Energía
Economía 26/04/2022

Luz verde de Bruselas a España y Portugal para limitar el precio del gas alrededor de los 50 euros

Se establecerá un mecanismo para desvincular su coste del de la luz durante doce meses

3 min
Primer plano de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en una imagen de archivo

BruselasAcuerdo con Bruselas para que España y Portugal puedan poner límite al precio del gas alrededor de los 50 euros/MWh, una medida que tendrá una duración de doce meses para abaratar el precio de la factura de la luz. Justamente hace un mes que el presidente español, Pedro Sánchez, volvía de una dura cumbre de líderes en Bruselas con la promesa de sacar adelante la medida, pero han hecho falta intensas negociaciones entre la Comisión Europea y Madrid y Lisboa, que presentaron una propuesta más ambiciosa para limitar el gas a 30 euros. Pero Bruselas lo veía con preocupación porque temía que perjudicara el mercado único europeo energético.

La vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha reunido este martes en Bruselas con la vicepresidenta de la Competencia, Margrethe Vestager, y su homólogo portugués, José Duarte Cordeiro, justamente para desencallar el plan en una reunión que ha durado unas dos horas. A la salida han anunciado "un acuerdo político" que solo requiere algunos detalles técnicos, han asegurado. Los dos gobiernos, pues, tienen el visto bueno de la Comisión para fijar el tope, pero habrá que terminar los últimos flequillos antes de que el ejecutivo comunitario anuncie oficialmente el acuerdo. "Es un instrumento temporal, con una duración de doce meses, que busca desvincular el precio del gas del de la factura de la luz", ha aclarado la vicepresidenta Ribera, que ha insistido junto a Duarte que las negociaciones han sido intensas, duras y técnicas. El instrumento empezará con un tope de 40 euros para el gas y evolucionará hasta un tope medio de 50 euros.

Según ha aclarado Ribera, el gobierno español prevé llevar la medida al consejo de ministros de la semana que viene para que pueda entrar en vigor a principios de mayo y así todos los consumidores ya lo noten en la factura del mes que viene. También ha asegurado que durante la reunión se ha hablado sobre las interconexiones con el resto de Europa, particularmente con Francia. Hay que recordar que una de las reivindicaciones de estos dos gobiernos es que la península Ibérica es una "isla energética" con menos interconexiones energéticas que la media de países de la UE, a pesar de estar regulada por las mismas condiciones. Este reconocimiento fue el que arañaron Sánchez y su homólogo portugués, António Costa, de la última cumbre europea. Por eso Ribera ha asegurado que han conseguido el compromiso de Bruselas de impulsar estas interconexiones.

Debate sobre el precio

De hecho, una de las cuestiones que entorpecían las negociaciones ha sido el precio al que España vendería su gas o su electricidad a Francia, que recientemente ha incrementado las compras al Estado porque sus centrales nucleares trabajan a medio gas. El Estado había propuesto que el tope del precio del gas solo beneficiara al consumo interno y no a la exportación, pero finalmente Francia también se aprovechará. A cambio, ha dicho Ribera, se tendrá que conseguir este incremento de interconexiones con Francia, una reivindicación que ya viene de lejos.

Las negociaciones no solo han sido complicadas por las reticencias del ejecutivo comunitario, sino también porque las empresas del sector las han complicado . Los operadores de los mercados eléctricos de los dos países enviaron el 22 de abril una carta a las secretarías de estado de Energía de España y Portugal en la que alertaban que "la potencial intervención del mercado no alineada con la UE originará un importante riesgo regulador y pondrá en entredicho la credibilidad necesaria durante el proceso de formación de los precios".

stats