Economía 17/09/2021

El Banco de España descarta una subida de los tipos de interés en dos años: "No se cumplen las condiciones"

De Cos avisa que si se quiere subir el salario mínimo "hace falta hacer un esfuerzo de formación" con los trabajadores afectados

3 min
Pablo Hernández de Cuerpo durante su conferencia a la Iese.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha descartado que los tipos de interés de la eurozona puedan subir el 2023, tal y como este viernes había publicado el Financial Times citando informes secretos del Banco Central Europeo.

El eurobanco acaba de revisar sus objetivos estratégicos y ha dejado escrito con más claridad cuáles son las condiciones que se tienen que cumplir para subir los tipos de interés, una decisión clave para la economía (porque encarece el acceso al crédito) y para las entidades financieras (cuanto más bajos son los tipos más les cuesta ganar dinero). Entre estas condiciones destacan tres: que la inflación esté al 2%, que sea de forma duradera y que la inflación subyacente (la que excluye la energía y los alimentos) también esté alineada con este 2%. Según De Cos, las condiciones para subir los tipos ahora se han "endurecido" y actualmente nada hace pensar que en 2023 se cumplan. "Ahora por ejemplo no se cumplen" estas condiciones, ha insistido.

El gobernador ha pronunciado una conferencia en la Iese justamente para explicar con detalle la revisión de los objetivos que acaba de aprobar el BCE. Estos han sido sus mensajes principales:

Subida del salario mínimo

Después de que el gobierno español y los sindicatos pactaran ayer una subida del 1,6% en el salario mínimo, el gobernador (que se había mostrado muy crítico con las fuertes subidas de los años anteriores) no se ha opuesto al incremento acordado. Aún así, ha reiterado que hay que estar atento por si hay grupos de la población que se ven penalizados por estas alzas, como por ejemplo los jóvenes. "Si hay un compromiso político para subir el salario mínimo, entonces hay que hacer un esfuerzo para la formación de los trabajadores afectados".

El gobernador ha reconocido que el salario mínimo puede ser "un elemento más" en la lucha contra la desigualdad, pero al mismo tiempo puede tener "efectos secundarios relevantes" en los grupos de población "menos productivos". De hecho, De Cos ha señalado que hay sectores que todavía van mal por culpa del covid y en los que "el salario mínimo es importante". Antes de pedir prudencia, el gobernador también ha reconocido que el mismo Banco de España tiene que hacer más estudios para entender mejor el impacto de este instrumento en la economía: "Nos hemos estado fijando mucho en el corto plazo pero tenemos que mirar más al largo plazo".

Dudas con el euro digital

En un momento en que el BCE está estudiando la introducción de un euro digital (una moneda electrónica emitida por la misma institución que emite la moneda física), el gobernador ha reconocido que este instrumento podría ser muy útil para que el banco central pueda hacer "una política monetaria más eficaz", puesto que los ciudadanos podrían depositar su dinero en el BCE directamente sin pasar por la banca comercial tradicional. De todos modos, acto seguido ha echado agua al vino avisando que los bancos centrales no solo se preocupan de la eficacia de su política monetaria, sino también de la estabilidad financiera. "Si la gente pusiera su dinero en el BCE, ¿qué pasaría con los bancos y sus depósitos?", se ha preguntado. De Cos ha insinuado así que el riesgo en el que estarían los bancos frena la adopción de esta moneda electrónica.

Desigualdades

Una de las críticas que se han hecho a las políticas de los bancos centrales occidentales es que han aumentado las desigualdades: con sus compras masivas de deuda pública y corporativa han enriquecido especialmente a las personas que invierten en los mercados financieros y también las que tienen propiedades inmobiliarias. A pesar de que De Cos ha medio reconocido que las políticas del BCE pueden haber generado desigualdades de riqueza, también ha defendido que, al mismo tiempo, han reducido las desigualdades de renta, puesto que han permitido crear muchos puestos de trabajo. "Hay una correlación muy alta entre desigualdades y tasa de paro, y sin las políticas del BCE el paro sería más elevado y habría habido más desigualdades".  

LAS CLAVES
  • 1. ¿Está preocupado el Banco de España por las subidas del salario mínimo (SMI)? Al banco le preocuparon sobre todo las anteriores, en especial la de 2019, cuando se elevó un 22%. La subida de esta semana (del 1,6%, cuando la inflación está por encima del 3%) es muy inferior. Con todo, el gobernador dio tres mensajes: el primero, que hay sectores todavía afectados por el covid donde una bolsa importante de trabajadores cobra el SMI, de forma que esto puede comportar un impacto en la ocupación. El segundo: que el SMI sirve para luchar contra las desigualdades sociales. Y el tercero: que si hay trabajadores perjudicados por la alza del SMI, el gobierno esté atento para ofrecerles formación y poderlos recolocar. Este tercero y decisivo factor que De Cos acostumbra a repetir, a menudo pasa inadvertido.
  • 2. Si los precios están disparados, ¿esto quiere decir que los tipos de interés subirán pronto? Según De Cos, que está en el consejo del BCE, no es así. Justamente, el BCE acaba de revisar los estatutos y ha endurecido las condiciones para que se eleven los tipos.
  • 3. ¿Qué impacto tiene que se suban los tipos de interés? Cuando se elevan, el acceso al crédito es más caro. Esto enfría la economía y la inflación (puesto que ciudadanos y empresas piden menos créditos e hipotecas). A la vez, esto facilita que los bancos tengan más margen y, en resumen, ganen más dinero.
stats