Tecnología
Economía 13/05/2022

El 'criptocrash', desde dentro: "'Bro', espero que estés bien. Esto es muy jodido. LOL"

Los chats de inversores en criptomonedas se llenan de malos presagios por la caída del bitcoin

3 min
El 'bitcoin' se acerca al bolsillo doméstica

BarcelonaEl primer mensaje que aparece al irrumpir en el chat es un meme. Una rana con expresión de absoluta desolación (en las redes es conocida como Pepe the Frog) se coge a una cuerda sin ningún tipo de esperanza. Este estado de ánimo, mezclado también con mensajes de optimismo por parte de los más veteranos, es el que se respira en algunos canales de Telegram donde los inversores en criptomonedas comparten información (y llantos en forma de gif), después de la sangría del bitcoin de esta semana. La moneda virtual por excelencia llegó a caer ayer por debajo de los 25.000 dólares, después del colapso de la divisa Terra, aunque este viernes hacia las dos del mediodía había recuperado un poco el pulso hasta los 30.000 dólares (en noviembre cotizaba a 64.000). El ARA ha consultado algunos de estos grupos en la plataforma de mensajería, donde el inglés es la lengua común, para comprobar qué se comenta en el sector de las criptomonedas ahora que el bitcoin ha perdido más de un 50% de su valor en el último medio año.

"Mierda, las criptomonedas están en mi cabeza las 24 horas del día y ahora no puedo dormir", confesaba un inversor inquieto en medio de la bajada del jueves. Un segundo inversor admite que ha silenciado a los bots con los que los aficionados a este tipo de operaciones arriesgadas reciben alertas sobre las subidas y bajadas de precio. La conversación en estos chats, sin embargo, está monopolizada principalmente por dos nombres, el de un planeta y su satélite: Terra y Luna. El primero es el que se denomina una "moneda estable", puesto que su valor está teóricamente ligado al del dólar gracias a un algoritmo que mantiene esta equivalencia. Pero este equilibrio necesita que exista otro token, que en este caso sí que es volátil. Esta segunda moneda era Luna y ha pasado de un valor máximo de 119 dólares a principios de abril a hundirse hasta los 0,00008 dólares. En definitiva, de un día para el otro ya no vale nada. Su fundador, el surcoreano Do Kwon, lleva dos días desaparecido de Twitter.

Mientras el precio del bitcoin todavía baja, un participante de estas conversaciones anónimas pone banda sonora a lo que algunos ya denominan el criptocrash: "This is the end. My only friend, the end", como cantaba Jim Morrisson, de The Doors. Otro usuario explica que ha comprado dos millones en Luna a 0,00004 dólares. Es decir, que se ha gastado 80 dólares en la posibilidad de que la moneda resurja de las cenizas. "Si vuelve a subir a 0,01 dólares ganaría 20.000 dólares con esta apuesta, vale la pena", asegura. Aun así, enseguida insiste en que no recomienda a nadie (en mayúsculas) hacer lo mismo que él y recuerda que es un riesgo "calculado" con el que seguramente perderá poco dinero. Un inversor que se ha pillado los dedos con este colapso explica su caso y le responden: "Bro, espero que estés bien. He estado haciendo broma sobre la situación, pero realmente es muy jodido. LOL".

En un hilo de Reddit –la misma plataforma donde se gestó la compra masiva de acciones de las tiendas de videojuegos GameStop– para hablar sobre Luna y Terra, los moderadores han fijado como primer mensaje un tabla con números de líneas telefónicas para prevenir el suicidio. "Esta es una de las razones por las que no tendríais que invertir dinero que no os podéis permitir perder. Mucha gente ve esto como un billete para escapar de la pobreza", avisa este comentario. La siguiente publicación es la de un usuario que asegura que un antiguo compañero de trabajo ha intentado quitarse la vida después de haber invertido todos sus ahorros en Luna. "Solo quiero deciros, si sentís dolor y pensáis que nuestra vida es miserable sin dinero, que os acerquéis a las personas que queréis. No os quedéis solos, esta mierda es seria. No sobrestiméis el valor del dinero, el de la vida es mucho más grande", recomienda a la comunidad de inversores.

Los acérrimos llaman a aguantar

En el diccionario cripto, hold (aguantar, en inglés) es la palabra clave que aparece cuando el precio del bitcoin vive un descalabro como el de esta semana. Los más convencidos de sus bondades confían en que este tipo de caídas repentinas del precio son inherentes a las divisas digitales y que, igual que se hunden, también se reharán del retroceso. "Solo compro si estoy dispuesto a aguantar durante más tiempo aunque todo se vaya a pique", escribe un inversor en un canal de Telegram. De hecho, en estos chats se siguen haciendo sugerencias sobre las monedas, que podrían empezar a subir de precio después de este tropiezo. "Los que hace tiempo que estamos, sabemos que las criptomonedas se quedarán. Es el futuro de los pagos del mundo digital", dice un catalán que ha aprovechado el precio bajísimo de Luna para comprar algunas unidades.

stats