Italia
Internacional 16/10/2021

CasaPound, 20 años de ocupación fascista en el centro de Roma

El desahucio del edificio ocupado por este movimiento neofascista se ha convertido en una arma política

2 min
Sede del movimiento neofascista CasaPound

RomaLa sede de CasaPound se encuentra en un viejo edificio a dos calles de distancia de la estación de trenes de Termini, en el multicultural barrio del Esquilino, en Roma, entre tiendas de ropa regentadas por chinos y bazares pakistaníes. Si no fuera por la bandera con el logo que preside la fachada, nadie diría que en este inmueble de seis plantas se encuentra el cuartel general de uno de los movimientos neofascistas que más rápido se ha expandido en Italia. Y eso a pesar de que la ley castiga la apología del fascismo, aunque en la práctica solo se limita a sancionar los actos que tienen como objetivo resucitar el partido fundado por Benito Mussolini.

CasaPound ocupó el edificio en 2003 y lo dividió en apartamentos donde viven decenas de militantes. Desde entonces todas las administraciones han amenazado con desalojarlos, pero ya sea por cuestiones burocráticas o por falta de voluntad, ninguna lo ha logrado, transformando el desahucio en un arma política.

Esta semana, el candidato del Partido Democrático (PD) a la alcaldía de Roma, Roberto Gualtieri, ha asegurado que su primera decisión como alcalde será expulsarlos “inmediatamente”. “Habría que preguntarse por qué durante 20 años se ha tolerado esa ocupación”, lanzó. 

Elecciones en Roma

Gualtieri, exministro de Economía en el último gobierno de Giuseppe Conte, se enfrenta en la segunda vuelta de las elecciones municipales que se celebran este domingo y lunes a Enrico Michetti, un desconocido abogado elegido para representar a la coalición conservadora de Matteo Salvini, Giorgia Meloni y Silvio Berlusconi, que lleva en sus listas a varios miembros de Casa Pound y de Forza Nuova, el partido liderado por el exterrorista Roberto Fiore, que está detrás de los disturbios de la semana pasada en la capital. 

La sede del comité electoral de Michetti apareció este viernes vandalizada con frases donde se podía leer: “Fascista, acuérdate de Piazzale Loreto”, en referencia a la plaza de Milán donde fue asesinado Mussolini. “Yo soy antifascista. En mi vida solo he tenido el carnet de un partido: el de la Democracia Cristiana”, se defendió.

Su candidatura se ha visto salpicada también por un artículo que escribió hace años en el que hipotizaba un trato de favor hacia las víctimas del Holocausto frente a los casi 20.000 italianos asesinados durante la dictadura socialista en la antigua Yugoslavia, porque éstos últimos, “no eran propietarios de bancos ni pertenecían a lobbys”. Un análisis que se vio obligado a rectificar tras la indignación de la comunidad judía en Roma. 

stats