Economía 14/06/2021

Govern y agentes sociales cierran el acuerdo para movilizar más de 1.000 M€ en ayudas por la pandemia

993,2 millones serán para empresas y autónomos y 60 millones para trabajadores afectados por ERTEs

3 min
El presidente Aragonès con los representantes de los agentes sociales al Palau de la Generalitat.

BarcelonaEl Govern ha querido escenificar este lunes una nueva etapa de relaciones con los agentes sociales con la firma de un acuerdo que prevé más de 1.000 millones de euros de ayudas directas a empresas, autónomos y trabajadores en ERTE o fijos discontinuos que se han visto afectados económicamente por la pandemia de covid-19. En un acto en el Palau de la Generalitat se ha firmado el acuerdo, presidido por el president de la Generalitat, Pere Aragonès, y con la presencia de los consellers de Economía y de Empresa, Jaume Giró y Roger Torrent; los presidentes de las dos principales patronales, Foment y Pimec, Josep Sánchez Llibre y Antoni Cañete; y los secretarios generales en Catalunya de CCOO y UGT, Javier Pacheco y Camil Ros.

Un total de 993,2 millones de las ayudas provienen del Estado y forman parte del real decreto 5/2021 aprobado por el gobierno español en marzo de ayudas directas a las empresas sobreendeudadas por la pandemia pero que son viables. En este caso, sin embargo, la Generalitat ampliará el número de destinatarios, puesto que se pasa del centenar de actividades que recogía el gobierno español hasta 191 sectores. Según el conseller Giró, en este aumento del número de actividades se ha buscado el equilibrio para que las ayudas no acaben siendo insuficientes.

Según ha detallado el conseller Roger Torrent, las ayudas serán para aquellas empresas y autónomos que puedan demostrar una caída de su facturación en 2020 de al menos el 30% respecto al año 2019. Irán hasta los 3.000 euros para aquellos empresarios y autónomos que declaren por estimación objetiva al IRPF; y de 4.000 a 200.000 euros en el supuesto de que declaren por estimación directa. Según Roger Torrent, estas ayudas llegarán a casi 190.000 empresas y autónomos.

En el caso de los trabajadores en ERTE , la partida prevista es de 60 millones de euros que aporta la Generalitat. Las ayudas serán para aquellos que estén o hayan estado en esta situación entre el 1 de enero de este año hasta el 31 de mayo, y serán de 600 euros para los que hayan estado en esta situación hasta tres meses, y de 700 euros para los que hayan estado en ERTE cuatro o cinco meses.

Roger Torrent ha detallado que las correspondientes órdenes para todas estas ayudas —tanto a trabajadores como empresas y autónomos— se publicarán esta misma semana y se abrirán los correspondientes registros para que se puedan pagar a finales de julio. En el caso de los trabajadores no se esperarán los datos del servicio público de ocupación español (SEPE), para evitar problemas y retrasos en la obtención de los datos, y se hará directamente a través de la Generalitat por medio de una declaración responsable.

Concertación social

En su discurso, el president Pere Aragonès ha enmarcado este acuerdo en el Consejo de Diálogo Social, que "ha revalorizado la fuerza de los grandes consensos". Aragonès ha detallado que estas ayudas tienen que servir para "no dejar a nadie atrás" en el impacto socieconómico de la pandemia. Pero también tienen que servir, ha indicado, para "impulsar la transformación" de la economía. Aragonès ha incidido mucho en este pacto con patronales y sindicatos como ejemplo de "la concertación y la búsqueda del consenso y de los acuerdos" que se ha fijado como objetivo su Govern. "Es gracias a los acuerdos que este país avanza", ha asegurado el president.

Pere Aragonès también ha destacado la "movilización sin precedentes de recursos" que conlleva este pacto con los agentes sociales y, a pesar de que ha reconocido que era consciente de que las ayudas son insuficientes, ha remarcado que "no se tienen que ningunear". Además, ha animado a los agentes sociales a seguir buscando pactos con el ejecutivo. "Tenemos que continuar en esta dinámica", ha indicado. Da así por comenzada "una nueva etapa" basada en este diálogo y concertación "que tiene que ser una forma de gobernanza". "Es el primer paso, vendrán muchos más", ha concluido.

stats