Economía 01/07/2021

El Mobile cierra una "edición de transición" sin cifras y ya mira al 2022

Fira de Barcelona celebra que el congreso se haya podido hacer a pesar de las fuertes medidas anticovid

3 min
Un cartel anuncia la próxima edición del Mobile durante la última jornada de congreso.

L'Hospitalet de Llobregat"El balance es muy positivo", "estamos contentos", "la percepción es de satisfacción"... Al director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, le ha tocado este jueves hacer el diagnóstico de cierre del Mobile más atípico de los 15 que se han celebrado de momento en Barcelona. Por primera vez, sin embargo, lo ha tenido que hacer sin el dato total de asistentes que proporciona la GSMA. La patronal organizadora del congreso, que estimaba entre 25.000 y 35.000 participantes, todavía no ha facilitado el recuento de visitantes que han pasado estos días por los pabellones de Gran Via.

El mensaje de Serrallonga ha sido optimista, a pesar de admitir que la de 2021 ha sido una "edición de transición" hacia la próxima, cuando ya se espera volver a un congreso más parecido al de 2019. Los congresistas que todavía paseaban por la Fira podían ver en las señales luminosas un anuncio que les recordaba su próxima cita: del 28 de febrero al 3 de marzo de 2022, el Mobile prevé recuperar su espacio de siempre en el calendario ferial. "Estos días hemos sido el centro de atención y de seguimiento para todo el sector de los congresos de Europa", ha asegurado Serrallonga.

El director general de la Fira considera que se ha demostrado que es posible organizar grandes acontecimientos y a la vez cumplir con las medidas de seguridad anticovid. Esta semana el recinto ha tenido que convertir buena parte de uno de los pabellones donde otros años había estands de grandes empresas tecnológicas en un imponente dispositivo de tests de antígenos. "Hemos conseguir generar confianza. Todo ha funcionado muy correctamente", ha destacado Serrallonga. En este sentido, también ha reconocido que el buen ritmo de la campaña de vacunación y la coordinación con el departamento de Salud se lo han puesto fácil.

El directivo ha agradecido el "coraje" de GSMA, que, después de una edición cancelada con las primeras señales del estallido de la pandemia, ha apostado por ser uno de los primeros grandes congresos en reabrir. Aún así, también ha avanzado que la transición hacia la medida habitual del congreso (ha pasado de ocupar ocho pabellones de la Fira a tres) será progresiva. "Si el Mobile era como correr un maratón, antes tienes que hacer una carrera de 10.000 metros", ha apuntado Serrallonga a las puertas del recinto, después de "cuatro días intensos". El contrato de GSMA con Barcelona tiene el 2024 como fecha de caducidad.

Más visibilidad para las empresas locales

El director general de la Fira también ha querido ver la cara buena de este Mobile de mínimos en la visibilidad que han conseguido muchas start-ups locales. "En el 4YFN (el hermano pequeño del congreso, dedicado a las tecnológicas más jóvenes) hemos tenido más de 350 empresas que han podido enseñar al mundo sus innovaciones. "Nos consta que muchos expositores están satisfechos de haber hecho la apuesta de estar aquí e invertir su tiempo", ha añadido Serrallonga. Así pues, ha reivindicado que a pesar de que el acontecimiento no ha tenido las dimensiones de años anteriores también se ha podido demostrar "el impacto de la tecnología móvil en nuestras vidas" en un año tan conectado como el 2020.

Quien ya ha proporcionado datos sobre los visitantes de su estand es la Generalitat. El Govern asegura que los proyectos y empresas expuestas han captado la atención de 8.303 congresistas a lo largo de esta semana, un 70% de los visitantes de la última edición, según datos de Foot Analytics, una de las compañías catalanas participantes.

stats