Economía 28/03/2021

El autoconsumo aumenta de forma exponencial

Las instalaciones crecen casi un 50% cada trimestre desde el fin del impuesto al sol

2 min
autoconsum

BarcelonaEl autoconsumo fotovoltaico con placas solares en los tejados de las casas crece de forma exponencial trimestre tras trimestre desde 2019, cuando se suprimió el llamado impuesto al sol. "Avanza muy bien", reconoce el director del Institut Català de l’Energia (ICAEN), Manel Torrent, aunque reconoce que tiene "un efecto relativo" en el avance de la descarbonización de la generación eléctrica.

Los datos dan una idea de su crecimiento. Desde el primer trimestre de 2019 ha crecido un 48% cada tres meses. El último trimestre de 2020, se han registrado 1.878 nuevas instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, con una potencia total de 14,63 MW.

La normativa ha contribuido mucho a este crecimiento. Por un lado, los autoconsumidores, si vierten energía sobrante a la red, pueden recibir una compensación en forma de ahorro en su recibo. Por otro, muchos ayuntamientos han suprimido trabas, como la necesidad de licencia de obras, o han introducido bonificaciones en el impuesto de bienes inmuebles -como es el caso de Barcelona-, que hacen atractiva la instalación. Además, los precios de los paneles son atractivos, hasta el punto que se pueden comprar en grandes almacenes como Ikea o Leroy Merlin. Las comercializadoras han creado, además, un modelo de negocio entre energético y financiero.

Ya hay un puñado de comercializadoras eléctricas y empresas instaladoras que han cerrado acuerdos que permiten al cliente instalar placas fotovoltaicas en su casa sin ningún gasto, ya que la inversión, que puede ir de unos 4.000 euros a unos 12.000 en función del número de placas, de si hay baterías de apoyo y otros aspectos, se amortiza con el ahorro en el recibo y volcando el excedente a la red.

Poca potencia

A pesar del crecimiento, la mayoría del autoconsumo es doméstico. Tres de cada cuatro instalaciones en Catalunya son de menos de 5 kW, un 18% de entre 5 y 25 kW, y menos del 6% superan los 25 kW, que corresponden a grandes instalaciones, más ligadas al sector empresarial e industrial.

Barcelona es el primer municipio en potencia instalada de autoconsumo (4.753,83 kW) y el segundo en número de instalaciones (419) por detrás de Sant Cugat del Vallès (525). Pero llama la atención el ranking en función del número de habitantes. Santa Eulàlia de Ronçana, con más de 14 instalaciones por cada 1.000 habitantes, se sitúa arriba del ranking, seguido de municipios como Alella, Tiana o Vallirana. El Icaen ha constatado, además, que a pesar de que cada vez hay más facilidades para instalar autoconsumo en comunidades de vecinos, existe una clara correlación entre el número de instalaciones por cada millar de habitantes y los número de viviendas unifamiliares que hay en un municipio.

En España, el autoconsumo ha crecido un 30% en 2020, a pesar de la pandemia. "El apoyo administrativo, con la reducción de trámites como la licencia de obras, permite acercar la energía fotovoltaica a los hogares", afirma Rafael Benjumea, presidente de la patronal Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

stats