial, no aceptaba como garantía las acciones en empresas que operan en bolsa. Por lo tanto, había que buscar vías alternativas. Y una de estas pasaba por un fondo norteamericano que garantizaba los 70 millones. Eso sí, a cambio de unos intereses altísimos -rondando los 6 millones anuales-. "Tenemos que intentar evitar a los americanos", era la consigna que corría entre los miembros de la candidatura. Al final, esta opción de emergencia no se ha tenido que usar.

De todos modos, no todos los miembros de la directiva veían con buenos ojos las condiciones del aval que se ha acabado firmando con el Sabadell y exploraron alternativas. Pero ya no quedaba tiempo material para conseguir ningún otro acuerdo. Casi cinco meses después, con más intriga de la cuenta, y siempre que la Liga no ponga ninguna traba de última hora, el Barça cerrará este miércoles su periodo de interinidad y Joan Laporta será a todos los efectos el nuevo presidente de la entidad.

stats