INMOBILIARIO
Economía 24/01/2021

Boom de pisos turísticos en venta

Pequeños propietarios que necesitan liquidez ponen a la venta sus apartamentos en Barcelona

XAVIER GRAU DEL CERRO
3 min
Un grupo de turistas accediendo a uno de los pisos turísticos que hay en el barrio de la Barceloneta en una imagen de archivo.

BarcelonaPoco después del inicio de la pandemia las patronales del sector de los pisos turísticos alertaban de que seis de cada diez de estas viviendas se habían pasado al alquiler tradicional, ya sea alquiler a largo plazo o alquiler de temporada. Una manera de intentar salvar una parte de los ingresos por parte de los propietarios. Ahora, sin embargo, el mercado detecta un nuevo movimiento: los portales inmobiliarios recogen ya un número importante de pisos con licencia turística a la venta.

Uno de los principales portales de España -cuando se hace una búsqueda de pisos con licencia turística en Barcelona- presenta más de 230 anuncios. Otros portales, con menos incidencia, también tienen cada vez más. E incluso en la plataforma de compraventa de segunda mano Wallapop se encuentran algunos. No es todavía un porcentaje muy importante, si se tiene en cuenta que en Barcelona hay unos 9.600 pisos turísticos con licencia. Pero desde el retorno del verano se ha notado en los portales un aumento de las ofertas de venta de este tipo de viviendas. “Un efecto claro [de la crisis en el sector inmobiliario provocada por la pandemia] es que la vivienda vacacional se está desviando hacia la venta y el alquiler”, asegura el subdirector general de la red inmobiliaria Don Piso, Emiliano Bermúdez. “Hay pisos turísticos en venta”, corrobora el directivo.

Los expertos coinciden en que el alargamiento en el tiempo de la pandemia del covid-19 provoca cada vez más problemas de liquidez a los propietarios de pisos turísticos, que, si no han conseguido alquilar el piso, o ven que la reactivación del sector llegará demasiado tarde, optan por la venta como una manera de recuperar su inversión.

Un fenómeno difícil de cuantificar

Es difícil saber cuántos de estos pisos están en venta, pero la estructura de la propiedad de los pisos turísticos en Barcelona explica en parte el fenómeno. No hay grandes tenedores de pisos turísticos, sino que de media los propietarios tienen un par de apartamentos, según explica Enrique Alcántara, presidente de la patronal del sector Apartur. Es decir, el número de propietarios se sitúa entre 4.000 y 5.000 en total.

Esta visión la comparte Ferran Font, jefe de estudios del portal Pisos.com, que asegura que la mayoría son pequeños propietarios a los cuales se les pueden hacer una montaña los gastos asociados a un piso vacío y su financiación, y que se han encontrado con unos ingresos inferiores a los que habían previsto. En general, dice Font, “cada vez hay más propietarios que sacan los pisos del alquiler para pasarlos al mercado de compraventa”, algo que ha aumentado con la bajada del precio del alquiler y la nueva legislación cada vez más restrictiva con los precios.

El problema para algunos de los propietarios de pisos turísticos que ahora los quieren vender, sobre todo si tienen necesidad de liquidez inmediata, es la “poca capacidad de negociación” que tienen para fijar el precio, cosa que da más fuerza al comprador, explica Ferran Font.

La hora de los inversores

Emiliano Bermúdez explica que los pisos con licencia turística tienen un precio más elevado que los que no la tienen. Es, indica, “un plus que encarece el precio”.

Eso hace que muchas personas que quieren comprar un piso para vivir no opten por estos pisos con licencia. Por lo tanto, los pisos turísticos con licencia “tienen más salida entre los inversores”, indica Bermúdez, que tiene claro que “los fondos están de pesca en España”. Para Bermúdez, “cuando se recupere el mercado vacacional, los inversores tendrán un activo con más rentabilidad si han comprado estos pisos”.

Bermúdez tiene claro que cuando se vea el fin de la pandemia “la recuperación del sector inmobiliario vendrá de la mano de los inversores”, algo que ya pasó en la crisis anterior, cuando fondos e inversores institucionales fueron los primeros que empezaron a comprar activos inmobiliarios en el mercado español.

Un sector muy castigado por el covid y que reclama un plan de ayudas

Enrique Alcántara distingue entre los propietarios de los pisos y las empresas que se dedican a la explotación de los apartamentos turísticos. Cree que estas empresas son uno de los sectores más afectados por la crisis, con la facturación bajo mínimos desde hace muchos meses. La esperanza está en que la vacunación avance y llegue una mínima recuperación en verano. Pero reclama ayudas de las administraciones y moratorias en los impuestos. En Barcelona hay unos 9.600 pisos turísticos, que dan empleo directo a unas 5.000 personas y generan de media 3.000 euros al mes en impuestos por cada apartamento.

stats