El radar
Economía 02/05/2022

Todo lo que cambiará la subida de tipos de interés que se aproxima

4 min
Christine Lagarde, presidenta del BCE, prepara la primera subida de tipo en una década en Europa.

BarcelonaLos últimos datos de inflación que se han publicado han acabado de cargar de argumentos a los que piensan que el Banco Central Europeo tiene que acabar de una vez con los tipos de interés al 0%. En España, por ejemplo, los precios se frenaron en abril (pasaron de crecer un 9,8% a hacerlo un 8,4% ), pero hay un detalle preocupante. La inflación subyacente –que excluye la energía y la alimentación– creció del 3,4% al 4,4%.

La traducción de esto es que está pasando exactamente lo que muchos economistas e instituciones se temían: los precios de la energía se están contagiando el resto de la economía. Si en marzo dos terceras partes de la subida de la inflación se debía a la luz y a los alimentos, en abril esta proporción había bajado hasta el 48%. En el conjunto de la eurozona pasó una cosa parecida: energía y alimentos pasaron de suponer un 57% de la subida a un 48%.

Esto es importante porque el BCE poco podía hacer con sus políticas para bajar los precios de la energía. Ahora bien, si el contagio es cada vez más generalizado, una intervención del banco sí que podría tener efectos sobre los precios.

El peligro de una recesión autoinfligida

El riesgo que hay es que una intervención para frenar los precios provoque una recesión (caída de la economía durante dos trimestres). En 2011 pasó: el BCE consideró que la crisis financiera había quedado atrás y empezó a subir tipos, hecho que provocó una recesión en Europa. “No se quiere repetir aquel error”, explican fuentes próximas al BCE, que creen que por eso la institución está yendo con pies de plomo y con más lentitud que los Estados Unidos o el Reino Unido, donde los tipos ya se han empezado a incrementar.

Hace una década que el BCE está aplicando políticas de estímulo para sacar la economía europea del pozo. Una de estas políticas es la bajada de tipos, pero otra (que se aplica desde el 2014) es la compra masiva de deuda pública y privada.

¿Qué implicará para los ciudadanos este giro en las políticas monetarias? Entre otros, estas serán las consecuencias:

  • Encarecimiento de las hipotecas a tipo variable. Ante la expectativa de que los tipos suban, en las últimas semanas el Euríbor (el índice de referencia para la mayoría de hipotecas) ha subido con fuerza y, de hecho, cerró el abril en positivo por primera vez después de seis años. Cuando el BCE eleve los tipos, tendría que subir todavía más. Quien tenga contratada una hipoteca a tipo variable lo notará al instante, pero todo el crédito se encarecerá, también las hipotecas a tipo fijo (que ya están subiendo ). Quien crea que necesitará pedir un crédito o una hipoteca, cuanto antes mejor.
  • Más recompensa para tener el dinero guardado en el banco. Estos últimos años hemos visto cómo tener el dinero en un depósito no solo no daba ninguna retribución, sino que, de mil maneras diferentes, los bancos se las ideaban para cobrarnos. Esto se tendría que acabar: cuando suben los tipos se penaliza a quien se endeuda, pero se premia a quien ahorra. Los bancos tendrían que empezar a retribuir los depósitos.
  • Más dificultades para financiar el gasto público. A lo mejor ha pasado más desapercibido, pero el BCE ya ha dicho que en el tercer trimestre de este año se acabarán las compras de deuda . “Esto puede provocar problemas en países que nos hemos hecho adictos a la deuda”, sostiene el catedrático Joan Tugores. “O reducimos las emisiones de deuda o podríamos tener problemas para colocarlo”, añade. Este economista sostiene que para España (que cerró el año pasado con un déficit del 6,8% , muy por encima de lo que se considera sano) la finalización de las compras de deuda será “la cosa que más notará”.

Protagonistas

1.
Encuentro inesperado entre Sandro Rosell y Elsa Artadi
Sandro Rosell.

Barcelona es una ciudad pequeña, hasta el punto en que dos posibles rivales a las elecciones municipales que habrá de aquí un año pueden coincidir en una misma comida. Es lo que ocurrió el pasado lunes cuando Elsa Artadi (candidata de Junts) y Sandro Rosell (que medita presentarse a las elecciones) participaron en una comida para conocer la candidatura de Rosa Cañadas a la presidencia del Círculo de Economía. No consta que se saludaran.

2.
Lucena contra el gobierno español
Maurici Lucena.

Maurici Lucena pasó a presidir Aena solo seis semanas después de que el PSOE llegara al gobierno, en 2018. Aena tiene de primer accionista el estado español y a menudo es una extensión del ejecutivo: fue el gobierno (y no Aena) quién anunció que se retiraba la ampliación del aeropuerto del Prat. Por eso parece increíble que Aena haya llevado el gobierno a los tribunales porque le deniega el derecho a cobrar una compensación por el cierre forzado durante la pandemia. Pero así es: el caso ya está en el Supremo. 

3.
Ulabox desaparece una década después
Jaume Gomà.

Si algo ha demostrado Jaume Gomà, fundador y primer accionista de Ulabox, es capacidad de resistencia. Este supermercado online de gama alta nació en 2010 y se ha pasado la década en pérdidas: el 2020 facturó 9 millones y perdió 3. El sector hacía años que daba por hecho su desaparición. Finalmente, así ha sido: ha sido adquirida por la checa Rohlik (se ha quedado la deuda de la start-up catalana), que pasará a llamarse Sezamo. Gomà seguirá de primer ejecutivo.

¿Tienes una pista? Escríbeme a alexfont@ara.cat

stats