Finanzas públicas
Economía 01/04/2022

La Generalitat solo utilizó un tercio del déficit recomendado en 2021

El Govern gastó 752 M€ más de los que ingresó, un 0,3% del PIB

4 min
Imagen de archivo de la ministra portavoz, María Jesús Montero

BarcelonaEl déficit de la Generalitat de Catalunya -la diferencia entre ingresos y gastos- fue en 2021 de 752 millones de euros, un 0,33% del producto interior bruto (PIB, el indicador que mide la actividad económica), según datos del ministerio de Hacienda presentados por la ministra María Jesús Montero. Así pues, el Govern solo utilizó un tercio de la capacidad de endeudamiento máxima recomendada por el Estado, que era del 1,1% del PIB, a pesar de que legalmente podría haber sido superior, puesto que las reglas de estabilidad presupuestaria impuestas por Bruselas están suspendidas desde el inicio de la pandemia.

Evolución del déficit de la Generalitat
En porcentaje sobre el PIB

2005

2007

2008

2009

2010

2012

2013

2014

2015

2017

2019

2020

2021

2006

2011

2016

2018

-0,22

-0,35

-0,33

-0,38

-0,45

-0,56

-0,56

-0,62

-0,91

-2,15

-2,27

-2,41

-2,60

-2,66

-2,84

-3,86

-5,42

2008

2006

2009

2005

2020

2007

2010

2021

2018

2016

2019

2014

2015

2013

2012

2017

2011

-0,22

-0,33

-0,35

-0,38

-0,45

-0,56

-0,56

-0,62

-0,91

-2,15

-2,27

-2,41

-2,60

-2,66

-2,84

-3,86

-5,42

2008

2006

2009

2005

2020

2007

2010

2021

2018

2019

2016

2014

2015

2013

2012

2017

2011

-0,22

-0,33

-0,35

-0,38

-0,45

-0,56

-0,56

-0,62

-0,91

-2,15

-2,27

-2,41

-2,60

-2,66

-2,84

-3,86

-5,42

La cifra es muy similar al 0,35% del PIB registrado en 2020. De hecho, los dos años de pandemia, con la economía muy afectada, han sido los dos con el déficit más bajo desde 2006, dos años antes del estallido de la crisis financiera global.

La razón de estos déficits tan bajos son los pagos del Estado a las autonomías en materia del llamado Fondo Covid, creado por el Gobierno español para dar liquidez a los ejecutivos autonómicos para hacer frente a gastos extraordinarios derivados de la crisis sanitaria. En 2021, la Generalitat recibió 2.161 millones de euros del fondo covid estatal. En el año anterior, 2020, la cifra había sido más alta, de 3.165 millones, pero el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene previsto mantener estas ayudas este año. Sin este dinero, el déficit catalán habría sido del 1,4%, según fuentes del departamento de Economía .

Esto ha provocado las quejas del conseller de Economía, Jaume Giró, que ha pedido en repetidas ocasiones que se mantengan estas ayudas extraordinarias. De hecho, sin estas ayudas el Govern no habría podido lograr el año pasado un nivel de déficit tan bajo, lo que explica que ahora reclame que la tasa de déficit recomendada para las autonomías para 2022 se suba del 0,6% decidido por el Estado al 1%.

Además, los fondos europeos también han aportado unos ingresos extraordinarios a la Generalitat. Según los datos del ministerio, el año pasado Catalunya recibió 1.608 millones de euros –un 14,2% del total– del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), el instrumento que canaliza el dinero procedente de los fondos europeos Next Generation que la Unión Europea ingresa directamente en el Estado. Hacia 2022, la Generalitat tiene presupuestados unos ingresos por los fondos europeos de 2.142 millones de euros, entre los que provendrán del MRR y los que recibirá el ejecutivo directamente de Bruselas.

Por último, hay un elemento contable que también explica el bajo déficit. Según el sistema de contabilidad pública europeo, la Generalitat ha tenido que contabilizar íntegramente como ingresos de 2021 varios pagos que irá recibiendo de manera fraccionada entre 2021 y 2023. Estos casos incluyen la liquidación de 1.009 millones que el Estado debe a Catalunya por la financiación de los Mossos d'Esquadra y más de 476 millones del Fondo Social Europeo y del FEDER.

Recuperación incompleta

La economía catalana todavía no está plenamente recuperada respecto a los niveles previos al estallido de la pandemia, hace dos años. De hecho, al acabar 2021 el PIB catalán todavía estaba un 2,9% por debajo del nivel del cuarto trimestre de 2019, el último sin coronavirus. Estas cifras contrastan con las de otros países de Europa y las de Estados Unidos, que ya han dejado atrás la crisis del covid y han superado los niveles de actividad de dos años atrás.

A esto hay que añadir que cuando llegó el covid Catalunya ya llevaba dos trimestres seguidos de caídas del PIB, según datos del Idescat –la agencia estadística de la Generalitat–, por lo que entró en la pandemia ya en recesión. Esta recesión se agravó con el coronavirus y en el primer y el segundo trimestre de 2020 la economía catalana se contrajo un 5,1% y un 16,3%, respectivamente, el batacazo económico más grave desde la Guerra Civil.

Déficit cero de media

La media de déficit de las 17 comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla, fue del 0,03%, es decir, se rozó el llamado déficit cero -cerrar el ejercicio con el mismo nivel de ingresos que de gastos-, una reducción respecto al 0,22% de 2020. Baleares, con un sorpresivo superávit del 1,17% si se tiene en cuenta que es una de las autonomías más afectadas por la pandemia debido al elevado peso del turismo en su economía, ha sido la comunidad con un mayor desequilibrio en positivo.

También las dos comunidades con hacienda propia, el País Vasco y Navarra, cerraron 2021 con números verdes, del 0,84% y 1,3% del PIB, respectivamente, mientras que Madrid lo hizo con un 0,3%. De hecho, diez territorios cerraron el año con superávit.

En el otro extremo, Murcia y el País Valenciano, con el 1,4% y del 1,15% respectivamente, fueron las que más déficit registraron el año pasado, un hecho que coincide con el hecho de que son dos de las autonomías que más perjudicadas se consideran por el actual sistema de financiación autonómica.

stats