Economía 30/03/2022

Los supermercados podrán limitar de forma "extraordinaria" el acaparamiento de artículos

El gobierno español introduce la medida en el plan de choque para hacer frente al impacto económico de la guerra, que durará hasta el 30 de junio

2 min
Una compradora  En un establecimiento de una gran cadena de supermercados en Sagunto.

MADRIDEl plan de choque para hacer frente a las consecuencias económicas derivadas de la crisis energética y la guerra en Ucrania esconde más de un cambio legislativo hasta ahora no conocido. La norma, que se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este miércoles, incluye que los supermercados puedan limitar la cantidad de productos que pueden ser adquiridos por los compradores. En concreto, se modifica la Ordenación del Comercio Minorista y se establece que "ante circunstancias extraordinarias o de fuerza mayor", los establecimientos comerciales podrán "suspender con carácter temporal la prohibición prevista de limitar la cantidad de artículos que puedan ser adquiridos", recoge el BOE.

El gobierno español introduce esta medida después de dos semanas en las que la huelga de transportistas, pero también la guerra de Ucrania, denominado el "granero de Europa", han tenido consecuencias en diferentes supermercados del Estado. De hecho, las grandes cadenas han empezado a limitar las ventas de aceite de girasol, un producto elaborado a partir de unas semillas que en su mayoría proceden de Ucrania.

La normativa que regula el Comercio Minorista establece que los comerciantes "no pueden limitar la cantidad de artículos que pueden ser adquiridos por un comprador ni establecer precios más elevados o suprimir reducciones o incentivos para que las compras no superen un determinado volumen" y solo establece la excepción "temporal" de medidas de limitación en caso de que el supermercado no tenga existencias suficientes de un producto concreto. Ahora, sin embago, el gobierno español permitirá que hasta el 30 de junio –el plan de choque durará hasta esta fecha, si bien el gobierno español ya ha abierto la puerta a prorrogarlo si hace falta– los supermercados puedan controlar el acaparamiento de productos por parte de clientes.

Ahora bien, las semillas de girasol no son el único producto que se ha visto afectado por la guerra. también lo está el cereal y el aceite vegetal. De hecho, el país es el gran proveedor de este producto a Catalunya y España: un 70% del que llega es ucraniano. Esto impactó directamente en las empresas que trabajan con este tipo de condimento, hasta el punto que han puesto la opción del cierre sobre la mesa .

stats