Barcelona
Estilo  /  Gastronomía 02/06/2022

La mejor gastronomía de Barcelona vuelve al Tast a la Rambla

36 restaurantes ofrecerán platos a 5 euros en la octava edición de esta cita, que empieza el jueves y acabará el 6 de junio

5 min
Una edición anterior de la cita

BarcelonaEl Tast a la Rambla vuelve a Barcelona y quiere demostrar que la gastronomía de la ciudad ha recuperado el pulso de la buena cocina. 36 restaurantes ofrecerán desde este jueves hasta el lunes platos a 5 euros en la rambla de Santa Mònica que se podrán maridar con vinos de las diferentes denominaciones de origen del Estado y también con cerveza Estrella Damm, patrocinador principal. Además, la feria quiere ser un escaparate de sostenibilidad (todo el material ofrecido será compostable) y a la vez se declara muy arraigada con el barrio, en Ciutat Vella. Por eso contará con la colaboración del Casal dels Infants del Raval y, acabada la feria, se hará una donación a la Fundación Tot Raval.

“Esta edición durará más días que otras ediciones porque el lunes coincide con la segunda Pascua y por eso hemos pensado en alargarla un día más”, explica Fermín Villar, presidente de la Asociación de Amics de la Rambla y coorganitzador del Tast a la Rambla, que añade que la cita quiere atraer a los barceloneses, pero este año también los turistas. “Se la encontrarán cuando paseen y por eso hemos pedido a los cocineros que hagan previsiones de más cantidad de platos que otros años”, señala Villar.

La previsión será de entre 5.000 y 6.000 raciones entre todos los días y se venderán a un precio más alto que en años anteriores. “Montar la feria, con el coste del transporte y de la gasolina, supone un 35% más de lo que nos costaba otros años”, subraya Roser Torras, del grupo de comunicación GSR y coorganizadora de la cita. Ahora bien, la feria ofrece actividades gratuitas de prestigio, como los showcookings, en los que restaurantes provenientes de las regiones invitadas (Castilla-La Mancha y Asturias) explicarán su cocina. Concretamente, el sábado será el día destinado a la cocina de Asturias y el domingo a Castilla-La Mancha. También habrá talleres y actividades de los cocineros Oriol Castro y Nil Dulcet, del restaurante Disfrutar (sábado 4 a las 18 h), o la del cocinero Takeshi Somekawa, del restaurante Dos Pebrots (lunes 6 de junio a las 13 h), que explicará la filosofía ancestral para la sostenibilidad. Y otros de pasteleros y también sobre la variedad de vino malvasía, cultivada en Lanzarote, que también está invitada a la feria. El director de la bodega Lágrima de Malvasía Volcánica, Fernando Arraez Bravo, explicará cómo son los vinos que elaboran con la variedad que también se cultiva en casa nuestra, como por ejemplo en Sitges.

Uno de los platillos que se podrán probar en la cita

Siguiendo el hilo del número de las raciones, la propietaria del restaurante Moka, Anna Matamala, explica que ellos harán 6.000. “Concretamente serán 24.000 croquetas, porque cada plato estará compuesto por dos croquetas de bacalao con pimienta roja de Vera y dos de queso parmesano y tomate seco ”, dice Matamala, que afirma que ha apostado por las croquetas por dos motivos: primero porque son fáciles de comer de pie (a pesar de que también habrá mesas de degustación) y porque las croquetas del Moka “nadie las puede comparar con las de su casa”. En este punto, Matamala se explica bien, porque con las croquetas “todo el mundo tiene un referente con las de su casa y esto pasa especialmente con las de pollo o las de asado”. En cambio, “con nuestras croquetas, que son de gustos diferentes, no es así, y por eso no se pueden buscar referentes personales”.

Por su parte, el pastelero Albert Roca, de la pastelería Sant Croi, ofrecerá los postres Crocant Exòtic. “El aspecto es como el de las barras clásicas de crocant y el gusto es de sorbete de mango con un cremoso de té de rosa”, dice Roca, que explica que con esta creación ganó el concurso de helados del Estado el mes de febrero pasado. “En el concurso no lo presenté en el formato que ahora lo llevo al Tast a la Rambla, porque querría que fuera más postres –como un trozo de pastel–, pero de gusto será exactamente como el que me hizo ganar el concurso”, dice Roca, que comenta que es la primera vez que participa en el Tast a la Rambla. “Para nosotros el Tast a la Rambla es como una gran fiesta, de gastronomía de Barcelona, a la cual nos invitan, y además sabemos que nos puede aportar mucho, imágenes, clientes y nombre”, dice el pastelero Albert Roca.

Además de croquetas y crocants, también habrá platos de pescado. El cocinero Jordi Esteve preparará tartar de salmón de Alaska con gazpacho de guindilla y aceite de oliva, y una emulsión (como uno alioli) de kimchi. “Es una mezcla de gustos y de colores, porque tenemos el rojo del salmón, el verde del gazpacho y el rosado de la emulsión”, dice el cocinero, que sostiene que la pesca del salmón de Alaska es sostenible y es un pescado con mucho gusto. “Quiero dar a conocer un salmón de calidad, que es muy diferente de aquellos a los que estamos acostumbrados”. Además, “con el calor que está prevista los días de la feria, el salmón estará fresquito y apetecerá de comer”.

El punto exótico lo aportará, entre otros, el cocinero Ivan Surinder, que cocinará el butter chicken pav, conocido popularmente como la hamburguesa india. “Es la elaboración que teníamos en la carta con la que abrimos el restaurante Mirch (que quiere decir picante en indio), inaugurado un mes antes de que empezara la pandemia”, y que está situado en la calle Àngels de Barcelona. Pan de brioche con pollo cocinado al estilo tendur, y después frito con harina panko, en la cual se impregna bien el curry, y que el cocinero completa con salsa de yogur y un poco de menta. “En cada mordisco es una combinación de gustos y texturas”, explica Surinder. Para empezar, está la suavidad del brioche, acompañado del crujiente del pollo, y todo ello con los gustos que aportan el curry, el yogur, la menta, el pollo y el pan. “Mi previsión es preparar 700 cada día”, y también “hacer conocer el restaurante Mirch, que he abierto con el objetivo de que se convierta en el hermano pequeño del Tandoor”.

Cocineros y pasteleros, pues, demostrarán su fortaleza en la feria. “El Tast a la Rambla servirá esta edición, más que nunca, para demostrar la buena salud que tiene la gastronomía de Barcelona”, afirma Roser Torras, que señala que el Tast quiere mostrar que “los restaurantes vuelven a hacer su trabajo, vuelven a ser lo que eran y ahora tienen más fuerza que nunca”.

Para acabar, el presidente de la Asociación de Amics de la Rambla, Ferran Villar, señala que este año de los 36 restaurantes participantes 14 están situados en Ciutat Vella, “y 8 son socios de la asociación”. Los datos son relevantes, considera Villar, porque revelan que “en Ciutat Vella hay una buena oferta gastronómica”. De hecho, una vez acabada la feria, dice, “recomiendo a los barceloneses que consulten la página web, en la que tenemos la lista de todos los restaurantes, porque es una buena guía de dónde ir a comer”.

stats