Economía 12/04/2022

La OPEP se enroca y se resiste a enfriar el precio de la energía

El cártel aguanta la presión de Occidente mientras la inflación se dispara un 8,5% en EE.UU., el máximo en 40 años

4 min
Ahir el precio del barril de petróleo quedó en negativo.

BarcelonaLa OPEP ha dicho que no. La actual situación inflacionaria había llevado a Estados Unidos y la Unión Europea a presionar a los países productores y exportadores de petróleo que forman parte de la OPEP para que aumentaran la producción. Ayer lunes la comisaria de Energía europea, Kadri Simson, se encontró en Viena con el secretario general de la organización, Mohamed Sanusi Barkindo, para pedirle que el cártel aumente sus cuotas de producción para evitar un encarecimiento del oro negro.

Pero no parece que la presión occidental haya tenido ningún efecto y la OPEP se resiste a enfriar el precio del petróleo y mantiene su hoja de ruta de aumentar la producción en solo 432.000 barriles diarios a partir del mes de marzo. Argumenta que la demanda no crecerá, tanto por la incertidumbre por la invasión de Ucrania y las sanciones occidentales a Rusia como por los nuevos confinamientos por el covid en la China. La OPEP cifra el consumo de petróleo previsto este año en 100,5 millones de barriles diarios, 480.000 barriles diarios menos de los que calculaba hace un mes.

"Podríamos ver potencialmente la pérdida de más de 7 millones de barriles por día de petróleo ruso y otras exportaciones de líquidos, como resultado de las sanciones actuales y futuras u otras acciones voluntarias”, ha afirmado Barkindo, que ha añadido: "Teniendo en cuenta las perspectivas actuales de la demanda, sería casi imposible sustituir una pérdida de volúmenes de esta magnitud”.

Pese a la incertidumbre del impacto que las sanciones occidentales puedan tener en la extracción rusa, segundo productor mundial de petróleo, la OPEP cree que Rusia, estado aliado desde el 2016 con la OPEP en lo que se denomina OPEP+, puede aumentar la producción un 4%, hasta 11,23 millones de barriles diarios.

Pero se prevé un cambio en el mercado causado por la guerra de Ucrania y las sanciones a Rusia. Como Occidente intenta comprar menos petróleo a Moscú, las rutas de transporte marítimo son más largas (y más caras). La OPEP ha detectado que cada vez más petróleo de Asia y Oriente va hacia Europa, lo cual hace pensar que Rusia derivará sus exportaciones hacia Asia.

Justo es decir que en marzo los diez países socios de la OPEP que participan en el acuerdo para limitar la producción con Rusia y otros aliados bombearon 2,8 millones de barriles diarios menos de la cuota prevista para el tercer mes del año. Los países de la OPEP+ extrajeron 22,198 millones de barriles diarios, a pesar de que la cuota prevista para marzo era de 25,061 millones de barriles diarios.

Inflación desbocada en EE.UU.

Con el aumento del precio de la energía, la inflación en Estados Unidos se disparó hasta el 8,5% en marzo, seis décimas más que en febrero. Es la tasa más alta desde diciembre del año 1981, según los datos publicados por la oficina de estadística federal, que ha señalado como causas de este gran crecimiento los precios la energía, los alimentos y la vivienda. La energía, cada vez más cara por la guerra de Ucrania, fue la principal palanca del aumento de precios, con un incremento del 32% los últimos doce meses y un 11% más que en febrero .

A pesar de que los precios ya se habían empezado a disparar en EE.UU. antes del ataque a Ucrania, la Casa Blanca no duda en culpar de la inflación la crisis bélica. La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, no ha dudado en denominar la actual inflación como "la subida de precios de Putin".

La guerra no solo incidirá en el mercado del petróleo, sino que también afectará a todo el comercio mundial. Lo pronostica la Organización Mundial del Comercio (OMC), que ha rebajado las previsiones este martes. La OMC cree que el comercio de mercancías mundial crecerá un 3% en 2022, respecto a su previsión anterior del 4,7%. Para hacerse una idea del frenazo, el año pasado el comercio mundial creció un 9,8%. La OMC liga este crecimiento más bajo al hecho de que el PIB mundial aumentará un 4,1%, mientras que la previsión anterior era del 5,7%.

"La guerra de Ucrania ha causado un inmenso sufrimiento humano, pero también ha perjudicado la economía mundial en un momento crítico", ha dicho la directora general de la organización, Ngozi Okonjo-Iweala, que ha destacado que en un momento de crisis "hace falta más comercio para asegurar un acceso estable y equitativo a los artículos de primera necesidad".

Además, la OMC ha reclamado corredores humanitarios para que los labradores de Ucrania puedan exportar sus cosechas, dado que es uno de los principales productores de grano del mundo. Si la cosecha de cereales de julio no puede salir del país, los alimentos subirán de precio en todas partes. "Los precios de los alimentos continuarán subiendo y los pobres serán los más afectados por la presión inflacionista", ha alertado la directora de la OMC, que ha advertido que ya se están viendo estallidos sociales por este motivo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) también se ha referido al comercio y ha recomendado a empresas y estados que aumenten la diversificación del origen de sus importaciones y que sean sustitutivas entre sí. Es la receta del FMI para amortecer los shocks comerciales mundiales.

stats