Coche eléctrico
Economía 06/05/2022

Los coches eléctricos urbanos de Skoda, Volkswagen y Cupra se fabricarán en Martorell

El CEO del grupo Volkswagen, Herbert Diess, confirma que los modelos urbanos de cero emisiones del grupo se harán en la planta catalana

2 min
Herbert Diess, CEO del grupo Volkswagen

A pesar de que ya era un secreto del dominio público, el CEO del grupo Volkswagen, el alemán Herbert Diess, confirmó ayer durante su visita a la que será la nueva fábrica de baterías del grupo en la ciudad valenciana de Sagunto que su grupo automovilístico fabricará los vehículos pequeños, urbanos y accesibles de las marcas Skoda, Volkswagen y Cupra en la planta de Martorell, aprovechando que los tres modelos usarán la misma plataforma, las mismas baterías, las mismas mecánicas y la misma tecnología.

El nuevo tridente eléctrico no sería ninguna gran novedad dentro del grupo industrial alemán, puesto que sustituiría el actual, formado por los Volkswagen e-Up!, Skoda Citigo y Seat Mii Electric, pero utilizando una nueva plataforma más moderna y evolucionada denominada MEB Entry y que deriva de la que ahora usan modelos como los Skoda Enyaq y los Volkswagen ID.3, por ejemplo. A diferencia de los modelos actuales, sin embargo, los eléctricos de Cupra, Skoda y Volkswagen serán más aspiracionales y completos, a pesar de que la evolución del precio del litio y el hecho de compartir plataformas e inversiones tendría que permitir que los modelos de acceso de cada coche se establezcan alrededor de los 20.000 euros. De hecho, el vehículo eléctrico urbano de Cupra muy posiblemente será el sucesor del Seat Ibiza que hemos conocido hasta ahora, y algunas informaciones apuntan que se podría denominar Cupra Raval.

Según afirmó el mismo Diess, “el objetivo de esta decisión es facilitar la transición a los coches eléctricos a las nuevas generaciones de conductores”, y apuntó que la entrada en producción de los tres nuevos modelos eléctricos será en 2025. Además, esta estrategia eléctrica vendrá reforzada por la nueva planta de baterías de Sagunto, que generará unos 3.000 puestos de trabajo directos y que tendría que funcionar a pleno rendimiento en 2026. 

La planta de baterías de Sagunto tendrá una capacidad productiva anual de unos 40 GWh y ocupará una superficie de unas 200 hectáreas, muy bien comunicadas gracias a su proximidad a las principales autovías y autopistas del Estado (AP-7 y A-23), en el puerto de Sagunto y en la línea de ferrocarril que une el País Valenciano con Catalunya y el resto del continente, y que tiene que permitir enlazar con facilidad la planta con las fábricas de Martorell y Landaben (Navarra), donde es posible que Volkswagen también fabrique vehículos eléctricos de tipos todoterreno o crossover. El grupo alemán ha anunciado una inversión total de unos 10.000 millones de euros para poner en funcionamiento la primera planta de baterías de litio del estado español, y que, según apunta Volkswagen, funcionará con electricidad obtenida íntegramente de fuentes renovables, como parte de su compromiso para convertirse en un fabricante con un impacto ambiental de cero emisiones de carbono en su actividad económica.

stats