TECNOLOGÍA
Economía 09/01/2022

La aplicación catalana que quiere captar a los frikis de los videojuegos

La ‘start-up’ GameSquare ha cerrado una primera ronda de financiación de 100.000 euros en 24 horas

Anna Reig
3 min
La aplicación catalana que quiere captar  los friquis de los videojuegos

El frikismo y el gaming están de moda. En las plataformas de Twitch o YouTube podemos encontrar una infinidad de vídeos de streamers jugando a sus videojuegos preferidos, todos con millones de visitas. Incluso se han creado los e-sports, acontecimientos online de gran popularidad en los que miles de ciberatletas compiten entre ellos para ser los mejores en el League of Legends, el Call of Duty o el Heartstone. No es extraño, pues, que este mundo se haya ido profesionalizando y, por lo tanto, hayan surgido nuevas necesidades para la gente que se dedica a ello.

Gerard Jané, por ejemplo, explica que cuando estudiaba en la universidad tenía problemas a la hora de vender sus videojuegos a través de aplicaciones como Wallapop: “De 200 personas que veían mi producto solo diez acababan interesándose por comprarlo y siempre me regateaban el precio”. Además, se pasaba las tardes yendo de un lado a otro de Barcelona para comprar o vender los videojuegos que quería. Entonces se dio cuenta de que este mercado informal se podía profesionalizar, y así fue cómo con su amigo Martín Simón fundaron GameSquare.

GameSquare se diferencia de otras aplicaciones porque es un marketplace exclusivo de productos gaming y coleccionables, donde se venden desde juegos para la Nintendo Switch hasta muñecos Funko Pop o cartas de Pokémon. Además, funciona a partir de una base de datos que registra la oferta y la demanda de todos los productos. “Yo puedo decir que quiero comprar una PlayStation 4 por 200 euros y que quiero que la aplicación me avise cuando alguien la ponga a la venta por este precio”, explica Jané. No hay chat ni se puede negociar. Además, tampoco se queda físicamente con el comprador, los productos se envían por correo. En definitiva, según Jané, la ventaja que ofrece la plataforma es ahorrar tiempo a los usuarios porque “no tienen que pasar horas buscando por internet el producto que desean al precio que están dispuestos a pagar y tampoco tienen que irlo a buscar físicamente, sino que lo reciben en casa”.

A principios de este año lanzaron la aplicación al mercado dirigida a particulares, es decir, personas que por su cuenta quieren vender sus videojuegos y otros artículos relacionados. Pero en abril se dieron cuenta de la oportunidad de crecer colaborando con tiendas físicas. “Hacía años que dábamos vueltas al proyecto, pero fue entonces el momento de tirarnos a la piscina y ver si había agua”, afirma Jané. También expandieron el equipo e incorporaron a Xavier Llordella y Pol Rodoreda. Iban de tienda en tienda, haciendo fotografías de todos los productos y subiéndolos manualmente a la plataforma. “Era un trabajo muy tedioso, pero tenía un doble beneficio. Por un lado, nosotros podíamos ampliar la oferta y, por el otro, las tiendas podían difundir sus productos digitalmente”, explica Simón.

Fue entonces cuando abrieron su primera ronda de financiación en Startupxplore, con la que captaron más de 100.000 euros en menos de 24 horas. Atrajeron a más de 50 inversores, entre los cuales emprendedores de éxito expertos en gaming y business angels como Rat Gasol, mánager general de Capital Cell, o Juan J. Mostazo, David Boronat y Sacha Fuentes, mentores de SeedRocket, la primera aceleradora de start-ups de España. Gracias a la ronda ahora han podido planificar cuál será la estrategia de negocio de los siguientes doce meses. “Tenemos el objetivo de crear una comunidad que permita a los usuarios digitalizar sus colecciones de videojuegos y, así, saber qué valor tienen”.

Actualmente colaboran con más de 30 tiendas y quieren captar 30 más en los próximos meses. Su objetivo es convertirse en el marketplace de referencia en productos gaming de España y ser los primeros en implementar un concepto que está arrasando en los Estados Unidos: el live shopping. Se reflejan en la plataforma americana Whatnot, valorada en 1,5 billones de dólares, que hace subastas en directo de objetos exclusivos de tan solo un minuto de duración. Su intención es vender por ejemplo Funko Pop chases, que son muñecos de Harry Potter, Superman, Bola de Dragón Z u otras temáticas relacionadas con el mundo gamer que tienen alguna característica única y, por lo tanto, se revalorizan muy rápidamente. De ahora en adelante se verá cómo recibe el mercado español esta nueva tendencia y si los jóvenes de GameSquare cumplen su sueño.

stats