Economía 10/03/2021

Abertis cierra el 2020 con pérdidas de 392 millones a pocos meses de expirar la concesión de la AP-7 y la AP-2

La filial de ACS y Atlantia reduce un 18% los ingresos debido al descenso de tráfico provocado por la pandemia

ARA
2 min
El nuevo peaje troncal de la AP-7 que marca el fin del tramo de peaje.

La compañía de infraestructuras Abertis cerró el 2020 con unas pérdidas de 392 millones de euros, muy lejos del beneficio de 352 millones registrado el año anterior. Se trata de la primera vez que registra un resultado negativo. La empresa, participada por la italiana Atlantis y la constructora española ACS -propiedad de Florentino Pérez-, ingresó 4.054 millones, un 18% menos que en 2019, según ha informado este miércoles la misma empresa en un comunicado.

La compañía de raíz catalana opera infraestructuras en varios países del mundo. En Catalunya tiene la concesión de varias autopistas, entre las cuales la AP-7 entre Cambrils y la Jonquera y la AP-2 entre el Vendrell y Aragón, dos tramos en los que el peaje expira el 31 de agosto. El ministro de Transportes, José Ábalos, confirmó ayer que los peajes de las dos vías se levantarán en la fecha prevista, a pesar de la petición de Abertis al gobierno español de prorrogarlos para compensar la caída de la circulación provocada por la pandemia.

De hecho, en el comunicado la empresa admite que "la caída del tráfico ha marcado significativamente los resultados del grupo" en el ejercicio 2020. En total, en las vías controladas por el grupo, el tráfico se redujo de media un 21% a lo largo del año, a pesar de que en los momentos de máxima afectación de la pandemia, durante el segundo trimestre, las caídas de la circulación llegaron al 60%. En Europa es donde más se redujo el tráfico de vehículos, especialmente coches particulares, mientras que en los mercados latinoamericanos la incidencia de la pandemia fue menor.

En verano, la empresa presentó un ERO de unos 160 empleados -todos en Catalunya- de los aproximadamente 800 que tiene la empresa en plantilla. El anuncio se produjo dos meses después de que aprobara un dividendo de 875 millones de euros para sus accionistas.

Abertis emitió títulos de deuda por un valor total de 1.500 millones de euros, a los que hay que añadir un bono híbrido emitido en noviembre de 750 millones. Una gran parte de la nueva deuda se destina justamente a mantener la generosa política de dividendos que lleva a cabo la empresa desde que fue adquirida por ACS y Atlantia. La deuda acumulada de la compañía es de más de 23.900 millones de euros, que financia a un coste del 3,3%.

Menos peso del mercado español

El resultado antes de impuestos, amortizaciones e intereses (ebitda) disminuyó un 23% en relación con el 2019 y se quedó en 2.628 millones de euros. De este beneficio bruto, el 74% se generó fuera de España.

En este sentido, el español dejó de ser el principal mercado del grupo. España representó un 27% del ebitda, diez puntos por debajo de Francia, que aportó el 37% del beneficio bruto. Chile y el Brasil, con un 11% y un 9% respectivamente, fueron los otros principales mercados para la empresa, seguidos de México, con un 7%, e Italia, con un 6%.

En 2020 Abertis cerró dos operaciones: la compra del 55% de la gestora de autopistas norteamericana ERC por 585 millones de euros y la del 53% de la mexicana RCO por 1.500 millones.

stats