Cuentas públicas
Economía 25/07/2022

La Generalitat arranca al Estado margen para gastar 500 millones más

Aragonès y Sánchez acuerdan flexibilizar el objetivo de déficit, que pasará del 0,1 al 0,3% del PIB en 2023

3 min
Jaume Giró y Pere Aragonès conversando en el Parlamento , en una imagen de archivo.

BarcelonaDespués de meses de presión en público y en privado, el gobierno catalán ha conseguido que la tasa de referencia de déficit para las comunidades autónomas de cara al 2023 se flexibilice. Según ha podido confirmar el ARA con fuentes de los ejecutivos español y catalán, este límite, que tenía que ser del 0,1% en 2023, será finalmente del 0,3% del PIB. Todas las comunidades se beneficiarán, y en el caso de Catalunya estas dos décimas supondrán un aumento del gasto que rondará los 500 millones de euros (algunas fuentes de la Generalitat lo cuantifican en 470 millones, mientras que otras lo elevan a los 525 millones de euros).

Fuentes del ministerio de Hacienda confirmaban este nuevo límite y recordaban que, dado que aumenta lo que las comunidades podrán gastar, se reducirá el desequilibrio presupuestario en el que puede incurrir la administración central. El programa de estabilidad continúa marcando un déficit previsto del 3,9% sobre el PIB para el año próximo en el conjunto del Estado.

Justo es decir que las reglas fiscales estrictas están suspendidas y que esta tasa de referencia del déficit no es de obligado cumplimiento. Sin embargo, la cifra es importante para la elaboración de los presupuestos, y en cualquier caso la Generalitat siempre se ha querido ajustar por "prudencia financiera" y para "no tener problemas a la hora de pagar facturas", según ha reiterado en los últimos meses el conseller de Economía, Jaume Giró.

Esfuerzo conjunto

En los últimos meses tanto el president de la Generalitat, Pere Aragonès, como el mismo Giró han insistido en la necesidad de dar más margen a las comunidades ante la persistencia del covid y la nueva situación de crisis derivada del repunte de la inflación y los problemas en las cadenas de suministro, que se han agravado con la guerra en Ucrania. Las fuentes consultadas por este diario coinciden en apuntar que esta decisión del gobierno español ha sido un éxito compartido por Aragonès y Giró. "Ha sido una presión coordinada", apuntan estas fuentes, si bien el acuerdo definitivo lo arrancó el president de la Generalitat.

Tanto Aragonès como Giró han aprovechado prácticamente cada acto público para pedir esta flexibilización, en algunos casos en presencia del mismo Pedro Sánchez, como pasó durante la entrega de los premios Pimec, el 27 de junio. Aquella tarde, el president de la Generalitat insistió en esta demanda en presencia del presidente del ejecutivo español. Según reiteró Aragonès, "los buenos datos de la economía catalana del año pasado se explican, en buena parte, por la capacidad de movilización de recursos que pudo llevar a cabo la Generalitat”, y reivindicó la necesidad de “disponer de recursos adicionales”. "No obedece a ninguna lógica que el Estado se resista a facilitar que la Generalitat pueda dar un apoyo mayor, y del todo necesario, a las empresas del país”, insistió.

También el conseller de Economía ha hablado del margen de déficit en los últimos meses, y ha pedido ampliarlo para "poder atender los gastos extraordinarios en salud, educación y derechos sociales que han generado la pandemia y la guerra de Ucrania". Giró reclamaba que el margen de déficit para el 2022, del 0,6% del PIB, se subiera al 1%, mientras que de cara al 2023 tenía que ser del 0,4%. En este sentido, fuentes del Govern catalán apuntaban que la flexibilización de la tasa de referencia del déficit que se ha "arrancado" al gobierno español es "positiva", pero lamentaban que hacía falta un "esfuerzo mayor" por parte del ejecutivo de Pedro Sánchez.

Un acuerdo al margen de la mesa de diálogo

Fuentes del gobierno catalán han recalcado que este acuerdo se ha producido al margen del conflicto político y de las conversaciones que tienen lugar en la mesa de diálogo entre las dos administraciones. "En este ámbito seguimos apostando por la desjudicialización y evidentemente por resolverlo a través de la amnistía y la autodeterminación", explica un portavoz del Govern. "El déficit va al margen; hay que tener todos los recursos adicionales para poder hacer frente a la situación económica, y por eso es fundamental seguir exigiendo al Estado para poder apoyar a la ciudadanía y a las empresas en el actual contexto".

Las comunidades autónomas recibirán la notificación formal de este relajamiento en las tasas de referencia del déficit muy probablemente este mismo miércoles, durante la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que estaba previsto para discutir aspectos de la financiación autonómica.

stats