Escandinavia
Internacional 14/10/2021

El asesino del arco y las flechas de Noruega es un danés converso con vínculos con el yihadismo

El autor, que está detenido, mató a cinco persones este miércoles al atardecer

3 min
Cordó policial a Kongsberg después de los ataques

BarcelonaUn hombre armado con un arco y flechas mató a cinco personas e hirió a dos más este miércoles al atardecer en la localidad noruega de Kongsberg, unos 70 kilómetros al suroeste de la capital, Oslo. Los heridos están graves, pero no se teme por su vida. El autor del ataque, que empezó a las cinco y media de la tarde, fue detenido, ileso, y la policía cree que actuaba solo. Se trata de un hombre danés de 37 años que vive en la misma población y al que la policía tenía identificado por posibles conexiones con el islamismo radical.

Según ha explicado este jueves el jefe de la policía regional, Ole Bredrup Sæverud, el hombre se había convertido al islam, y la policía había tenido contacto con él previamente por sospechas de "radicalización". Aún así, ha dicho que todavía es demasiado pronto para concluir cuáles han sido los motivos del ataque.

El atacante, que llevaba otras armas además del arco y las flechas, ha sido interrogado durante la noche y ha admitido que fue el autor de los hechos, según la fiscal de instrucción del caso, Ann Iren Svane Mathiassen, que ha añadido que se ha mostrado cooperativo.

A pesar de que la policía trabaja con la hipótesis de que actuó solo, Sæverud ha remarcado que la investigación sigue en marcha para "estar completamente seguros". Según la prensa local, el hombre habría disparado desde dentro de un supermercado de esta población de 28.000 habitantes.

La policía recibió varias llamadas alertando de un hombre armado hacia las seis y cuarto de la tarde de este miércoles. A las 18.18 h, las primeras patrullas llegaron al lugar de los hechos y tuvieron el primer contacto con el atacante, que disparó con flechas contra los agentes y se escapó. "Por lo que sabemos, parece razonablemente claro que alguna de las víctimas, si no todas, murieron después de este primer contacto de la policía con el atacante", ha admitido Sæverud, que ha asegurado que tendrán que sacar lecciones. Las personas que murieron son cuatro mujeres y un hombre, todos entre 50 y 70 años.

Una mujer que presenció el ataque dijo a la cadena TV2 que oyó gritos y vio "a un hombre en una esquina con una bolsa con flechas a la espalda y un arco en la mano. Después todo el mundo corría para buscar protección, incluida una mujer que llevaba a una criatura cogida de la mano".

Se montó un amplio despliegue policial y el atacante fue detenido treinta minutos después de empezar a disparar, en un breve enfrentamiento con los agentes. La alcaldesa del pueblo, Kari Anne Sand se mostró conmocionada: "No tengo palabras",

La policía, armada

Excepcionalmente, la policía anunció que patrullará armada en todo el país: en circunstancias normales los agentes no van armados, sino que solo tienen acceso a pistolas y rifles cuando se considera necesario. “Es una precaución extra, por ahora no tenemos indicio de que haya que cambiar el nivel de alerta”, dijo el cuerpo en un comunicado. Entre los heridos hay un policía que se encontraba en el supermercado fuera de servicio.

El ataque coincidió con el último día del gobierno de la primera ministra conservadora Erna Solberg, en funciones desde el 13 de septiembre. “Todavía es demasiado pronto para decir nada sobre el motivo”, dijo en una comparecencia a las diez y media. “Entiendo que mucha gente tenga miedo, pero la policía tiene la situación controlada”. Hace diez años el país sufrió el ataque del neonazi Anders Breivik, que dejó 77 muertos entre la capital y un campamento de las juventudes socialdemócratas. Este jueves se tiene que constituir el nuevo gobierno salido de las elecciones, una coalición de centroizquierda en minoría liderada por el laborista Jonas Gahr Støre.

stats