Precios
Economía 13/07/2022

La inflación bate un nuevo récord en Catalunya

La energía continúa impulsando al alza los precios, que no rompen la barrera del 10% de incremento

3 min
La gasolina y otros productos energéticos son la causa principal del alta inflación.

BarcelonaLos precios de bienes y servicios de consumo crecieron un 9,7% en comparación con hace un año en Catalunya en el mes de junio, según datos del índice de precios al consumo (IPC) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra es la más alta desde el 2002, el primer año en el que el INE empezó a publicar datos por comunidades autónomas, pero queda por debajo de la barrera simbólica del 10%, que sí que se superó a nivel español.

De hecho, los datos del INE confirman las cifras al conjunto del Estado avanzadas hace unas semanas, que situaron la escalada de precios en el 10,2% interanual . Tanto a nivel español como catalán, la subida del IPC en junio respecto a mayo fue del 1,9%.

Combustibles, carburantes y electricidad son los elementos que más crecen de la cesta de la compra de los ciudadanos, junto con la fruta y los paquetes turísticos, en este último caso por la elevada demanda de vacaciones después de dos años de pandemia. La causa principal de estos aumentos de los productos energéticos es el encarecimiento continuado del gas natural y del petróleo provocado por la invasión rusa de Ucrania.

Desde el Col·legi d'Economistes de Catalunya, sin embargo, se advierte que la cifra especialmente negativa es la de la inflación subyacente, que es la que descuenta la energía y los alimentos frescos, más volátiles. A nivel español –el INE no lo desglosa por autonomías–, se confirma también el 5,5% interanual de junio, una cifra muy elevada y que preocupa a los expertos.

"A medida que va creciendo, significa que la inflación está más dispersa y que toca a más productos" más allá de carburantes y electricidad, ha indicado Jordi Goula, miembro de la comisión de economía catalana del Col·legi, en la presentación del informe sobre coyuntura económica. Goula ha destacado también que en Europa los incrementos de precios tienen su raíz en problemas de oferta, básicamente los mencionados encarecimientos de materias primeras energéticas, mientras que en otros lugares como Estados Unidos sí que hay un sobrecalentamiento de la actividad que ha llevado a un fuerte incremento del consumo y aumentos salariales que empujan al alza el IPC.

Revisión a la baja del crecimiento

Los miembros de la comisión del Col·legi d'Economistes esperan revisiones a la baja de las previsiones de crecimiento para el 2022 en Catalunya y España. De hecho, algunos sectores ya hablan de retraso de la actividad –este martes la patronal Pimec publicó un informe sobre comercio que lo constataba–, a pesar de que la mayoría de instituciones esperan que los datos de crecimiento se mantengan positivos tanto en 2022 como en 2023.

En este sentido, el informe del Col·legi ha destacado tanto el índice de confianza empresarial como los datos de inversión de las empresas, que están siendo positivos y son muestras de "confianza en la economía", según Goula, a pesar de las nubes negras a nivel internacional por la guerra, la escasez de productos energéticos y de cereales y los problemas logísticos a raíz de las restricciones para frenar el covid en China.

Medidas del gobierno español

El martes el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, anunció un nuevo paquete de medidas que incluye impuestos extraordinarios sobre los bancos y sobre las compañías eléctricas. "Es evidente que están obteniendo beneficios extraordinarios y quizás no es nada mala idea" tasarlos, ha indicado Albert Carreras, miembro de la comisión y a la vez catedrático de economía en la UPF, sobre los resultados de las empresas energéticas. Carreras considera que un impuesto tiene menos impacto en el funcionamiento del mercado pero puede tener los mismos beneficios de redistribuir el coste de la electricidad porque no afectan tanto a las familias con menos recursos.

Donde ha estado más crítico ha sido con la gratuidad de los Cercanías. "Políticamente es muy agresivo", ha indicado Carreras, puesto que el gobierno español "se pone en la gestión" del servicio, que es competencia de la Generalitat, pero "no arregla" ninguno de los problemas que tiene Cercanías en Catalunya y que dependen del Estado, como la falta de inversión en reparaciones de vías o de "material móvil", es decir, nuevos convoyes. "El Estado invita pero quien paga es la Generalitat", ha remachado.

stats