Energía
Economía 22/09/2021

Bruselas se limitará a presentar una guía de medidas ya existentes para abordar el precio de la luz

España proponía una compra conjunta de gas, como se hizo con las vacunas, y una reforma del mercado eléctrico

4 min
La vicepresidenta tercera del gobierno español, Teresa Ribera, a la reunión informal de ministras del ramo en Eslovenia.

BruselasEl llamamiento de España a Bruselas ante la escalada imparable de la factura de la luz no ha hecho reaccionar a la Comisión Europea. En una reunión informal de ministros de Energía y Transporte de la Unión Europea en Eslovenia, la comisaria del ramo, Kadri Simson, ha puesto la cuestión a debate, pero no presentará nuevas propuestas. "Propondremos una guía de medidas ya existentes para ayudar a los gobiernos a navegar entre las soluciones que pueden tomar", ha dicho Simson.

Bruselas, pues, no ha cambiado el discurso de defensa del diseño actual del mercado eléctrico que mantenía hasta ahora. Simson ha dicho que el problema actual a largo plazo solo tiene una solución, "més renovables", y ha recordado a los gobiernos que pueden tomar medidas diversas, que pasan por el uso de fondo para ayudar a los más vulnerables, tanto hogares como empresas, a paliar los efectos del aumento de los precios de la luz, o reducir los impuestos como el IVA. Aun así, la Comisión Europea no presentará nuevas iniciativas para abordar la situación, solo una guía con medidas que ya están disponibles.

Las demandas de España

Las vicepresidentas españolas Nadia Calviño y Teresa Ribera han llevado a Bruselas esta semana el problema del encarecimiento de los precios de la energía a través de una carta dirigida a los vicepresidentes de la Comisión, Frans Timmermans y Margrethe Vestager, y también a la misma comisaria de Energía, en la que avisan que la escalada puede poner en riesgo la recuperación, y acompañan la reivindicación con una propuesta de medidas. En el documento que envió España al ejecutivo comunitario destaca la sugerencia de crear una plataforma europea de compra centralizada de gas, por ejemplo, como se hizo con las vacunas. "La autonomía estratégica de la UE es incompatible con el nivel actual de exposición de fluctuaciones al mercado internacional de energía", dice el documento, que recuerda el éxito con el que se han adquirido millones de vacunas de manera centralizada.

Propuesta española a la UE para abordar el encarecimiento de la factura de la luz

Calviño y Ribera también reclaman una reforma del mercado de la electricidad europeo y que Bruselas aclare a los estados miembros de la Unión qué herramientas tienen a su alcance para poder responder. Hasta ahora, la Comisión Europea había insistido que la escalada de precios de la luz que se está viviendo en todo Europa es un cúmulo de factores temporales, y reiteraba que los gobiernos tienen "margen" dentro de la regulación europea para impulsar mecanismos que mitiguen el encarecimiento de la factura, sobre todo para los colectivos más vulnerables. Aun así, después de la insistencia de España y también de Italia, Bruselas se ha puesto a trabajar para estudiar qué medidas se pueden sacar adelante.

"El debate esta mañana ha sido muy productivo y la mayor parte de los ministros de Energía han manifestado su preocupación por la evolución de los precios de la energía en el conjunto de la UE y han apoyado a la idea de una respuesta en la que la Comisión tiene mucho que ofrecer. La comisaria ha concluido el debate diciendo que están trabajando en la preparación de las propuestas de las opciones flexibles para abordar la situación a escala europea y que en las próximas semanas las darán a conocer", ha dicho la vicepresidenta Ribera al salir de la reunión.

Una de las reclamaciones de España es que se actúe ante el encarecimiento también de los precios de derechos de emisión de CO2 (ETS), un mecanismo europeo que encarece la factura porque fija un precio a las emisiones de dióxido de carbono y, por lo tanto, encarece las energías más contaminantes para desincentivar su uso. Esta es, de hecho, una de las herramientas clave que Bruselas tiene previsto potenciar todavía más –con lo cual se encarecerá más la factura– en los próximos años, incluyendo a los vehículos en el mecanismo para conseguir la descarbonización del continente. Pero Espanya avisa que puede haber una burbuja en este mercado de emisiones. "Una burbuja es lo último que necesitamos; el mercado europeo de ETS tendría que ser un mercado para empresas industriales y de la energía, no tendría que estar disponible para todos los actores, especialmente no aquellos que especulan con el mercado de la electricidad", remacha el documento presentado por el gobierno español, que asegura que hay un vínculo evidente entre el aumento del precio de los ETS y la entrada en el mercado de otros actores. Una directiva europea en el ámbito financiero estableció en 2019 que los derechos de emisiones son instrumentos financieros y de inversión, lo cual ha permitido que fondos de inversión y especuladores hagan negocio.

Si bien es cierto que el precio de la luz está encareciéndose en todo Europa, España parte de una posición de desventaja porque ya tiene una de las facturas de la luz más caras del Viejo Continente, sobre todo debido a su elevada carga impositiva. Además, hay una mayoría de usuarios que optan por la tarifa regulada, lo cual traslada todavía más las fluctuaciones del mercado y, además, tanto España como Portugal o Italia tienen problemas de conectividad con la red europea.

stats