El ataque ruso en Ucrania
Internacional  /  Europa 28/07/2022

Una investigación revela contactos del Kremlin con Salvini para hacer caer el gobierno italiano

La sombra de Putin irrumpe en la campaña electoral de Italia, que volverá a las urnas el 25 de septiembre

4 min
Matteo Salvini, líder  de la Liga Norte, en una intervención.

RomaLa sombra del presidente ruso, Vladímir Putin, irrumpe en la campaña electoral en Italia, que volverá a las urnas el 25 de septiembre, seis meses antes de lo previsto. Una investigación periodística ha revelado este jueves los presuntos contactos entre el Kremlin y la Liga de Matteo Salvini con el objetivo de desestabilizar el país en las semanas previas al estallido de la crisis política que barrió al primer ministro, Mario Draghi .

El diario La Stampa reconstruye a través de fuentes de los servicios de inteligencia italianos los contactos entre un alto funcionario de la embajada rusa en Roma, Oleg Kostiukov, y el asesor para las relaciones internacionales de la Liga, Antonio Capuano, muy próximo al líder del partido. Estos contactos tuvieron lugar a finales de junio. En una de las conversaciones, el funcionario ruso, subdirector de la oficina política de la legación diplomática, habría preguntado a Capuano si la Liga tenía intención de retirar los ministros de la coalición de gobierno y dejar caer el ejecutivo. Un escenario que, de hecho, se consumó solo un mes después, cuando el Movimiento 5 Estrellas y la coalición de centroderecha rechazaron apoyar a Draghi en una votación clave en el Senado.

Solo unas horas después de que el primer ministro italiano anunciara su dimisión, el expresidente ruso Dmitri Medvédev, mano derecha de Vladímir Putin, publicó en las redes sociales una foto de Mario Draghi y del también dimisionario premier británico Boris Johnson acompañada de un sibilino comentario: “¿Quién será el próximo?”

Tradición de alineamiento con Moscú

La guerra en Ucrania ha retratado las filias y fobias de los partidos populistas italianos, tradicionalmente alineados con Moscú. “Italia está en primera fila entre los que adoptan y promueven sanciones antirrusas. Para nosotros ha sido una sorpresa. Estábamos acostumbrados a la idea de que Italia, gracias a su historia, sabía distinguir entre el blanco y el negro”, reconoció antes de la crisis política el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en una polémica entrevista emitida en una de las televisiones de Silvio Berlusconi .

El ministro de Asuntos exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en su visita a Uganda.

Los presuntos contactos entre el asesor leguista y el funcionario ruso también coinciden en el tiempo con el fallido viaje de Matteo Salvini a Moscú para erigirse como mediador en el conflicto con Ucrania, a las espaldas de Draghi. Una misión diplomática –financiada por la embajada rusa en Roma– que finalmente Salvini tuvo que abortar pero que en Italia fue interpretada como una demostración más de los estrechos lazos que unen el Kremlin con el partido ultraderechista, al cual la Fiscalía de Milán investigó el 2019 por presunta financiación irregular por parte de oligarcas rusos.

A pesar de que no es la primera vez que se especula con una presunta responsabilidad del Kremlin en la crisis italiana, las recientes revelaciones han irrumpido como un tsunami en plena campaña electoral. Y ni siquiera la explicación del líder de la Liga, que no ha desmentido que el contacto haya existido, ha contribuido a calmar las aguas. “He trabajado y trabajo por la paz y para parar esta maldita guerra. No creo que Putin esté detrás de la planta de conversión de residuos en Roma”, ha intentado justificar Salvini, aludiendo al proyecto de construcción de una incineradora en la capital que estaba incluido en el decreto que el Movimiento 5 Estrellas se negó a avalar, cosa que hizo estallar la crisis en el ejecutivo. Italia "está con la OTAN, pero también busca tener buenas relaciones con Putin", ha añadido.

Hermanos de Italia se distancia

El líder del Partido Democrático, Enrico Letta, ha definido como “inquietante” la información y ha exigido a Salvini que aclare cualquier duda respecto a la posible relación de su formación con el presidente ruso. “La campaña electoral se inicia de la peor manera. Queremos saber si Putin es el responsable de la caída del gobierno Draghi”, ha exigido Letta, que anunció que pedirá la intervención del Comité Parlamentario para la Seguridad de la República (Copassir), que controla los servicios de inteligencia.

Una solicitud a la que se ha unido el ministro de Exteriores en funciones, Luigi Di Maio, que ha advertido de la influencia rusa en la actual campaña electoral. “Debemos estar alerta”. Y ha añadido: “Salvini tiene que explicar las relaciones con Rusia los mismos días en que se hacía pagar en rublos un billete para Moscú”.

Los presuntos contactos con hombres próximos al presidente ruso podrían pasar factura al líder de la Liga incluso dentro de la coalición de centroderecha con la que se presentará a los comicios. Ante el silencio de Fuerza Italia de Silvio Berlusconi, que nunca ha renegado de su histórica amistad con Putin, el tirón de orejas ha llegado desde Hermanos de Italia. El partido de Giorgia Meloni, que lidera las encuestas, ha intentado poner distancias con su socio y ha reivindicado su política exterior. “Los asuntos internacionales se tienen que aclarar. Hermanos de Italia está del lado de Occidente, de nuestros aliados, porque es correcto y útil para Italia”.

stats