Energía
Economía  /  Energía 08/09/2022

Repsol vende un 25% del negocio petrolero por 4.800 millones de dólares

La petrolera española y el fondo norteamericano EIG, que ha comprado la participación, estudiarán lanzar a bolsa el negocio

2 min
Repsol ha empezado el proceso del relevo a la cúpula con Josu Jon Imaz como consejero delegado, que asumirá funciones que hasta ahora tenía Antoni Brufau.

BarcelonaEn pleno proceso de transformación hacia una empresa multienergética, Repsol ha dado un paso importante y se ha vendido un 25% del negocio upstream, es decir, de exploración y producción petrolera. El comprador, el fondo norteamericano EIG, pagará 4.800 millones de dólares a la compañía española, según ha informado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores la petrolera que preside Antoni Brufau.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha valorado muy positivamente la operación porque cree que demuestra que la empresa cotiza en la bolsa por debajo de su valor real. De hecho, el precio que pagará EIG significa valorar todo el negocio petrolero de Repsol en más de 19.000 millones de euros, una cifra que supera la capitalización en bolsa de toda la empresa. Hay que recordar que, además del negocio del crudo, Repsol también trabaja en el sector químico, el refinamiento y la electricidad.

Avanzar en la descarbonización

Imaz ha destacado que la operación permite a Repsol avanzar en los planes de descarbonización para lograr cero emisiones en 2050 y ha apuntado que, con el nuevo inversor en el negocio petrolero, trabajarán en una futura salida a bolsa en Estados Unidos del negocio upstream. La operación permite a Repsol avanzar en el cumplimiento de los objetivos de su plan estratégico para el periodo 2021-2025.

A pesar de que el precio de la operación es de 4.800 millones de dólares, una vez deducida la deuda asociada a la participación que ha adquirido, que sube a 1.400 millones de dólares, EIG acabará pagando a Repsol 3.400 millones de dólares. Un 70% de esta cantidad se pagará al cierre de la operación y el 30% restante en tres cuotas anuales del mismo valor durante tres años. La transacción se cerrará los próximos seis meses, cuando se reciban todas las autorizaciones de las autoridades competentes y de los reguladores.

La nueva sociedad creada entre Repsol y EIG mantendrá a la plantilla y al equipo directivo, así como el plan de negocio actual, centrado en reforzar, focalizar y descarbonizar la cartera de activos. 

La petrolera española también ha indicado que la operación acelera la transformación y refuerza el perfil multienergético de la compañía mientras se reduce el endeudamiento y se mantiene un flujo de caja fuerte para financiar un crecimiento ambicioso y una remuneración atractiva a los accionistas.

stats